martes, 12 de diciembre de 2017

EL HIJO DIVINO DE LA MADRE SELVA de Juan Manuel Giménez


Sonó el tambor de la Selva, 
se entristeció la espesuela
un niño indio ha muerto
¡gime y llora nuestra Tierra!
Carita color de Selva
frutal que no hayas comido
cuerpecito de río y hierba
quitecito te has dormido.
Llorando como aves agua
los peces te adornan  flores
y ataviado en mil colores
la Selva eleva tu alma.
Silencio en la madre Selva
hoy amanece lloviznando
lloran los padres al niño
¡Y llora el cielo
por el pequeño indio!

(Fragmento Dolor Indígena, de  Xihen C.)



"Es la historia de Tajý, un joven indio guaraní que en su primer encuentro con los usurpadores foráneos es testigo de aquel trágico día que le cambiaría su vida por siempre, cuando presenció el fatídico momento en que su tribu fue despojada y desalojada de sus tierras ancestrales, en manos de los intrusos que vienen en busca de la selva. Él es unos de los pocos sobrevivientes que corre y se refugia selva adentro. Y así da inicio a su nueva vida, solo en la selva con sus instintos de sobrevivencia. Con el tiempo, el joven indio se carga de valor y sale en busca de su preciada familia. Solo encuentra la selva muerta y un mundo que no reconoce. Sus ganas por volver a ver a su familia lo alejan de su selva y lo hacen terminar en una reserva india, donde tiene que habituarse a las reglas del nuevo mundo. El padre Mateo, cura de la reserva, que lo guía y del que aprende las nuevas reglas que le imponen, emprende un viaje en busca de provisiones y medicinas en el que descubre la gran ciudad de los foráneos. Al regresar a la selva, en un inhóspito hospital donde el cura les acercaba la preciada medicina a los doctores voluntarios, que son la única ayuda que reciben los indígenas, Tajý conoce a una joven india llamada Anahí, que le devuelve la sonrisa que había perdido por mucho tiempo. Con ella regresa a la selva donde se encuentra con su gente y sus costumbres. Motivo suficiente para luchar por su gente y la madre selva. Pareciera ser una historia de tiempos pasados, pero es la cruda realidad de nuestros tiempos."


Podríamos pensar que tras leer esta completa y explícita reseña ya poco quedaría por descubrir de la novela, de hecho, yo lo pensé, incluso puse una mueca de disgusto porque es algo que me revienta en un libro, que la sinopsis sea tan larga como la novela -más en este caso con poco más de 100 páginas- pues no me gusta que me lo den todo tan masticado, prefiero comenzar con las pautas justas e ir descubriendo mientras leo lo que la historia da si. La mueca también indicaba fastidio por que la sinopsis me dejó encantada con la historia y pensar que ya poco o nada me quedaría por descubrir, me sentó fatal.
Pero comencé a leer con la esperanza que al menos las descripciones del entorno me fascinaran y me hicieran olvidar tan manifiesto argumento...Y me vi imbuída por una historia realmente fascinante. 
Conocer a Tajý te marca. Puede que la novela sea ficción pero el sentimiento y la fuerza de Tajý es real, su poder es magnético y su dolor punzante, si no fuera por ese sentimiento y esa solidez interior que nos muestra y nos arranca desde lo más interno de nosotros mismos diríamos que estamos ante un documental de televisión en el que nos muestra la deforestación de la selva y la pérdida de espacio e identidad de los indígenas, que bien podría ser una película reivindicativa y de denuncia de Mel Gibson ¿ficción? la problemática indígena en el mundo debería ser una de las prioridades  políticas y sociales, pero mirar hacia otro lado mientras no nos toque a nosotros, esta es nuestra preponderancia. Contendré mi vena "green" y seguiré diciendo que si bien el autor nos habla de ficción, tras leerla tendríamos que añadir que es una realidad novelada o como hice decir en una ocasión a un personaje de un relato "realidad ficcionada para no herir sensibilidades hipócritas de lágrima fácil y bolsillo duro"; vaya por delante que con todo esto no nos creamos que nos vamos a encontrar con una historia de llanto cómodo y la dureza nos lastime nuestro pobre corazoncito de ciudadanos acomodados montados en unicornios a los que fustigamos con palos de caramelo, si ves el telediario, ha visto documentales o simplemente estás en este mundo sin taparte ni ojos ni oídos, la novela no te va a descubrir ningún secreto de estado, solo te recuerda que fuera de nuestro entorno también se existe aunque otros se empeñen en hacerte desaparecer. 
Esta es una novela de sabiduría ancestral, un grito pidiendo respeto a la madre naturaleza, a sus criaturas, como una vez fue y siempre debió haber sido, una novela de almas grandes y descomunales intereses creados por la mano desgarradora de la ambición humana; una novela de sentimientos, de muchas pérdidas, incluso más que de ganancias económicas, una novela que enseña, que educa, que riñe, que muestra, que expone, que llora y no pierde la ilusión de sonreír algún día, una novela de segundas, terceras y hasta cuartas oportunidades, pero ante todo una novela de esperanzas, a pesar de todo, esperanza. 

CONCLUSIÓN: El hijo divino de la Madre Selva es una novela de desgarradora belleza, de lágrimas dulces derramadas por los ríos que recorren nuestras venas, una historia que no puede dañar sensibilidades pues quien es sensible, lejos de verse dañado por ella, se verá involucrado y tocado de lleno. Solo me remito a los palabras de Kawabata: lo bello y lo triste. Así es El Hijo divino de la Madre Selva, bellísimo y triste, cuando la tristeza es rabia contenida e injusticias abiertas y lo bello puro corazón. Un cuento narrado poéticamente.



PUNTUACIÓN:




EL HIJO DIVINO DE LA MADRE SELVA
Juan Manuel Giménez

Editorial Círculo Rojo

ISBN: 978-84-9175-687-3

El autor en Goodreads

Adquirir el libro Aquí

lunes, 11 de diciembre de 2017

CARTELERA DE LIBROS EN LETRAME. NOVEDADES DE LA SEMANA

             



 Cartelera de libros semanal Letrame Editorial y novedades.

   Cada semana, en Cartelera de Libros, les ofreceremos las novedades más recientes de Letrame Grupo Editorial. 
Los labios tienen memoria de la mano de María José Rodríguez, El delirio de Bárbara de la autora Rosa Benito y En sus manos de Jessica López.
Tres obras, tres historias y tres autores que nos abren y descubren nuevos mundos llenos de amor, misterio y erotismo. Les aseguro que no les decepcionarán.



Novedades de Letrame Editorial: