martes, 16 de julio de 2019

Estréllate pero sigue volando, de Maranwë Beyond

Estréllate pero sigue volando

Reseñas el Gato Trotero

«Estréllate, pero sigue volando» trata de etapas, de la dualidad humana, de cómo nos afectan las transiciones y los cambios en la vida. Trata de almas, de cuerpos que sienten. Es un poemario que refleja, sobre todo, sentimientos y estados del alma. Poemas que están deseando ver la luz y expandirse ante el mundo para ayudar y acompañar a todo el que lo desee.

Reseñas El Gato Trotero

No estamos ante un poemario a corazón abierto, es mucho más que eso, es el corazón mismo de la autora que lo ha depositado entre nuestras manos, como quien te entrega a su hijo, quien te entrega su vida; ella misma nos avisa ¡Os dejo un pedacito de mi corazón en estos versos! pero basta leerla para darte cuenta que nos lo ha dado entero. Qué miedo da eso. No nos obliga a nada,  no nos pide nada a cambio, nos da y se aleja para dejarnos espacio. Ahora sí que da miedo. No podemos tratarlo como si fuera el nuestro porque sin querer lo maltratamos, lo obviamos, lo silenciamos. Hay que tratarlo como suyo que es, con respeto, con cariño, con paciencia; escucharlo, sentirlo, cuidarlo. Y leerlo.

   Nos encontramos tres partes, a priori hasta antagónicas, pero a los pocos segundos nos damos cuenta que son parte de una misma moneda, uno no existiría sin el otro, que para apreciar uno, hemos tenido que vivir en el otro.  Oscuridad, Luz y Sobre ese amor. 
  Pronto vemos que la autora ha recorrido un camino que quiere compartir con nosotros, que ningún verso está puesto al azar, que llevan orden en su desconcierto, que son un paso tras el que viene el siguiente; a veces nos susurra, como quien quiere contarte un secreto que sabe que si no es descubierto no curará o no será tan verdad. En otras ocasiones, voz en grito nos dice que no puede más, que ha de sacar fuera lo que le pesa, que no puede seguir llevándolo dentro, en ocasiones parece un grito de auxilio, en otras una canción que te hace vibrar, y algunas, incluso, una historia entera que  contar. 

   El viaje comienza entre Penumbras, el primero de la veintena de poemas que conforman la primera parte, nos hacemos una idea de lo que está pasando ese corazón depositado en nuestras manos; se convierte en Caminante de sombras y llega al Caos absoluto:
 ...Suspiros y alientos 
escondidos tras las intenciones
talladas a base de actos.
...Es más difícil
dominar el silencio
que dominar el viento...

...La soledad cubría mi rostro,
el temor y el desasosiego se reflejaban
 en mis grandes ojos grises,
en esos ojos que han perdido la vida,
la chispa, que perdido el alma...

El camino por la oscuridad continua paso a paso, pero no se detiene, la poetisa sabe que no se puede regodear en las tinieblas, en las miserias, en la angustia, sabe que el camino es complicado que el viaje es duro, pero sigue avanzando y con cada paso, un poco de oscuridad queda atrás; no ha sido fácil, pero comienza a sentir que lo peor ha pasado, que de nuevo, brilla la Esperanza, y con ella llegan los primeros rayos de luz y nos adentramos en la segunda parte del poemario. Luz. Esta a dado paso a la Reflexión, al Brillo de las estrellas, a Alas infinitas, al Sentir, a la Sonrisa que es sin lugar a dudas lo mejor del mundo y tras este viaje, nace una Luz Constante

Quiero decirte mamá...que eres mi luz en la oscuridad.
Que eres , eres y hasta mi último aliento serás mi para siempre.

Y tras veintitrés versos cortos de Luz, llegamos a Ese amor que lo impregna todo, y que a todo da sentido, un amor de entrañas, salvaje, fervoroso. Un amor que te conecte, que te haga reencontrarte, que te descoloque y te ponga todo patas parriba mil veces si es necesario, ese amor que te hace sentir viva y si llegase a morir, mil veces más renacería. 

...Dime si hemos llegado al límite
donde no hay vueltas atrás
o si podemos continuar ardiendo
en una hoguera de estrellas fugaces.

Dime si hay hueco para mis locuras de amor en tu maleta.


CONCLUSIÓN: Maranwë Beyond, seudónimo de la joven murciana Maria del Carmen Gª Pujante, nos entrega su corazón en este poemario de sombras y luces, una dualidad que como cielo e infierno no existirían uno sin otro, y sin caer en uno no apreciaríamos el otro. Un viaje por sus sombras y destellos que dan paso a un amor imperecedero aunque muriese tantas veces como renaciera: pleno pero con hueco para mucho más que está por venir, sensatamente enloquecedor y tan profundo que se siente a flor de piel. Dualidad universal, como la vida misma.


