miércoles, 5 de agosto de 2020

YO, LA PEOR DEL MUNDO - XXI FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

YO, LA PEOR DEL MUNDO


yo-peor-mundo-olite-teatro

Nos encontramos en unos tiempos en los que parece que, definitivamente, la mujer va encontrando la posición que merece en el mundo, que no es otro que al lado del nombre. Aquello de estar por debajo, subordinada a él, poco a poco, va dejándose atrás (aunque todavía queda mucho por hacer, no debemos bajar la guardia). Es por eso que, en muchas ocasiones, quienes luchan por un mundo más justo y más igualitario, sin que por razón de tu sexo puedas ser rechazado o minusvalorado frente a otra persona, deben sentirse orgullosos por lo conseguido. Ahora bien, esta lucha, aunque ha conseguido sus mayores logros en los últimos cincuenta años, viene de muy atrás. Y si nos retrotraemos en el tiempo, podemos encontrar a mujeres que nadaron contracorriente y lucharon por un mundo más igualitario cuando el mundo en el que vivías no te concedía ni la más mínima oportunidad de tomar la palabra. No es cuestión de colocar medallas a nadie pero, si en algún momento tendríamos que hacerlo, no se me ocurre un personaje más interesante por su impresionante biografía que la de Sor Juana Inés de la Cruz, una monja jerónima nacida en el Nuevo Mundo que luchó por su libertad de aprendizaje, de escritura y de hacer caso a la voluntad de su corazón.

yo-peor-mundo-olite-teatro

Creo que un pensamiento similar tenía Antonio Muñoz de Mesa cuando ideó el montaje que se pudo ver en el pasado Festival de Teatro de Olite, en el que el público que asistió al espectáculo que se desarrolló sobre el escenario de La Cava, cuyo título: Yo, la peor del mundo, ya dejaba bien a las claras por dónde transcurriría la trama. En ella, nos encontramos ante las última horas de Sor Juana Inés, en el Convento de Santa Paula en el que se encuentra viviendo en medio de una peste que asolaba a la ciudad de Mexico, por aquel entonces perteneciente al Virreinato de la Nueva España. Es el momento de echar la vista atrás y de rendir cuentas ante ella misma para analizar qué fue de su vida, de sus hechos y acciones. Así, la obra dirigida por Olga Margallo, nos muestra de manera lineal la niñez de Sor Juana, en quien pronto se pudo apreciar sus dotes para el aprendizaje y su obsesión por conocerlo todo. Tal es así, que aún no era una adolescente cuando ya había leído la mayoría de los libros de la biblioteca de su abuelo, figura muy importante en su desarrollo como persona que marcaría incluso su manera de enfrentarse al mundo de una manera inconformista y soñadora.

yo-peor-mundo-olite-teatro

Poco a poco, vemos cómo se planteará estudiar en una Universidad para poder adquirir nuevos conocimientos de todos aquellos libros que sabía que existían pero a los que no tenía acceso, y para ello, llegaría incluso a vestirse de hombre si así conseguía evitar las trabas que su condición de mujer le impedían acudir a estudiar como una universitaria más. De esta manera, pronto descubriría que su sexo condicionaría su vida entera... Es por ello que decide acercarse a la Iglesia, coger los hábitos y hacerse monja, pues en aquella época era el único modo que las mujeres tenían la oportunidad para adquirir nuevos conocimientos. A partir de entonces, comenzará a escribir y tocará diversos estilos, desde el teatro a los autos sacramentales, así como la lírica o la poesía mística. De esta manera, su talento pronto comenzará a brillar y sus escritos recorrerán el continente y llegarán con ritmo vertiginoso a la madre España, donde también dejarán embelesados hasta las cortes de los últimos Austrias.

yo-peor-mundo-olite-teatro

En paralelo a todo ello, descubriremos a una mujer que no quiso casarse porque su deseo, su amor, bramaba por saberse libre si lo podía expresar hacia quien se cree que fue su amante: la virreina Leonor de Carreto, de cuya protección y mecenazgo gozó durante varios años. Sor Juana Inés es presentada como una mujer que ama a una persona, que lo hace de manera incondicional y que, cuando siente el puñal del qué dirán clavado en su pecho, ante la impotencia y el desmoronamiento moral que la hiere, decide emplear sus fuerzas y su voluntad en su otra gran pasión: la lectura y la escritura. Desde su atalaya intelectual, lucha por defender a la mujer, por evadir al amor del cuerpo (dejando así abierta la puerta a la homosexualidad) y por crear personajes femeninos nada torpes, siempre inteligentes, en ocasiones protagonistas de sus textos... en definitiva, por tratar de romper barreras y quebrar barrotes de la cárcel en la que el hombre, a través de una religión que condena a la mujer desde el pecado original, la tiene enclaustrada.


