domingo, 31 de mayo de 2020

El Castillo Soñado, Dodie Smith.

El castillo soñado



Por la Pelipequirroja.


    Y todo llega a su fin. Con la emoción de haber llegado hasta el final y la alegre tristeza de que acaben unos meses fabulosos leyendo, releyendo y disfrutando infinitamente con los clásicos y el reto Todos los Clásicos Grandes y Pequeños, hoy acabo esta maravillosa experiencia y como colofón final y guinda del pastel, me despido con la premisa "Clásico a elegir entre 100 imprescindibles de Penguin"...me despido del Reto, no de los Clásicos, 3/4 retos acabados, pero aún hay lecturas que compartir y libros que se quedaron en la recámara  con cada premisa. No os digo nada y os lo digo todo.
Que sí, que amenazo con seguir reseñando Clásicos, anda que no.

   El libro que he elegido lleva en mis estanterías mucho tiempo, lo adquirí antes de comenzar el reto y tenía unas ganas tremendas de leerlo  e incluirlo en las lecturas, solo que no sabía exactamente en que premisa encajaría; cuando vi que estaba incluido en las 100 lecturas imprescindibles de Penguin supe que era su premisa. Y no veía el momento de leerlo al fin, ansia viva.

   El castillo soñado, 1948, es una novela de Dodie Smith, la autora de "101 Dálmatas" , escritora con la que no me había estrenado hasta ahora. He de empezar diciendo que hay que olvidarse de su famoso libro para poder meterse entre las páginas y la historia de esta novela, pues no tiene nada que ver ni en trama ni en género, por mucho que algunos la tilden de novela juvenil. En absoluto, doy Fe. 

   Cassandra Mortmain tiene 17 años  - 🎵qué enfermedad, cuando tenga 18, se me pasará 🎵-  vive en un ruinoso castillo inglés junto a su padre, un escritor que tras el éxito de su primera novela, no ha vuelto a escribir, haciendo mella en sus maltrechos ahorros; una extravagante madrastra artista, Topaz  - 🎶que cuentan que fue musa de algún mediocre pintor 🎵-   una hermana mayor llamada Rose y que dado su altivez y orgullo -y tantos prejuicios como belleza- la convierten en una princesita con aires de grandeza, pero como el resto de su familia, no tiene donde caerse muerta (excepto en el castillo ruinoso) Y su desmirriado  a la par que inteligentísimo hermano pequeño Thomas. Junto a esta peculiar familia vive Stephen, un joven y atractivo jardinero que bebe los vientos por Cassandra  ¿No puede ser más ideal? un bellezón hercúleo a domicilio y una joven adolescente...y una hermana presumida, y una madrastra tan excéntrica como hermosa, y un padre malhumorado y amargado,  y el hermanito debilucho, y claro, un Castillo cochambroso. A lo mejor no resulta todo tan ideal como parecía, yo diría que hasta se masca la tragedia ¡Tarararáaaa tan tan tacháaaaan! la música de intriga al piano os la pongo yo. 

   Pero entonces entra en escena la familia Cotton, estadounidenses,  que ahora son los nuevos propietarios de la tierra en donde se encuentra el castillo, y por ende, los dueños del mismo. Los señores Cotton tienen dos hijos, Neil y Simon, que pondrán patas arriba la hasta entonces vida anodina y aislada de los Mortmain, pues hasta entonces la vida social de las jóvenes había sido prácticamente inexistente; y es que ahora hay dos zorros merodeando el gallinero. 
   La vida de los Mortmain la vamos conociendo a través de los diarios de Cassandra, pues su sueño es convertirse en escritora, como su padre, y convierte estos escritos en un auténtico ejercicio literario, intentando mejorar su estilo, capacidad de análisis y desarrollo de las historias. Está convencida que será una gran escritora si consigue captar la personalidad de cada uno de los miembros de su familia y logra plasmarla en el papel; observación y descripción al detalle, junto a una escritura sencilla pero amena, hacen de estos sus diarios una delicia para el lector, incluidos su toques mordaces y cómicos con los que en algún momento nos deleita. Su pasión por captar la personalidad de todos los que la rodean es casi una obsesión, pues aunque no es un dato que se nos da en la novela, queda patente que el fracaso de su padre como escritor pesa mucho en toda la familia en general y en ella en particular.  Si controla la psicología de los personajes, las historias serán magníficas. 
   Con el paso del tiempo, y diario a diario, su naturalidad y sencillez irán dando paso a una introspección de la propia Cassandra, que al fin y al cabo es una adolescente que ha visto como en poco tiempo su reducido mundo se ha visto alterado por la llegada de unos forasteros que han despertado en ella curiosidad, novedad y sentimientos que no había tenido hasta entonces. El amor se abre paso en su vida y la pilla por sorpresa, descolocando sus prioridades y su visión del mundo ¡🎵Amor que vienes cantando, es gloria y es ilusión! ¡Amor que vienes cantando, como te estaba esperando y entraste en mi corazón 🎶! Y es que hasta ese momento, todo lo que las dos chicas sabían del amor es lo que habían leído en las novelas, y tomando estas como guía es como actúan. Ingenuas. Muy ingenuas. Pero el cambio que se está produciendo en ambas ya no hay quien lo pare; al principio es más tranquilo, casi pasa desapercibido, pero poco a poco se hace más obvio, queda patente que su mundo se ha abierto, tanto exterior como interior, y ya no pueden volver a ser las mismas que eran.  Está a punto de producirse la catarsis. 