ESTRÉLLATE, PERO SIGUE VOLANDO
Maranwë Beyond

Entrelineas  Editores

Adquirir la novela en Amazon

©Todos los derechos Reservados

viernes, 12 de julio de 2019

Drambuy en penumbra, de Sol Arenales

Drambuy en penumbra


Sol Arenales, El Gato Trotero

La primera parte se desarrolla en el pasado. Cuando Terry llevó a su hija Ayelen al orfanato de Nayvalén, lo hizo con la promesa de que regresaría.La historia comienza en el Valle Drambuy, donde los protagonistas, cada uno con un destino marcado, tendrán que hacer frente a los seres de la noche.Se verán envueltos en una espiral de mentiras, secretos y asesinatos que transformarán su existencia.Todo dependerá de Ayelen, quien nació con un solo objetivo. Pero todo cambia cuando descubre de dónde procede y del giro que da a su vida.

Reseñas El Gato Trotero

   Cuando el libro llegó a mí pasé un buen rato mirando la portada y sobre todo el título, y es que me trajo recuerdos de lejanas tierras, ancestrales efluvios,  leyendas, ritos mágicos y druidas...bueno vale, fue una noche en una taberna escocesa con una copichuela de Drambuie, un licor de hierbas digno de dioses celtas, y si esto no es conexión que venga Dea Dama y lo vea 😋 
   Si hay algo que me pone en alerta, es cuando uno de mis temas literarios -y cinematográficos- favoritos, se aleja del "purismo" y se adentra en experimentos, novedades creativas y argumentos explotados hasta el aburrimiento; hablo de Vampiros, y si, me refiero a la troupe de Crepúsculo, sin ofender a los seguidores, aunque no puedo decir lo mismo de S. Meyer, que la señora tendría buena intención e ideas estupendas en su cabeza, pero que al llegar al papel y el cine...en fin. Como ya habréis adivinado se trata de una novela de vampiros, exactamente, el primer libro de una  trilogía, y ya sabéis lo mucho que me cuesta lanzarme a por series o sagas fuera de la novela negra-thriller  ¿Y porqué entonces me he tirado de cabeza? pues si la primavera la sangre altera, en verano a mí se me va la mano, literariamente hablando, y no me digáis porqué pero es el momento en que mis barreras se bajan y me lanzo a la piscina.  Alea jacta est. 
   
   Drambuy es la ciudad en la que vive Ayelen y su grupo de amigos, casi hermanos,  unos darían la vida por los otros llegado el caso, pues son una piña  y están conectados por los invisibles hilos de la amistad verdadera y  la complicidad que da el criarse juntos en el mismo orfanaato; por eso, cuando Luna, su mejor amiga, ha de marcharse de la  ciudad, supone para Ayelen u golpe tan duro como si la arrancaran una parte de sí misma, hasta sufre de insomnio desde que supo la noticia. Y es que no solo la marcha de Luna causa inquietud en nuestra protagonista, algo o alguien, la observa...los problemas nunca  vienen solos, en mi tierra dicen que vienen de tres en tres, y para Ayelen el segundo también tiene nombre propio: Henri; su amigo lleva un tiempo saliendo con un grupo de gente bastante extraña y la joven siente que su grupo se resquebraja, Artus y ella podrían ser los dos únicos miembros del grupo que sigan juntos. 
Y entonces llega  el tercer problema: Terry, el padre de Ayelen hace acto de aparición ¡ah, y hay un cuarto problema! el desmayo de la chica cuando conoce personalmente al extraño grupo de Henri y que...¡Uy uy uy, que me embalo y estoy a punto de hablar más de la cuenta! 
   
   Los problemas crecen, enumerarlos ya no tiene sentido, la vida de Ayelen cambiará radicalmente con las apariciones en escena de su padre y el extraño grupo, dos mundos totalmente distintos en los que se verá envuelta y en los que tendrá que luchar por salvar lo que ya tiene y por ensamblar las piezas del puzzle que supone su pasado y su vida actual. Es ahora cuando a mi parecer, surge la verdadera fuerza de la  novela, la narración; tanto los diálogos como los personajes tiene un peso importante en la misma, ya sean breves los primeros o de corta aparición los segundos, todos tienen su sitio y su cometido en la historia, ninguno está de relleno ni es de atrezzo. 
   El personaje de Ayelen es fuerte, seguro, con las ideas claras, no es el típico personaje femenino de otras historias vampíricas en las que la chica es seducida y una vez completamente enamorada pierde su esencia y su personalidad bajo la influencia de un "no muerto" para ella, lo cortés no quita lo valiente. 
   
