lunes, 12 de agosto de 2019

FEDERICO GARCIA, XX FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

FEDERICO GARCIA


Y llegamos al final del XX Festival de Teatro de Olite, y el director de esta locura que viene repitiéndose de manera ininterrumpida durante las dos últimas décadas, propuso como broche de oro la presentación en Olite un espectáculo ecléctico y pasional: Federico García. De alguna manera este festival ha destacado por dos grandes pilares sobre los que se ha sostenido: la relevancia de la mujer y el acercamiento del poeta granadino a un público que hasta hace poco tiempo estaba acostumbrando por estos lares a los textos clásicos. Sin embargo, Luis Jiménez ha insuflado aire fresco en Olite, le ha lavado la cara a un festival que siempre ha destacado por lo cuidado de sus espectáculos y ha potenciado la participación de compañías navarras y extranjeras, dotando al evento cultural más importante de la comunidad de Navarra de una personalidad propia y un estilo único definido fundamentalmente por la búsqueda de la calidad se encuentre donde se encuentre.

Seguramente que Pep Tosar y Evelyn Arévalo, los artífices de este espectáculo, se preguntaron como sorprender al público del siglo XXI hablando de la vida de Federico García Lorca. Evidentemente, no le faltaba razón cuando a buen seguro pensaron que ya estaba todo contado o que ya estaba todo dicho sobre la figura del granadino. Sin embargo, es muy probable que, a fuerza de adentrarse en el universo lorquiano, en algún momento la chispa saltó en sus cabezas e imaginaron una puesta en escena novedosa, moderna, ágil, potente y pasional para crear un montaje que aunase el relato, el baile, la historia, el flamenco, la música en directo, el vídeo, la poesía. Todo eso es el Federico García que la compañía Mika Proyect puso en escena sobre las tablas de La Cava para crear una última noche mágica y enigmática en el que el público quedó prendido de la genialidad de Lorca, pero también de la cantaora Mariola Membrives, del guitarrista Marc López, el percusionista David Domínguez y del embrujo del bailaor Rafael Ramírez.

El espectáculo es una suerte de destellos fugaces de la vida de Federico García Lorca, nueve paradas, nueve estaciones de tren en las que detenerse a recorrer sus andenes, desde su niñez hasta su muerte, pasando por su juventud, sus viajes a Madrid, Cataluña o el extranjero como Nueva York o Cuba. Federico, era un hombre adelantado a su tiempo, pues se entendía así mismo como parte del mundo, por eso gustaba de viajar tanto para empaparse de todo lo ajeno y hacer lo suyo. Incorporó a su personalidad, a su lírica y a su poesía influencias que encontró allí donde sus pies le condujeron, Y supo interiorizarlo para evolucionar en su poesía, en su teatro e incluso en sus pinitos como dibujante. Tuvo la oportunidad de conocer a personajes destacadisimos de su época: el Nobel Jacinto Benavente, Unamumo, Valle-Inclán, coetáneos de la generación del 27 como Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Rafael Alberti... También a Salvador Dalí o el torero Ignacio Sánchez-Mejias, al que haría mundialmente conocido por las elegías que le lloró cuando un astado le arrebató la vida...

Pep Tosar conduce al espectador a través de un viaje en el tiempo en un tren que avanza entre campos insondables mientras comunica pueblos y ciudades que poco a poco van quedando atrás, a lo lejos... En este viaje participan diferentes personas vinculadas con la vida de Lorca y su obra, incluso Aparece Vicenta Montesinos García, la última familiar viva que tuvo oportunidad de conocer personalmente a Federico, y cuya participación sirve para desvelar anécdotas familiares muy entrañables. El montaje fusiona los recuerdos y el conocimiento que de Lorca guardan todos ellos con el flamenco o el jazz, con la danza o el recite de textos y poemas seleccionados del artista de Fuente Vaqueros

Con una acertada iluminación, que focaliza constantemente el punto de atención en cada momento, y una cuidada selección de imágenes proyectadas sobre una tela que ocupa el lugar de la cuarta pared, nos encontramos ante un espectáculo interesantísimo, muy potente a nivel visual y con un importante fondo comprometido con la figura del poeta y dramaturgo granadino y con lo que la figura de este representó de manera universal. Su muerte llegó porque matándolo a él mataban al símbolo. Al menos así lo entendían sus verdugos. Lo que no alcanzaron a calcular era que, con aquel asesinato premeditado que cometieron frente a un muro de olivos, engrandecían aún más su figura, pues si libre había vivido, por querer seguir viviendo libre era asesinado.

Nunca pudieron matar su teatro, sus notas, sus dibujos o poemas. Lorca es eterno porque su obra encierra el mundo entero, con lo mísero y lo bello, lo detestable y lo loable, y no cabe duda de que sus textos son consecuencias de su propia vida, la de Federico García, aquel que supo amar y supo sufrir, que supo gozar como el que más y lidiar con los toros más pregonaos, y que, por encima de todo lo demás, quiso siempre ser él mismo, proteger a los suyos y trascender desde la dignidad. Lo consiguió. Todo.


EQUIPO

Cante: Mariola Membrives

Guitarra: Marc López

Percusión:David Domínguez

Baile: Rafael Ramírez

EQUIPO ARTÍSTICO

Dramaturgia: Evelyn Arévalo y Pep Tosar

Dirección: Pep Tosar

Realizador: Agustí Torres

Ayudante de cámara: Francesc Martorell

Escenografía y vestuario: Pep Tosar y Evelyn Arévalo

Técnico de luces y video: Sergio Roca Saíz

Técnico de sonido: Jonbi Belategui

Fotografía: Justin Brown

Producción ejecutiva y distribución: Gabriela Marsal, Leila Barenboim y Mireia Gràcia (Mika Project)

Coproducción: Oblideu-vos de nosaltres SLU y Festival Grec de Barcelona

Apoyos: Diputació de Barcelona, Generalitat de Cultura. Departament de Cultura, Govern de les Illes Balears e Institut d’Estudis Baleàrics


Federico García es una producción de Mika Proyect y Oblideuvos de nosaltres SLU


Más información: www.mikaproject.es

3 comentarios:

  1. Seguimos de paseo contigo, que no los cancelamos por nadie ni por nada!!

    ResponderEliminar
  2. Por lo que veo seguís con vuestras obras de teatro, decir que si ¡que viva la cultura se exprese como se exprese!
    B7s

    ResponderEliminar
  3. Una forma original de mostrar la vida del gran Federico, cuya muerte no hizo sino hacer más grande su obra.
    Besos!

    ResponderEliminar