   He tenido la sensación durante toda la lectura, que me encontraba como en casa, estaba leyendo a una autora por primera vez y me resultaba tan familiar, tan cómoda entre sus páginas, una sensación de déjà vu que lejos de ponerme en alerta, me reconfortaba y me hacía sentir bien, muy bien. Y entonces me vino como un fogonazo a mi mente. Louisa May Alcott. Puede que el paisaje recuerde las novelas de las hermanas Brönte, hay cierta decadencia en ellos, tan ¡Heatcliiiiiiiiiiiif! brumas, campiñas brumosas si, eso es. Pero no es el estilo de Emily, en absoluto. Es Louisa May. Entonces caigo en la cuenta que toda la novela he sentido que estaba de viaje, un viaje interior, iniciático, unas muchachas en busca de su lugar en el mundo y de descubrimiento de ellas mismas; el viaje del Héroe, el camino del Peregrino, ese que tanto gustaba a Alcott y que incluía en todas sus obras, haciendo que sus muchachas pasaran de la niñez a la madurez siguiendo un camino y evolucionando con el aprendizaje.       Esta semejanza no ha quitado belleza ni calidad a una novela espectacular que me ha atrapado desde el principio, que me ha hecho sentir una niña ingenua y me he reído con las ocurrencias de sus personajes,  pero también he tenido la sensación que yo misma cambiaba junto a Cassandra, he sido consciente que una vez yo también tuve 17 años y pensé que el mundo cabía en mi mano, hasta que comprendí que no era más que un grano de arena en un desierto infinito. Me he sentido adolescente y si, ilusa e ingenua, pero me ha gustado.   El final exhala fuerza por todas partes, unas ultimas escenas potentes y hermosas. Muy bonitas.  Me ha encantado Dodie y adoro a la no ya tan pequeña Cassandra.


Me encanta haber elegido esta obra para finalizar este maravilloso reto. Una gozada absoluta, de ambos. Gracias a las Inquilinas de Netherfield, por su ingenio, creativad, y poder para mover el mundo de la blogosfera a golpe de talento, cariño y si, Clásicos. Me emociono. 




EL CASTILLO SOÑADO
Dodie Smith
Adquirir el libro en Amazon

©Todos los derechos reservados.

martes, 26 de mayo de 2020

Un Yanqui en La Corte del Rey Arturo, Mark Twain.

Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo

Reseñas.

La Pelipequirroja.

Tenía tantas ganas de traeros alguna reseña sobre Mark Twain, que desde el Primer Nivel del Reto de las Inquilinas estoy tras sus obras pensando cual sería la ideal, y no será por variedad; pero cuando decidí que era esta justamente la novela que quería compartir, no veía llegar el momento de llegar al fin al Nivel 5 ¡Nivel 5! y como no soy ansiosa, la espera se me ha hecho corta ¡Jaaa, que casi muero entre terribles sufrimientos por culpa del ansia viva! pero todo llega, y al fin, aquí os traigo Un yanqui en la corte del Rey Arturo,
y la premisa: Clásico de Ciencia Ficción/ Fantasía/ Distopía/. Y ahora, por fin, a la faena.