   Otro punto fuerte de la novela, es que ha sabido conservar la "pureza" del vampiro original, esos vampiros de elegancia decimonónica y carisma arrebatador; nada que ver con los lánguidos, de mirada ausente, alicaídos, los "raritos" de instituto que tan de moda se pusieron en las novelas juveniles. Me ha alegrado reencontrarme con estos personajes que no veía desde hace tiempo, a no ser que buscara entre los Clásicos, la autora sin duda gusta de este tipo de vampiros al igual que una servidora, se nota que ha puesto su dedicación en ello, en crear no solo una novela atractiva para el público juvenil, sino una historia atrayente para un lector más clásico que gusta de cierta innovación sin perder la naturaleza del estos enigmáticos personajes. 

   Si ha habido algo que no me ha terminado de convencer ha sido el papel de Terry en la historia, se le podría haber sacado más jugo, creo que el personaje lo merecía; no ha deslucido la novela, en absoluto, pero si podría haberla enriquecido más. Creo que se ha desperdiciado una buena baza. 

CONCLUSIÓN: Un buen comienzo de trilogía vampírica que apunta maneras, pero con ciertos aspectos a mejorar o pulir; los vampiros irán sin duda perfeccionándose emocionalmente, y es que dejarlos sin ningún tipo de sentimientos restará intensidad a la historia, cosa que la autora no hará visto lo visto hasta ahora. Leída esta primera parte, nada aburrida ni estereotipada, deja con ganas de saber más sobre personajes e historia, y sobre todo, encontrarnos nuevas sorpresas que estoy segura nos reserva el resto de la serie.
Más juvenil que adulta, se trata de una novela que gustará a los fans del género y sobre todo, de los vampiros, sea cual seas tu edad.


DRAMBUY EN PRENUMBRA
Sol Arenales.

Adquirir en Amazon

©Todos los derechos reservados

lunes, 8 de julio de 2019

El complot de los inocentes, de Mª. Carmen Crespo Saitua

El complot de los inocentes


Reseñas Gato Trotero

Bresñeda, un pequeño pueblo casi deshabitado de Los Ancares de León. Allí Helena ha heredado unas propiedades. ¿Cómo es posible que sus padres jamás le hubieran hablado de ellas? La necesidad de Helena por evadirse de sus propios problemas la llevará a relacionarse con los lugareños, que la irán introduciendo en la historia del pueblo y la enigmática historia de «Tierras de sangre». Tras el hallazgo de unos documentos escritos por su tía, indagará sobre aquel llamado «accidente», pero todos sus intentos chocan con el silencio de los vecinos y la opinión general de que a nadie le interesa remover aquella vieja historia. En su lucha por conocer la verdad y hacer justicia, los lazos se irán estrechando y Helena llegará a una encrucijada en la que tendrá que tomar una difícil decisión.


Reseñas El Gato Trotero

  Con su anterior novela,  Estallido en el silencio, Saitua me mantuvo expectante a su historia sin apenas parpadear por miedo a perderme algo pequeñito y que esto fuera  la clave de la novela, y es que la autora supo mantener la intriga sin dejar de darnos perlas cuando menos te lo esperabas, sobre lo que estaba pasando con los protagonistas. Cuando creías tener la pieza que necesitabas, ella te envolvía de nuevo en una atmósfera de desconcierto y volvías a estar preguntándote ¿Qué puñetas ha pasado? y no podías dejar de leer para saber más y más.
   La autora se había autoimpuesto un listón alto de cara a una nueva novela; y entonces llega esta. El título  me hace quedarme ojiplática, aquí hay tema ¡Pero vamos! tema thriller, claro, pero entonces leo: Premio de Novela Negra Bellvei Negre 2018.  Y ya estoy boquiabierta, pues esto son palabras mayores ¡Novela negra y premiada! y a continuación, si, en efecto, ya sabéis lo que va a ocurrir ¡Me quedo con las patas vueltas! la sinopsis me deja turulata perdida ¡Tengo que leerlo ya! y es que aunque el ansia no es lo mismo, pues soy conocida por mi templanza y paciencia...😸 a pesar de esas virtudes tan mías, se me hicieron los dedos huéspedes, me quemaba ya en las manos, vamos, como cuando llevo la Visa, que si no la uso pronto puedo morir entre terribles sufrimientos. 
   Peeeeero, sentí una intranquilidad repentina, un miedo súbito que me hizo dejar la novela sobre la mesa ¿Novela negra? es que a mi me gusta mucho este género, no se puede ser más "novelanegrista" que Moi, que como no me guste la vamos a liar, que como sea un quiero y no puedo no me voy a callar ¡A Sam Spade pongo por testigo! que si, que si, que le han dado un super mega premio, pero es que cuando se falló el mismo nadie me preguntó...¡Qué es novela negra cojons! Ea.  Vamos a ver que tal.

