domingo, 23 de junio de 2019

Nefelibata o los sueños viajan en tercera

Nefelibata o los sueños viajan en tercera.



Julia regenta una modesta hospedería en la España rural de posguerra. Pero su vida cotidiana cambia cuando recibe la temida noticia del embargo de su negocio. Lejos del desánimo, la joven, acompañada por los personajes más singulares y variopintos que se dan cita en su hospedería, afrontará con optimismo su incierto futuro alentada, únicamente, por la esperanza de un sueño que cumplir.
Nefelibata o Los sueños viajan en tercera es una comedia al estilo tradicional con tintes costumbristas y guiños al teatro del absurdo. Una oda a los sueños sin otra pretensión que la de despertar en el lector/espectador el deseo de conseguir sus propios sueños y anhelos vitales.




   Debe gustarte mucho el teatro para lanzarte a leerlo, pues una cosa es verlo sobre las tablas, en donde todo te lo dan masticado: escenario, personajes que dan carácter a sus papeles con gestos, ademanes, miradas, hasta la complicidad de actores y público...pero leerlo es otra cosa, lo se. 
  Me subí por primera vez a un escenario con público -que no fueran mis sufridos amigos y familiares- con nueve  o diez años, la obra: Las tres Reinas Magas, la autora: Gloria Fuertes. Y lo supe, aquello me gustaba y mucho, algo se me había metido en las venas y recorría mi cuerpo entero; quería más. La segunda vez, en fin de curso, con 14 años, representamos varios entremeses de Cervantes, en los cuales fui desde sirvienta, alguacil y hasta cura ¡Ya no había quien me parara! vivía para el Teatro, soñaba con el Teatro y suspiraba por el Teatro.
Mi tercera obra, primera como estudiante de Arte Dramático fue: Anillos para una dama, autor: Antonio Gala, papel: Doña Jimena...
   La suerte estaba echada y mi Destino, bien señalizado. O eso pensé. Entonces otro gusanillo se me metió por las venas. La escritura. Poco tardé en dejar las tablas para ponerme al otro lado del telón y escribir y adaptar libretos -De la mano del gran maestro Llopis. Escribir teatro me hacía más feliz incluso que representarlo. 
   
  Perdonad esta monserga que os he soltado, pero necesitaba que os pusierais en mi lugar para comprender porque me resulta tan reconfortante leer y reseñar Teatro; os pido un poco de paciencia y que me deis la oportunidad de leerme y quien sabe, leer esta pequeña obra teatral de menos de 100 páginas. Se que no es fácil, el Teatro se siente o no se siente, pero escuchadme y luego, seguid con vuestras vidas como si yo no hubiera estado en ellas durante este rato...¿A que se me da bien lo de actuar? Y porque no me habéis visto sollozar y mirar al horizonte con la mirada perdida y el alma herida...¡Si es que he nacido para esto!

   Encontramos un solo espacio escénico. Imaginad el escenario de un Teatro ¿Sentados cómodamente ya? espero no hayáis olvidado apagar los teléfonos móviles. Bien, ya estamos en la escena: una sencilla sala de un hostal de posguerra, en los años cuarenta; una mesa , un montón de papeles encima, un cesto con ropa para lavar. A la derecha del escenario una mesa con cuatro sillas y unas flores, y un perchero; a la izquierda, un sofá, un sillón, una mesa de centro con varios adornos y justo en medio de la sala, una vieja radio de época. Es sencillo de imaginar, y además no nos vamos a mover de aquí en toda la representación, serán los personajes los que entren y salgan, y el juego de luces las que nos indiquen cuando pasamos de un acto a otro. 
24 horas nada más, y nada menos, pues la vida nos puede cambiar en menos tiempo incluso. 

   Julia es la dueña de la posada, joven y huérfana, que ve como sus esfuerzos por sacar a flote la hospedería son en vano, pues está a punto de ser embargada; apenas tiene clientes y los pocos que tiene, ni siquiera le pagan, son tan pobres o más que ella, y su corazón la pierde; a pesar del apoyo de sus amigos como Luisa y Damián, cartero él y chica para todo ella, la joven pareja de prometidos Úrsula y Rufi, aprendiz de costurera y repartidor, y Don Evaristo, su único huésped a perpetuidad que no aporta ni un real, más que nada porque no tiene donde caerse muerto, el banco la desahuciará al día siguiente. 
  Tres cosas rigen sus vidas, y no son distintas a las del resto de la gente del pueblo: el trabajo, la radio y las cartas. Los tres pilares de la vida diaria en un pequeño pueblo de los años cuarenta. 
   Julia cree que la radio trae de la mano los sueños, propios y ajenos, y en su caso, le da ánimos para seguir adelante cada día; Don Evaristo piensa que una carta a la que espera con fervor desde hace años, le cambiará la vida, y Damián y Luisa temen que Julia reciba la definitiva, la que la dejará sin hogar. Julia lleva rotas ya 80 cartas, la mayoría sin abrir, y es que hay compromisos que más que de amor suenan a chantaje puro y duro. 

   Los personajes se mueven por el escenario entrando y saliendo dando acción y vida a la escena propia, en apenas unas frases ya conocemos a qué se dedica cada uno, lo que anhelan y lo que sueñan, a qué están dispuestos y a lo que no; diálogos ágiles, claros, directos, todo lo que debemos saber de cada uno y en conjunto, ya lo sabemos.
Cambio de escena. 
   Ha llegado la temida carta para Julia, y ya todo apunta que nunca llegará la tan ansiada por Don Evaristo, otra carta más que no se esperaba y que abre una tímida ranura para el incierto destino de Julia a partir del día siguiente...no es lo que soñó, pero tal vez no pueda pedirle nada más al Destino. 

   Si el primer acto nos sirvió de "planteamiento", el segundo es sin duda el "nudo" de la historia; un nuevo e inesperado grupo de personajes irrumpen en escena, algo ha ocurrido y la vida de unos y otros se van a cruzar. Una extraña y excéntrica mujer, unos actores de teatro, un seminarista y dos jóvenes hermanos, todos ellos van a recalar a la posada de Julia, y en tan solo una noche, sus vidas cambiarán para siempre.
  Tercer acto, el desenlace. Insospechado, sorprendente, emotivo y extraordinario y es que los sueños llegan...aunque sea en tercera. 
Nefelibata, del griego clásico, cuyo significado es "persona soñadora"  nos hace soñar y creer en las segundas y hasta terceras oportunidades.
   Debo y quiero dar las gracias a la autora por el dulce guiño a modo de homenaje que hace a los grandes actores radiofónicos de RNE, seriales que mantenían a mi abuela pegada a la radio cuando yo era pequeña, novelas habladas como Lucerita o Cumbres borrascosas, en las que voz de la gran Conesa daba vida a sus personajes. Amparo Pamplona, ya posterior, fue uno de mis referentes en los años de becaria en la radio y como dobladora de series para televisión, la ilusión que me ha dado "reencontrarme" con estos actores en la Obra Teatral ha  sido una gozada. Gracias Raquel de parte los nostálgicos.



RESUMIENDO: La Radio, las cartas y un tren ¿Qué más se le puede pedir a una comedia ligera, costumbrista y ambientada en la posguerra española? una pluma teatral y certera,  y es que la joven autora, Raquel Crespo García, me ha hecho recordar y sentir de nuevo, porqué un día quise vivir sobre un escenario. 





Nefelibata
O los sueños viajan en tercera

Raquel Crespo García.

Editorial Círculo Rojo

©Todos los derechos reservados.

56 comentarios:

  1. Bueno bueno..., desconocía esas dos facetas tuyas: que estudiaste Arte Dramático y que estuviste escribiendo y adaptando libretos, de la mano de Llopis. ¿En serio? Eres toda una caja de sorpresas Yolanda.

    El teatro me gusta mucho, muchísimo, más incluso que el cine. Cada vez que voy a una obra (una o dos veces al año cae) salgo alucinada, con los ojos como platos y muy emocionada. Perooo, la verdad es que alguna vez he intentado leer alguna obra de las que tenemos en la biblio y si te soy sincera no he podido terminar nunca, no es lo mismo, no lo siento igual

    En fin, que me ha encantado conocer cositas sobre ti, me alucina saber que podrías perfectamente haber acabado sobre las tablas de un escenario.
    ¡Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, sorpresas que te da la vida, ya lo había comentado muchas veces,solo que luego tuve que hacer un parón forzoso de mucho tiempo por motivos de salud y después decidí pues cambiar de rumbo y vivir de una manera más tranquila y con menos sobresaltos 😉🙃
      La verdad es que disfrute muchísimo y conocí tanta gente... actriz de doblaje creo que ha sido mi mejor experiencia 🤗🤗🤗

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  2. Pienso que es libro ideal para mi :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lee en un par de horas, no necesitas mucho tiempo y se disfruta bastante 😊

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  3. Bueno....
    Estoy muy de acuerdo con tu afirmación "el Teatro se siente o no se siente", y en mi caso... es un género que me cuesta horrores.... y a nivel cultural, no suelo ir mucho... de hecho habré ido un par de veces... la última vez fui a ver La ratonera, de la gran Ágatha Christie, y aun así me acuerdo que me pareció estresante... intentaba estar atenta a cada personaje, lo que hacían o dejaban de hacer y tuve la sensación de que me perdía muchas cosas... en un libro, si te pierdes algo, vuelves atrás y lo vuelves a leer... tuve la sensación de que me descentraba yo solita...no lo disfruté!! En cambio los musicales... buah! vería un musical al día!!