    La novela nos da a conocer el diario ficticio de Hank Morgan, un experto en  metalurgia que tras un accidente y haberse llevado un buen golpe en la cabeza, realiza un viaje en el tiempo apareciendo nada más y nada menos que en La Corte del Rey Arturo,   en el año 528, eso es viajar a lo grande, si señor.      Pronto comenzarán  su aventuras y alguna que otra desventura, tal como ser apresado y llevado al Castillo para ser ejecutado por espía; sin embargo, Hank se sirve de su astucia y conocimientos de la Historia para hacerse pasar por un gran hechicero, haciendo quedar en ridículo hasta al mismísimo Merlín prediciendo un eclipse; esto le granjea la amistad del Rey, nombrándole  "Ministro perpetuo", y junto a Clarence, el que será su mano derecha en esta empresa, comienzan a modernizar el anticuado Reino con la única idea de hacer negocio, usando sus conocimientos sobre el futuro.
   Con el apodo de "El jefe" hace y deshace a su voluntad, una ambición sin límites que no ve fin ni hartura: desarrolla inventos del futuro como la pólvora, la máquina de coser, el telégrafo, teléfono, la electricidad, el fonógrafo,  el acero (sobre lo cual sabe mucho) y crea escuelas, periódicos y hasta el beisbol. El jefe está imparable; o no tanto, pues algo si frena el éxito total de su empresa,  que el mayor impedimento para el progreso están en el poder de la iglesia y la monarquía.
   Será durante varios viajes por toda Inglaterra para ver de primera mano a lo que ha de enfrentarse para seguir adelante con sus planes de modernidad y desarrollo tecnológico, cuando Twain aprovecha para clavar su aguijón en la sociedad y el poder establecido: crueldad, pobreza e ignorancia de un pueblo que lucha por mantener su dignidad bajo el yugo y el abuso de los que ostentan el poder. Una de mis partes favoritas por el retrato tan minucioso que el autor hace de la sociedad, sus defectos y virtudes, y las maravillosas descripciones de lugares y pobladores; maestría descriptiva en su grado más excelso. 
   Con el paso de los años, Hank, casado con  Lady Elisande y padre de un niño, tras un largo viaje por motivos de salud, regresa a Camelot para descubrir que el Rey ha muerto,  la iglesia ha tomado el poder y la sociedad se debate en una dura guerra entre seguidores y detractores del "Forastero"; nada une más que tener un enemigo común, e Iglesia y Magia, están dispuestos a acabar con el extranjero y todo lo por él creado. 


    RESUMIENDO: Una novela catalogada por muchos como la precursora de la Ciencia Ficción, es a mi entender una crítica social y política ante todo, un historia en la que la propia Historia puede jugar tanto a nuestro favor como ser nuestro peor enemigo, incluso una advertencia por parte del autor queda patente: no por conocer la Historia nos libra de cometer los mismos errores. Sea el siglo que sea, las guerras siendo evitables por la razón y el conocimientos, se convierte en inevitables bajo la ambición de poder y riqueza, ni la ignorancia ni la tecnología, salvan al ser humano de querer imponerse ante el resto.     Una obra satírica, cargada de humor y picaresca, de fácil lectura por el buen hacer descriptivo y la agilidad de diálogos de Mark Twain, engancha con sus tramas y deja poso por sus moralejas y reflexiones; un despliegue de imaginación sin perder el norte de una realidad que parece repetirse siglo tras siglo, por mucho que el hombre avance tecnológicamente. Un final agridulce que nos hará pensar que "cualquier tiempo futuro, puede no ser mejor".Maravillosa novela. Excelsa, si señor. 




UN YANQUI EN LA CORTE DEL REY ARTURO.
Mark Twain.


©Todos los derechos reservados.

domingo, 24 de mayo de 2020

La historia de Tom Jones de Henry Fielding

Tom Jones de Fielding

Henry Fielding
Tom Jones de Fielding

   Llegué a esta obra de manera peculiar, de casualidad, buscando el Guzmán de Alfarache, que en realidad era el libro que me habían asignado para leer en clase, pero como solía pasarme la mayoría de las veces, el profesor propone y el destino dispone.  En la misma sección de novela picaresca estaban ambos, y claro, otros muchos más, pero mis ojos y mis manos fueron directos a por este ejemplar (el compartir nombre con el Tigre de Gales despertó mi curiosidad) y leer su sinopsis hizo el resto. Llegué al instituto con él bajo el brazo, y con una rocambolesca historia sobre porqué no había leído el que me correspondía. 
   Me atrapó desde el principio, y a pesar de su extensión (supera las 1000 páginas) lo leí con entusiasmo, puede que fuera la edad, pero me pareció divertidísimo y picarón como no había leído nunca; pero no había vuelto a releerlo, y más de treinta años después mis recuerdos del libro eran mínimos, hasta se me habían olvidado la mayoría de los personajes. Vi mi oportunidad de reelectura en el reto Todos los Clásicos grandes y pequeños, nivel 5, premisa: Clásico de 400 páginas o más (1100)

   Novela publicada en 1749, en casi una veintena de libros y varios volúmenes, considerada como la mejor de las novelas del autor, sigue siendo referencia de la novela picaresca y burlona de la lengua inglesa.