yo-peor-mundo-olite-teatro

De todo esto nos hablan en este montaje vibrante, muy bien ejecutado por el equipo de actoresal completo, especialmente por Itxaso Quintana (sobre quien recae la labor de interpretar a la protagonista, y a quién le da la fuerza y determinación necesarias para hacerla creíble), Ana Pimenta (cuyo monólogo en silla de ruedas como amiga íntima de Sor Juana es sencillamente magistral) o Ylenia Baglietto (de una capacidad gestual tal que dice sin pronunciar palabra alguna en cada segundo en escena). La escenografía está compuesta por unas torres estructurales móviles dipuestas en forma de U de un vistoso color rojo que los actores van desplazando para crear ambientes distintos según las escenas que nos van mostrando.

Yo, la peor del mundo, es un excelente montaje teatral que funciona como un tiro, rápido y certero, cuya temática actual y su puesta en escena tan reivindicativa como desenfadada, ofrecida al mismo tiempo con un toque musical en el que el propio elenco participa cantando y bailando con un ajustado afinamiento y unas coreografías bien resueltas, se disfruta con mucho gusto y el sabor de boca que queda es realmente satisfactorio. Es por ello que el público les regaló una de los aplausos más dilatados de festival. Merecido lo tenían.


yo-peor-mundo-olite-teatro

REPARTO

Itxaso Quintana, Nerea Gorriti,  Ylenia Baglietto, Ana Pimenta y Ugaitz Alegria

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección: Olga Margallo
Autoría: Antonio Muñoz de Mesa
Ayudante de dirección: Dorleta Urretabizkaia
Diseño y producción ejecutiva: Ana Pimenta
Dirección musical: Iñaki Salvador
Coreografía: Maitane Zalduegui
Escenografía: Marcos Carazo
Vestuario: Lola Trives
Diseño de iluminación: Xabier Lozano
Ayudante de producción y atrezzo: Monika Zumeta
Dirección técnica: Iñigo Lacasa
Técnico iluminación: Andoni Mendizabal
Sonido: Ederson
Voz en off: Antonio Muñoz de Mesa
Músicos: Iñaki Salvador, Luis Mari Moreno y Ainara Ortega
Administración: Izaskun Imizkoz
Gráfica: Antza
Web: Manodesanto
Yo, la peor del mundo es una producción de Vaivén Producciones
Más información: https://vaivenproducciones.com

martes, 4 de agosto de 2020

KIMERA - XXI FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

KIMERA

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

Tras una tarde de tormenta, pareció que llegó la calma a eso de las ocho y media de la tarde. A las diez de la noche, el público que llenó el aforo por completo de La Cava, ocupaba sus asientos y se disponía a ver el espectáculo que la compañía La Banda Teatro Circo había preparado para el Festival de Teatro de Olite.

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

Cuando apenas habían transcurrido veinte minutos de montaje, en el que los artistas comenzaron a mostrar sus habilidades con los malabares, el equilibrio y la contorsión, comenzaron a caer unas leves gotas. El público permaneció en sus butacas como si nada, pues lo que se veía sobre el escenario era tan seductor que a nadie le importó que lloviese. Sin embargo, poco a poco, lo que eran cuatro gotas dispersas comenzaron a multiplicarse y poco después, uno de los artistas solicitó perdón al público, la música cesó y anunciaron que debido a la complejidad de los números que iban a interpretar y al evidente peligro que corrían al hacerlo bajo la lluvia, decidían cancelar el espectáculo.

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

Fue una pena, pero los espectadores lo entendieron de una manera evidente, y les recompensó con una sonora ovación por lo visto hasta entonces, y con la intención de que fuese para ellos un bálsamo que calmase los nervios que les suponía volver a los escenarios tras la COVID y tener que cancelar su proyecto en esas condiciones.