    Lo único que me gusta de tu reseña, es que es cortito, y siendo así, quizás sí me atrevería con él... sólo leía teatro en BUP y porque era obligatorio... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo vivo Ana 😍 ahora en julio comienzan los Festivales de Teatro de Almagro y Olite, de Ciudad Real a Navarra...y yo tan contenta.

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  4. Me encanta leer (y leer sobre) teatro. Gracias por rellenar ese espacio tan necesario.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta ver y leer teatro, por desgracia no lo hago tanto como debería. Me llevo anotada esta obra, seguro que la disfruto mucho. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería ser un derecho, todos tendríamos que poder asistir al teatro sin trabas físicas ni logísticas 🤔

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  6. Yo no he estudiado arte dramático pero en el insti era actriz principal, me encantaba y me encanta el teatro. El libro que traes me gusta, no me importaría leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre era actriz principal hasta en los cumpleaños de primos y amigos, te montaba una función en menos que canta un gallo 😁

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  7. Yo no soy de subirme a un escenario pero leer teatro no solo no me importa sino que me gusta aunque no lo haga con asiduidad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien!!! Te paso a la lista de amigas favoritas con derecho a regalo de cumple, ea 😂😂😂

      Besukis 💋💋💋

      Eliminar
  8. Ays guapis creo que éste no es para mi. No se, el género no acaba de atraerme y no tengo muy claro si disfrutaría con él.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeeeno, pues busco a unos amigos y lo representamos para ti, no me gusta farandulear pero haré un esfuerzo 🤣🤣🤣

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
    2. Entonces me apunto al bombardeo.

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    La portada me ha encantado. El teatro me gusta mucho, pero leer teatro... no sé yo... jeje
    Besitos guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando haga una función para Ali te llamamos y la ves 😅😅😅

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  10. Hola preciosa!
    Te mentiría si te digo que he leído en algún momento este tipo de libros, no se, será porque nunca se cruzo en mi camino uno, mira igual ahora a estas alturas y para ver si me gusta el género leído ya que ir al teatro me encanta pruebo .
    Feliz semana!

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo empecé con el gran Lope de Vega, leyendo los libros de Cátedra, me lo pasaba bomba haciendo voces 😆😆😆

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  11. Normal que hayas disfrutado tanto con esta lectura. En mi caso me quedo como espectadora y lectora. Me encanta el teatro, más verlo que leerlo, la verdad, pero alguna que otra obra cae de vez en cuando. Tomo buena nota de ésta, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que verlo es una pasada, tan cerca, tan real, tan intenso 🎭🎭🎭

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  12. Guauuu Yolanda, qué bueno disfrutar del teatro y hacer que los demás también lo hagan. A mi también me encanta y por eso tengo clarísimo que este libro voy a leerlo sí o sí. Gracias por recomendación, ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es corto y al ser una sola escena es muy fácil situarse en la trama 😊👏👏👏🎭

      Eliminar
  13. Ya sabes que amo el teatro, así que no puedo más que apuntarme este libro ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si nos liamos la manta a la cabeza y montamos una representación? 🤗🤗🤗

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  14. Lo de leer teatro no está hecho para mí, prefiero de lejos ser espectadora.
    Un beso;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaaaaaaale, te llamamos cuando la represente 😅😅🤣

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  15. Hola, me alegra que te haya gustado, yo no conocía la novela, no obstante, no termina de atraerme especialmente por lo que voy a dejarla pasar por el momento.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  16. hola! nunca digo que no a un libro y menos si viene de tus manos!!!!

    ResponderEliminar
  17. Si apago el móvil no puedo seguir leyendo la reseña😋. Vale, ya he dicho la tontería del día.
    La verdad es que el drama te pega mucho, a veces me recuerdas a Olga Margallo en cosas que dices.
    Pero a mí la escena inicial me encanta, la veo, y la idea y el desarrollo también pero me agobio mucho con lecturas en las que solo hay un escenario aunque sea tan chulo como ese y como chula es la portada.
    Mi abuela también escuchaba "la novela", que además como estaba medio sorda la ponía a todo dar. Y después la mesa camilla.
    Qué guays los recuerdos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué reseña tan personal y bonita!
    A todo esto, ¡buenos días!
    A mí me gusta mucho el teatro, aunque no sirvo para subirme a un escenario. No obstante, me encanta disfrutarlo, ya sea en el propio teatro o leyéndolo. Mis mejores momentos adolescentes están unidos a las obras completas de Alejandro Casona. Por ese motivo, me llevo tu libro de hoy.
    Un abrazo fuete y enhorabuena por tu don!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya no me subiría a ningún escenario, mi tiempo pasó 🎭🎭🎭😂😂😂...pero no puedo evitar "cambiar" cosillas cuando veo una obra, menos mal que el autor no me oye.

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  19. Hola,
    como me gusta la portada, tan sencilla y bonita. No suelo leer teatro, lo hacia en el instituto y sali un poco hasta el gorro, pero no me importaria ponerme con este libro. Me ha llamado mucho mucho la atencion y creo que seria una lectura perfecta para este verano.
    Me lo apunto
    Gracias por la reseña
    Besotessssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una tarde estival es lo que necesitas, nada más 🎭😉

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  20. Hola guapa, me ha pasado igual que a Marian, ojiplática me he quedado al conocer tus "orígenes" teatrales y "dobladores", jeje... Me encanta.
    Yo solía leer mucho teatro del siglo de oro hace unos... uff!!! muchos, muchos años... Nunca he leído una obra que estuviera representada en el siglo XX pero puede que le de una oportunidad a esta. Quién sabe?
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi primera obra "moderna" como espectadora fue Plastersak, me dejó flipada y aunque es muy distinto al teatro clásico, el contemporáneo me suele gustar 🙄😊

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  21. Pues yo tengo ahora mismo otra obra de teatro pendiente de reseñar, así que inclúyeme en el grupo teatral :) Me gusta mucho lo que cuentas así que lo apunto para más adelante. Y esto es una tontería de las mías, pero creo que "nefelibata" es de las palabras más bonitas que existen, por ella misma y por lo que significa.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiii!!! Nefelibata fue una de las primeras palabras en griego clásico que aprendí, y pensé que un día se lo pondría a una hija mía 😂😂😂
      ¡Grupo de teatro bloguero! Ainsssssss, ya nos veo en los carteles...

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  22. No soy mucho de leer teatro, pero me gusta lo que nos cuentas de esta obra. Si se tercia, la leería. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pon voces, como yo, ya verás qué divertido 😂😂😂😂😂

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  23. Hola,
    Creo que cada historia tiene algo que atrapa a los lectores, sin ser más o menos adecuados para ellos pero si necesario para que la novela conquiste nuestros corazones y esta lamentandolo mucho no es para mi, tiene algo que no termina de llamarme así que esta vez la voy a dejar pasar.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay géneros que te atraen y otros que te repelen, a mí me pasa.

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  24. Llámame frívola pero es que me encanta esa portada, ains
    Yo hace mucho que no leo teatro pero hace años sí que leía de vez en cuando y la verdad es que me gustaba un montón. Dicho esto, la apunto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos frívolas porque yo me fijé en ella por la portada, luego ya vi que se trataba de teatro y entonces me decanté por ella 😁😁😁

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  25. ¡Hola, cielo! ¿Cómo va?
    Vaya reseña nos trajiste hoy, te quedó espectacular y muy emocional, pero no me sorprende si te gusta tanto el teatro y estudiaste sobre ello, sin duda ¡Estás en tu salsa! Me alegra que hayas tenido la oportunidad de estudiar lo que te gusta, yo estoy en ello y comparto la sensación que es inigualable. Para vos el teatro, para mí las Ciencias Ambientales. Distintas pasiones pero pasiones al fin.

    Fui al teatro algunas veces, a ver obras pequeñas, y las disfruté muchísimo. También recuerdo haber leído obras pero fue nada más en la secundaria. Sin embargo pasaba buenos ratos y le daría una oportunidad otra vez, ¡Por qué no! Además un libro tan corto... seguro me trae una tarde estupenda.

    Gracias por la recomendación, buena semana. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira Tamara, yo entonces no me dediqué a lo que me gustaba, y alterné el teatro con una carrera universitaria pensando en lo practico, acabé y ejercí de profesora apenas unos años, no me gustaba, no era feliz...pero no volví al teatro y ya con 40 años volví a la Uni a estudiar Arte...ya ves, las vueltas que da la vida 🤔
      Hoy, lo haría de otra manera.

      Besitos corazón 💋💋💋

      Eliminar
  26. Uy, posguerra, costumbrismo... este no es para mí, ni en libro ni en teatro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que atrae a una persona repele a otra, fíjate que fueron justamente estas dos cosas lo que me llevo a esta obra 🤔

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  27. Hola!
    este libro también está ambientado en una época dura pero el teatro me gusta, ya sea verlo o leerlo así que una obra tan bien escrita y tan cortita tiene que estar muy bien.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Me encanta el teatro, tanto verlo como leerlo. Otra cosa es interpretarlo que no lo he hecho nunca pero ganas tenía jejeje. En fin, puede ser un libro para mí. Besos

    ResponderEliminar
  29. HOla Yolanda!! Pues tomo muy biena nota de este libro, creo que podría ser una lectura diferente. Besos!!

    ResponderEliminar
  30. Pues no se si esa faceta teatral oonectará mucho conmigo. creo que lo dejo pasar

    ResponderEliminar