   Al llegar al tercer capítulo una cosa tenía clara: el estilo elegante y vaporoso de la autora, ya me tenía envuelta en un ambiente de curiosidad e incertidumbre que me empujaba a seguir leyendo, y así continué con otro capítulo, y otro, y otro...está claro que dejar de leer no va a ser tan fácil; ingredientes para atraparte no faltan.

   Helena recibe en herencia la vieja casa de su tía, hasta entonces desconocía por completo la existencia de la misma, incluso del pueblo en el que se encuentra: Bresñeda, en los Ancares de León. Tan pronto llega al pueblecito, queda prendada de esa atmósfera de cuento, de leyenda, de irrealidad que flota en esas tierras enigmáticas, de  profundos valles; una tiene la sensación de entrar en Brigadoon, y que al llegar la media noche el pueblo desaparezca y no vuelva a ser visible hasta dentro de cien años. Una calma y tranquilidad que llega a ser inquietante tras las miradas de sus habitantes que parecen esconder más de un secreto; y no se equivocaba, pues no tarda en ponerse a  investigar y pronto descubrirá que allí se cometieron terribles crímenes, que salpicaron a su familia, en concreto a su abuelo. 
   Llegamos al punto en el que la tensión argumental y la propia localización nos hacen sentir que estamos a punto de gritar, la narración es precisa, clara, se diría que hasta sencilla y sin embargo nos sentimos superados por los acontecimientos. Hemos empatizado con Helena de tal manera, que sentimos su angustia, su desconcierto, su rabia, su esperanza. Crespo Saitua nos envuelve con la trama como en una tela de araña, no nos damos cuenta, solo nos dejamos llevar y ahora ya no podemos escapar, la intriga de la novela es brutal. 

   Nos movemos por el hoy, el ayer y hasta por el mañana, las culpas pasadas crean remordimientos en las generaciones futuras, callarse para no enfrentarse a la dureza de la verdad y sus consecuencias nos convierte en culpables de los pecados de nuestros antecesores, pues nos convierte en seres amargados, resentidos, fantasmas que arrastran cadenas ajenas, egoísmo disfrazado de miedo y falsa justicia. No es oro todo lo que reluce, y no por vivir en un lugar pequeño y recóndito, sus habitantes se ayudan, se hablan, se entienden, en absoluto. El mundo rural no es una panacea, donde hay silencio entre hombres, hay injusticia.

  Personajes carismáticos, fuertes, inquisitivos, no dan su brazo a torcer y su verdad es la única verdad; Helena versus Don Lorenzo, verdad frente a mentira, la que se crea uno mismo, luz y oscuridad, justicia versus venganza, palabra frente a silencio. Y el propio paisaje, esa atmósfera enigmática de la que os hablaba al principio, como un personaje más sin el que nada hubiera sido lo mismo pues imprime su fuerza y su carácter en cada uno de los que allí habitan, habitaron y sin duda, habitarán.


CONCLUSIÓN:

 Una novela negra impactante, casi susurrada, y sin embargo hacen eco las voces en nuestros oídos, de los que  han formado parte de ella, de los que están y de los que estuvieron; magníficamente narrada, sin prisa y con las pausas justas, la autora rinde homenaje a la novela negra clásica y sale airosa y con nota de la experiencia, un thriller-drama rural que sin embargo podría ser extrapolado a una gran ciudad y no cambiarían en absoluto los cimientos sobre los que se basa: la oscuridad del alma humana. Eso si, nos perderíamos un paraje sin igual. Intriga constante, no decae en ningún momento la trama y llega hasta un final Acri Carpere, como debe ser una novela negra.
Carmen Crespo Saitua vuelve a ponerse y ponernos, el listón muy alto. Y yo que me alegro profusamente. Sin duda alguna, un Premio muy merecido.



EL COMPLOT DE LOS INOCENTES
Mª Carmen Crespo Saitua

Editorial Gregal

Adquirir la novela en Amazon

©Todos los derechos reservados.