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

Sirvan las fotos que pudimos tomar como homenaje a su trabajo, y esperemos que el año que viene, puedan ser nuevamente contratados por la dirección del Festival para que podamos disfrutar de su talento, pues dieron buena muestra de que poseían el suficiente como para hacernos vibrar en una noche cálida que acabó pasada por agua.

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO


KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

KIMERA-BANDA-TEATRO-CIRCO

REPARTO

Izaskun Lasarte, Txetxu Collado, Nano Napal y Jorge Cordón

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección: Joserra Martínez
Ayudante de dirección: Maribel Martínez
Música original y en directo: Jorge Cordón
Diseño Escenografía: Icaro construcciones y Tesicnor
Construcción de escenografía: Icaro y Talleres Urrelar
Diseño de iluminación: Livory Bárbez
Logotipo del Espectáculo: Izaskun Hernandez
Fotografía y diseño gráfico: Itziar Matxain
Producción y edición de videos: Kaptura
Web: Juan Napal
Distribución: Quiero Teatro
Kimera es una producción de La banda teatro-circo
Más información: www.quieroteatro.com

lunes, 3 de agosto de 2020

LA CASA MAS PEQUEÑA - XXI FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

LA CASA MÁS PEQUEÑA
CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE
 

A veces ocurre que llega a tu ciudad una de esas obritas orientadas para el público familiar y te tocan el corazón. Es lo que pasó el pasado miércoles en La Cava, cuando Laura Villanueva y Eva Azpilikueta se subieron al escenario con su La Casa más pequeña, un espectáculo que se adentró en el interior de los espectadores que acudieron hasta Olite de una manera intensa, ingenua, dulce.

Desde Yarleku Teatro, han ideado un montaje que nos habla de los niños de la guerra, de esos niños olvidados que abandonan sus casas cuando todo su mundo se desmorona. Los niños refugiados comienzan a formar parte del paisaje cotidiano de los telediarios, y salvo que aparezcan como el pequeño Aylan, arrojado en una playa mientras su cuerpecillo inerte es lamido por las olas con timidez, su futuro cada vez es más incierto pues la indiferencia está creciendo en los fríos corazones de unas sociedades que podrían hacer más por evitar tanto desamparo.

CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE

De esta manera, nos encontraremos a una niña de ocho años, de nombre Bettina, recién llegada a un campamento de refugiados. Porta con ella un pequeño bolso de piel y una gran maleta donde guarda lo poco que posee, y lo hace con celo. En ella, además, quedan encerrados sus recuerdos... Es una niña soñadora, de espíritu alegre, cargada de optimismo. Sus padres la enviaron allí en un bote cuando las cosas en la ciudad del puente de las mil luces se pusieron demasiado complicadas, las casas lloraban cristales rotos y un enorme gigante la arrasaba con cada paso que daba. Poético modo el de los padres de enfocar una alternativa digerible para explicar el efecto de las bombas y la dureza de la guerra... Allí conocerá a Norma, otra niña que vive sola y que, de la misma manera que Bettina, un buen día tuvo que buscarse la vida en un campamento de refugiados donde nadie se conoce entre sí y todos comparten la misma desesperación. Poco a poco, ambas irán tejiendo una bonita amistad y tratarán de hacer más llevaderos cada día que pasa, pues no están exentos de peligros, la comida escasea y además, al ser menores y no tener ningún adulto que se responsabilice de ellas, su futuro no importa lo suficiente...

 CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE

De la sensibilidad de Maialen Día (creadora del texto) y de Rosa Díaz (directora del montaje) y de la mano de ambas, el espectador asiste a la lucha por la supervivencia desde el punto de vista más frágil, el de los niños que aún no son conscientes de su situación y los por qués que atenazan sus mentes -¿por qué están solos? ¿por qué no se acaba todo? ¿por qué no regresan sus padres? ¿por qué las pesadillas no terminan nunca?- siguen sin encontrar respuestas. Desde lo angustioso de la situación que viven ambas niñas, componen un espectáculo cargado de belleza y ternura con la comicidad como argamasa para mantener vivo el más puro de los rayos de esperanza que brotan de sus corazones.

CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE

Las dos actrices que protagonizan esta pieza realizan un gran trabajo, siendo la Norma de Laura Villanueva algo más madura y con una coraza anímica mejor dispuesta (coloca un nudo en la garganta al recordar el bullying que sufrió en el colegio), fruto de ser más veterana que la Bettina de Eva Azpilikueta en el campo (pura poesía su interpretación de la llegada al campamento al cruzar el mar en un bote, explicando el mar con una bolsa, con un peine haciendo las veces de un hombre que da órdenes, con un espejo como faro en mitad de la tormenta... simplemente precioso), pues ésta está recién llegada y su mente -toda ingenuidad- aún se encuentra a miles de kilómetros de allí, gozando del calor y la protección de su hogar, junto a sus padres y hermanos. Son por lo tanto las dos caras de una misma moneda golpeada, depositada sobre las vías de tren de un lugar olvidado, en el que se sabe que tarde o temprano pasará un convoy a toda velocidad cargado de personas y lujos que pasará por encima de la moneda sin detenerse, sin percatarse si quiera de su presencia, aplastándola y reduciéndola. Aún así, queda la esperanza de que alguien pase por allí y la rescate, la encuentre preciosa, la cuide, la limpie y la coloque en un lugar destacado de su casa, confiriéndole así, el lugar que siempre mereció.

CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE

La casa más pequeña agradará a los más pequeños, les robará carcajadas y los sesenta minutos de espectáculo les sabrá a poco. Para los mayores será una pequeña fábula que narre el horror del abandono, la importancia de formar parte de un común, de la fidelidad, de la amistad y de sentirse queridos. Es probable que una casa o un hogar pueda tener muchas habitaciones y numerosos baños con los que agasajar a tus invitados... O puede que un hogar sea ese lugar desnudo, sin ventanas, protegido con plásticos que se filtran cuando llueve, pero que escuchan a diario un "te quiero" o asisten, mudos, a las nobles acciones de compartir la miseria o de ofrecer el más valioso tesoro que posee el ser humano: un abrazo.


CASA-MAS-PEQUEÑA-YARLEKU-TEATRO-OLITE

REPARTO

Laura Villanueva Arteaga y Eva Azpilikueta

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección: Rosa Díaz
Autoría: Maialen Día
Diseño de escenografía: David Lainez
Realización de escenografía: David Lainez y Raúl Arraiza
Vestuario: Aiora Ganuza, Hari & Ari
Música: Asier Fernández y Eneko Anaut
Iluminación: David Lainez y Livory Barbez
Fotografía y diseño gráfico: Laura Blázquez Macías
Traducciones: Maialen Díaz, Rachel Mastín y Harri Larunbe
Producción: Yarleku Teatro
Distribución: Quiero Teatro
La casa más pequeña es una producción de Yarleku Teatro
Más información: www.quieroteatro.com

Redacción y Fotografía:
Santiago Navascués


©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

sábado, 1 de agosto de 2020

LA CELESTINA - XXI FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

LA CELESTINA

CELESTINA-BAMBALINA-JAUME-POLICARPO

Uno de los grandes aciertos de Luis Jiménez, el responsable como director del Festival de Teatro de Olite de que éste diese el salto a ser un festival de teatro total, fue el de incorporar diferentes disciplinas, desde la danza a la música folclórica pasando por los títeres. Estos últimos encontraron el pasado domingo un fenomenal acomodo sobre las tablas del escenario de La Cava, y dieron lugar, gracias a la magia revitalizante de dos jóvenes y brillante actores, a que se pudiese contemplar durante los noventa minutos que duró el espectáculo de la afamada obra de Fernando de Rojas, La Celestina.

En esta obra, muy conocida por el gran público pues se ha recreado en diferentes ocasiones tanto en versiones teatrales como en adapataciones cinematográficas, la principal virtud de Jaume Policarpo (a la postre director y adaptador de la pieza) ha sido la de darle un punto de comicidad a una historia trágica, y nada mejor para ello que mediante el uso de títeres (en este caso cabezas de los distintos personajes que se van sucediendo en los diálogos durante el montaje) porque el gran público los aprecia como elementos que les acerca a la infancia, y ésta siempre está abierta a dejarse llevar y a mostrar las emociones de una manera más libre aunque ahí fuera la muerte esté sembrando el campo con su desolado quehacer.CELESTINA-BAMBALINA-JAUME-POLICARPO