     Mr Allworthy, un caballero de los pies a la cabeza, dechado de virtudes y de gran corazón, encuentra una noche en su cama un bebé, como salido de la nada, o mejor dicho, como caído del cielo para el bueno de Allworthy; este, enseguida hace cábalas y piensa que se trata de un hijo ilegítimo de su joven doncella, Jenny Jones, por lo que decide hacerse cargo del pequeño, adoptándolo sin hacer preguntas, y ahorrar un gran bochorno a la joven. Lo llama Tom y decide criarlo y educarlo en las mismas condiciones que a su sobrino, hijo de su hermana Bridget y el capitán Blifil
   Los niños crecen y al llegar a la juventud se sienten atraídos por la misma chica, la bella e inteligente joven, Sophia Western, cuyo padre es un reputado caballero; es en este momento cuando las cosas se tuercen para el joven Tom, pues Blifil juega sucio y se comporta de manera maquiavélica con su primo,  ayudado y sin duda orquestado todo por el malvado preceptor Twackum y su compinche, Square destapando un asunto amoroso que este tuvo con la hija del guardabosques, lo que le granjea la repulsa de su padre adoptivo y es expulsado de la casa por su comportamiento indecoroso e improcedente. 
   Es ahora cuando podemos decir que empieza la verdadera trama de la novela, la acción, las tribulaciones de Tom Jones y sus conquistas, sus amoríos, líos, embrollos y mil conflictos todos relacionados con el dinero y las mujeres; Sophia, que no está enamorada del joven Blifil, escapa y marcha en busca de Tom, que vive como un pícaro vagabundo junto a su amigo  Mr. Partridge, cuya falta de luces le mete en más embrollos de los que se busca Tom de por sí.
  Sophia coincide con Tom en un hotel, pero él ya está acompañado por una mujer a la que salvó del ataque de unos forajidos; los celos de Sophia se disparan, deja el hotel tras dejar una nota al díscolo joven, y marcha en busca de refugio y comprensión  a casa de su prima Lady Bellaston. Pero esta resulta ser pérfida y maligna y pretende mediante engaño que su joven prima se case con el malvado y crápula Fellamar. Tom llega a la casa de Lady Bellaston buscando a Sophia, pero se lía con la primera, las escenas cómicas y de enredo se suceden como en una comedia de situación actual, los enredos y las confusiones hacen de estos pasajes momentos divertidísimos e hilarantes, para mí, de lo mejor de la novela, al menos de los mejores.
   La novela, como ya os indiqué arriba, es de una gran extensión, la cantidad de sucesos y personajes con los que se cruza el protagonista, parecen ser infinitos, que no liosos, pues la narración fluye junto a la acción y nada queda descolocado, ni aturullado ni confuso, al contrario, una cosa te lleva a otra de igual manera que lo hacen con Tom y Sophia; no me voy a extender mucho más pues la lectura abarca muchos acontecimientos que merecen ser leídos, descubiertos y disfrutados uno a uno tal y como me ha pasado a mí, liaros con más personajes y desventuras solo hará que os aburráis, y os aseguro que la obra es cualquier cosa menos aburrida, al contrario.
 Dejémoslo aquí, tan solo añadir que en este vaivén amoroso y vicisitudes varias, Tom Jones descubre su verdadero origen y el destino le obsequia con lo que de verdad merecía desde su nacimiento. 

 CONCLUSIÓN:   Pero ¿Quién es en realidad Tom Jones, el Expósito? Fielding se propuso mostrar los pecados de la hipócrita sociedad de la época, y demostrar que la bondad del corazón es lo que realmente queda al final de nuestras vidas, que uno recoge lo que siembra y que cada cual obtiene lo que se merece; la complejidad y diversidad del alma humana queda retratada a la perfección en esta novela picaresca, perfectamente orquestada entre trama principal (Encuentros y desencuentros de Tom y Sophia) y un sin fin de subtramas que muestran la hipocresía, interés, perfidia, injusticia y amoralidad de una sociedad corrupta y vanidosa. No os asuste la extensión, la narración fluye y no resulta ni pesada ni repetitiva, peso si os aconsejo que la leáis igual que ha sido escrito, con calma y tiempo, si no disponéis de él, tomadlo como una lectura de cabecera, de la que se lee a poquito, día a día, aprendiendo, asimilando, fluyendo con la lectura.     Una relectura que he disfrutado mucho más incluso que la primera vez, pero reconozco que mi paciencia y mi atención se han alterado con la edad, me ha costado leerla algo más que entonces...cosas de la vida moderna, supongo.    No puedo evitarlo. AMO LOS CLÁSICOS. Y disfruto con ellos siempre. 


LA HISTORIA DE TOM JONES
Henry Fielding


©Todos los derechos reservados.