Se sabe que la obra narra el deseo que Calisto siente por Melibea, de quien cae tremendamente enamorado en un encuentro fortuito que mantienen un día cualquiera. Pese a que ella inicialemente le rechaza, y Calisto decide hacer caso del consejo de uno de sus sirvientes para contratar a Celestina, una vieja alcahueta a la que creen capaz de emparejarlos, tras varios episodios e interveniones con ambos jóvenes por parte de la anciana acabarán enamorados. Al producirse el primero de sus encuentros, y retirándose Celestina a su casa con un valioso collar de oro como ofrenda por sus servicios, los sirvientes de Calisto deciden cobrarse su parte del botín, y cuando la vieja rehusa compartirlo, acabarán asesinándola. Poco después, y llevados por su deseo desaforado, en un infausto encuentro entre los jóvenes protagonistas hallará la muerte Calisto. Melibea, rota de dolor por la pérdida de su amado, acabará suicidándose lanzándose al vacío desde una torre al encontrar vacía su existencia por la falta de Calisto y por considerar que ha deshonrado a la familia encontrándose a escondidas con un joven sin consentimiento.

CELESTINA-BAMBALINA-JAUME-POLICARPO

Todo este embrollo es interpretado únicamente en esta ocasión por dos actores, Águeda Llorca y Pau Gregori, que dan vida a diez personajes diferentes: sirvientes, fulanas, al padre de Melibea, a la propia joven enamorada, a su Calisto y a la propia Celestina, la alcahueta cuyo nombre es origen del texto y cuya fama a lo largo de los siglos ha conseguido que sea conocido como sinómino de persona que facilita de manera encubierta contactos entre distintos de caracter político, sentimental o comercial, entre otros. Ambos actores consiguen, con su ímpetu y su enérgico derroche interpretativo, que la obra fluya de manera constante, concendiendo pocos descansos y liberándonos de la carga dramática realizando pequeños desdobles en el texto a modo de pequeños comentarios jocosos.  De este modo tan fresco, la obra llega al público de manera mucho más accesible. La capacidad que demuestran para dar vida a tantos y tan dispares personajes es digna de alabar, y no pasó desapercibida, pues el público les recompensó con un larguisimo aplauso que cosechó varios vises.

Destacar además la parte técnica, desde la iluminación a la escenografía, y a lo bien gestionado que está el uso total que de los espacios realizan los actores, pues se mueven por todos los rincones, conversan por el suelo, se elevan de manera trágica... Todo ello para destacar los elementos que dan singularidad a este montaje: las cabezas de todos los personajes, súmamente expresivas en su conjunto y de una belleza plástica bajo la luz de los focos tal que no queremos dejar pasar por alto.

Es esta Celestina una muy recomendable oportunidad para acercarse a los clásicos sin miedo, para ver la condición humana frente al espejo ante el amor, el dolor, la ingenuidad, la muerte, la codicia o la lealtad, pues cuando son ofrecidos con el mimo y la limpieza con la que lo ha hecho esta compañía valenciana, Bambalina Teatre Practicable, no queda otra que acudir al teatro y dejarse llevar durante una hora y media que pasará en un suspiro y que nos dejará un sabor de boca tan placentero que tendremos ganas de más, y más, y más.


CELESTINA-BAMBALINA-JAUME-POLICARPO


REPARTO

Águeda Llorca y Pau Gregori

EQUIPO ARTÍSTICO

Adaptación y dirección: Jaume Policarpo
Diseño de iluminación: Ximo Rojo
Diseño escenografía: Jaume Policarpo
Ilustraciones de títeres y diseño gráfico: Jaume Marco
Diseño vestuario: María Almudéver
Construcción títeres: Miguel Ángel Camacho
Fotografía: Vicente A. Jiménez / Video: Albert Staromiejski
Construcción estructura:  jovipac
Ayudante escenografía: Miguel Ángel Camacho
Producción y distribución: Ruth Atienza y Marisol Limiñana
La Celestina es una producción de Bambalina- INAEM-IVC-Ajuntament de VAlència
Más información: http://bambalina.es

viernes, 31 de julio de 2020

A VUELTAS CON LORCA - XXI FESTIVAL DE TEATRO DE OLITE

A VUELTAS CON LORCA


VUELTAS-LORCA-CARMELO-GOMEZ-OLITE

Llegabas a la puerta de acceso del Festival de Teatro de Olite y, como cada noche, además de la seguridad habitual y reforzada por la policía Foral, te esperaban unos jóvenes para cortar tu entrada y ofrecerte gel hidroalcohólico para limpiar tus manos y acceder libre de virus en ellas. Mientras aguardaba mi turno, se oían decenas de disparos de cámaras de fotos y un murmullo constante, pero en aquel momento fui incapaz de sabér qué o quién lo provocaba. Cuando me tocó acceder, encontré a Carmelo Gómez, ese genial actor que lo ha ganado todo en el cine y que sigue creciendo de un modo humilde y callado cada vez que se sube a las tablas de un escenario. Esa humildad la demostró el actor al bajar de su lugar de confort y saludar uno a uno a los asistentes que acudían a ver su espectáculo. De este modo tan sencillo, la predisposición hacia el actor leonés se hacía patente en los comentarios de los espectadores que iban tomando asiento en sus localidades.

VUELTAS-LORCA-CARMELO-GOMEZ-OLITE

Desde esa misma humildad afrontó su propuesta, que venía de la mano de Mikhail Studyonov, un virtuoso pianista con quien compartió escenario y noche bajo las estrellas de un cielo limpio que cubría La Cava, en la trasera del Casillo-Palacio de Olite. La obra, titulada A vueltas con Lorca, es un diálogo cuidado y sostenido, íntimo y tímido en ocasiones, entre el actor que recita los versos del genial poeta de Fuendevaqueros, la delicada música que los acompaña brotando desde el piano y el público, que se dejaba tocar por la sensibilidad de Carmelo Gómez al manejar la poesía eterna del poeta que se está convirtiendo en piedra angular sobre el que pivota este nuevo festival de teatro tras la llegada al volante de Luis Jiménez.

VUELTAS-LORCA-CARMELO-GOMEZ-OLITE

Durante los noventa minutos que dura el montaje, dirigida por Emi Ekai con una especial sensibilidad, Carmelo desplegó prosa y versos contenidos en obras ya clásicas como el Romancero Gitano, La casa de Bernarda Alba, Bodas de Sangre o Yerma, sirviéndose de ellos para dar pinceladas de la vida y la personalidad del más importante granadino del siglo XX, recayendo en su vitalidad, su preocupación por el amor, la vida, la sexualidad o la muerte. Se acompañó de manera constante la pieza con contínuas proyecciones sobre la pared del Castillo de unas animaciones e ilustraciones surgidas del propio puño de Federico García Lorca, que le daban un toque onírico a la fantasía de sus versos.

El trabajo de Carmelo Gómez, de tan trabajado e interiorizado, lo ha dotado de una aparente sencillez que da la sensación de no costarle esfuerzo. Es un derroche de talento cabal y para mí, que era la primera vez que lo veía en directo, fue una revolución. Queda la sensación de estar ante un actor muy potente, capaz de dominar el espacio, los tiempos y los silencios con una precisión de cirujano. Además, en su texto va y viene, sale y entra para cruzar pensamientos con el público, como hace el enorme Rafaél Álvarez "El brujo" en sus propuestas, a quien tanto admiramos desde este humilde espacio. Desconocemos las inspiraciones que tiene Carmelo cuando proyecta sus personajes, pero da la sensación de que sabe elegir, y muy bien, las fuentes de las que beber.

VUELTAS-LORCA-CARMELO-GOMEZ-OLITE

Al finalizar el espectáculo, y tras recibir una dilatada ovación por parte del público que agotó las entradas del aforo, nos quedaron las ganas de volver a tener la oportunidad de asistir a montajes como este, sin más pretensión que llegar a lo más hondo desde lo más sencillo: una voz, un piano y un texto bien seleccionado. No hace falta nada más, ni nada menos. Claro, que contar con Carmelo Gómez es jugar con ese as bajo la manga que te permite ganar la partida de manera holgada...


VUELTAS-LORCA-CARMELO-GOMEZ-OLITE



REPARTO

Carmelo Gómez y Mikhail Studyonov

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección: Emi Ekai
Autoría: Emi Ekai y Carmelo Gómez
Arreglos musicales: Mikhail Studyonov sobre recopilaciones de García Lorca y Turina
Ilustraciones: Oier Zuñiga
Foto: Sergio Parra
Video: Germán Roda
Animaciones: Natalia Ruiz
Distribución: Dos Hermanas Catorce
A vueltas con Lorca es una producción de Emi Ecay y Carmelo Gómez
Más información: www.doshermanascatorce.com

Redacción y Fotografía:
Santiago Navascués


©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS