domingo, 19 de mayo de 2019

Pasen y mueran. VV.AA.

Pasen y mueran.


¡¡Bienvenidos! Bienvenidos. ¿Estáis todos? ¿Y todo el mundo tiene un cucurucho de palomitas? Vamos a empezar muy pronto. Solo nos quedan uno o dos retoques de maquillaje, estirar un par de cuerdas, afilar bien los cuchillos. Ammm, pero no quiero desvelaros nada. Tomad asiento, ahí, en la oscuridad, y abrid bien los ojos. ¡Ah! Y algo muy importante: no miréis hacia atrás bajo ningún concepto.
¿Cuál es el menú? El programa consta de catorce actos en total. Lo que se dice una Escaleta Grandiosa; para un circo de tres pistas lo menos. Nuestros catorce autores vienen a desfilar bajo las candilejas, a demostrar el “más difícil todavía” en esta antología solidaria de relatos sobre el circo y el horror.

   Nunca me han gustado los circos. Excepto la primera vez que estuve en uno en la que la curiosidad y la expectación se apoderaron de mí como niña que era, las pocas veces que he vuelto a uno ha sido por obligación, ya por algún cumpleaños o como aquella vez que a mi madre le regalaron un buen puñado de entradas como agradecimiento por unos trajes que bordó para una equilibrista del Circo Ruso, y allá que nos llevaron ella y mi tía a mis primas y a mí. No me gustan que salgan animales salvajes haciendo charlotadas, medio drogados y privados de libertad, pero tampoco me gusta que hagan bailar a los caniches o que consigan que un gato ande por la cuerda floja sin red, por muy de pie que caiga, el ser domésticos no nos da derecho a usarlos de divertimento. Ni siquiera me gusta la película de Dumbo, salí llorando del cine con trauma infantil incluído por el trato que recibían la madre y las tías del elefantito, amén del propio Dumbo, por mucho que disfracen el maltrato con mensajes de coraje, superación y bla bla bla. Ea, ya lo he soltado. Y que  a gusto me he quedado.
   Mención a parte tienen los payasos, y es que...me aterran. De nuevo hace aparición otra trauma infantil, y porque no se llevaban los psicoanalistas para párvulos porque se hubieran forrado conmigo en particular y con los niños de los setenta en general, que la tele nos hizo mucho daño, y Disney ni os cuento; pero vamos a mi trauma con los payasos. Aquella primera vez que fui al circo fue inolvidable, en primer lugar porque  salimos por la tele y en segundo porque conocimos de cerca a los payasos de la tele, y en tercer lugar porque...¡Va Fofo y se muere! y nos lo dicen como si tal cosa, como si se hubiera ido por gusto a jugar con los niños del cielo ¡Ja! muertito estaba, y claro, va la Maques y nos dice que había visto su espíritu, y ya sabéis como era la Maques con los muertos, los conocía a todos y le contaban de cada cosa...y claro, ya no pude dejar de imaginar a Fofo con aquel vestido-camiseta rojo, los zapatones y el sombrero sobre aquel pelo rubio panocha ¿Y la nariz sobresaliendo roja y abultada por entre su fantasmagórica cara? porque cuando uno se muere se vuelve muy fantasmagórico, que nos lo dijo la Maques. Trauma al canto. Mi lista de personajes terroríficos está encabezada por Charlie Rivel, por delante de Jason, Drácula y Camilo Sesto, fijaos el miedo que me dan. 

Así que cuando llegó a mis manos esta antología de terror sobre el circo, veo la portada y leo la sinopsis...ojiplática, boquiabierta, con las patas vueltas y los pelos como escarpias me quedé; reviví todos mis traumas de golpe y pude sentir como se me avecinaba alguno nuevo, si si, como os lo digo, revoloteaban a mi alrededor acechando e intentando amargarme la madurez -sexy, pero madurez al fin y al cabo- como hicieron con mi infancia, y claro, a mis cuarenta y todos no podía permitir que eso sucediera de nuevo ¡Lo leí de un tirón y tenté a las pesadillas con mi mejor sonrisa! sonrisa diabólica, claro, que no voy a ser yo menos que un payaso, hombre ya. Y este fue el resultado:

MI OPINIÓN 

Me encuentro con más de una docena de relatos, catorce para ser exactos,  con el mundo del circo como telón de fondo  y el terror como carpa y pista, terror que te rodea, cubre y te sitúa en el centro del espectáculo, oh yes! mi primera alegría me la llevo al reconocer a unos cuantos blogueros y escritores a los que ya había tenido la suerte de haber leído en otras antologías y varias novelas, cosa que suele ser un acicate para la lectura, el reencontrarse con viejos amigos siempre te arranca una sonrisa, por tenebrosa que esta sea.
   Me ha costado mucho elegir los que más me han gustado, pero mucho, los he disfrutado tanto todos y cada uno de ellos, que quedarme con unos pocos solamente ha sido un ejercicio de equilibrismo; no me extenderé mucho, ante un relato, contar más de lo necesario es pasarse de la cuenta.

   La señorita Lyle de Noelia Lorenzo Pino: John camina bajo la niebla de Londres, está harto de aguantar a una panda de abusones que le amargan la vida, el colegio era una pesadilla ¿Qué culpa tenía él de ser pobre? prefería caminar y calarse hasta los huesos que aguantar a esos gilipollas; ensimismado como va en sus pensamientos, descubre de repente un cartel que reza: Gran Circo Prodigioso y cuyo mayor reclamo era la Señorita Lyle ¡Su hermosura era tal que te hacía perder hasta el sentido! o eso es lo que contaban de ella. 
Allí conoce a Víctor, un muchacho que apenas lleva unos días trabajando en el circo, pero el cual lo acompañará a conocer a la mismísima señorita Lyle. 
Terror, prodigios, magia, una historia que cambiará el destino de ambos y un final emocionante. 

   Pepito Grillo de Óscar Lamela Méndez: Trévor no solo es parte del circo, lo lleva en sus venas, este es su hogar y sus habitantes su familia; hijo de la mujer barbuda y el lanzador de cuchillos, El Circo de los Prodigios lo ha visto nacer y crecer, y seguramente un día, lo vea también morir. Un terrible suceso acaecido una noche en plena actuación circense, marcaría su Destino desde el momento mismo en que fue engendrado, y es que Trévor, era muy especial...
Un secreto, un trato infernal y un final espeluznante.

   La Descerebrada de Tamara López: Martha es una zombi, si, una comecerebros en toda regla, pero no supone ningún drama, ella lo tiene asumido y se lo toma con sentido del humor, cosa imprescindible, para ser un zombie feliz y no morir -de una vez- en el intento. Y cuando una es una zombi y lo sabe, pues se ha de ganar la "no vida" de la mejor manera que pueda teniendo en cuenta sus cualidades y por su puesto, sus limitaciones. El Gran Circo Mexicano tiene todo eso y mucho más. Y allá que va Martha.
 Humor y terror en un relato que logrará emocionarnos llegados al final. Y es que si la cabra tira al monte, la zombi, tira al cerebro. 

   Nada mejor que la risa de un niño de Tony Jiménez: Tony nos tiene acostumbrados a meternos el miedo en el cuerpo, pero lo hace siempre con compasión, con mano izquierda, dándonos una de cal y otra de arena, muy a lo King siempre, pero indudablemente Jiménez, incluso osa jugar al despiste y salir airoso, ya lo conocemos, y lo esperamos, aunque no por ello deje de sorprendernos. Al contrario, lo consigue siempre, y en este relato no iba a ser menos.
Andrew Dallas detesta a los sheriff de las películas, clichés y estereotipos que no hacen sino deshumanizar a las personas, sheriffs de opereta que nada tienen que ver con los auténticos, los de la vida real, y él lo sabe porque es uno de ellos, de los de carne y hueso.
Cuando los niños comienzan a desaparecer en su pueblo, Dallas sabe que tendrá que dar todo de sí mismo y sacar lo mejor de sus colaboradores o todo quedará en un misterio sin resolver ¿Tendrá algo que ver con estas desapariciones la llegada del Circo a la ciudad? ¿Pero acaso no desaparecían niños ya antes de la llegada del Mayor Espectáculo del Mundo? 
 Tony nos ofrece un gran espectáculo literario y no será hasta el final en el que todo nos cuadre, y por supuesto, nos sorprenda. 

   Instinto animal de Moi Gascón: Este relato me ha llegado al alma, mi conciencia animalista ha rugido como un león en la selva, fuera de jaulas y espectáculos, y tal vez por esto haya decidido cerrar esta reseña con Moi Gascón, para poner el fin a la función.
 El pequeño Henry observa a su abuelo mientras está en cama, debilitado y enfermo, el mismo que siempre le cuenta cuentos e historias fabulosas  y que ahora parece tan cansado, ambos ríen con las ocurrencias del pequeño y el abuelo, que tanto le quiere, le cuenta una nueva historia a pesar de su falta de fuerzas.
Le cuenta su propia historia, cómo marchó un buen día en busca de una vida mejor, y cómo sus pasos le llevaron hasta el Circo...
  Un relato emocionante, terrorífico, truculento y fabuloso. Porque si el Destino es caprichoso, el karma es implacable. Y quien a hierro mata...


CONCLUSIÓN: Un magnífico libro con 14 relatos con un hilo conductor, el Circo, y un fin, hacernos temblar de miedo; y lo consiguen, vaya si lo hacen, los 14 autores nos meten el miedo en el cuerpo y nos deleitan con fabulosas y truculentas historias que te harán dar más de un respingo y sonreír como lo haría un payaso malvado, con una mueca de satisfacción. Relatos que no desmerecen unos a otros, intensos, bien elaborados y resueltos con aplausos y ovación. No podemos obviar el magnífico prólogo de Mikel Santiago y la bonita y emotiva dedicatoria a uno de los autores, Miguel Borgas, cuyas últimas letras tenemos la suerte de leer en esta antología.
Muy recomendable, no solo por su gran calidad sino por su fin benéfico, cosa muy de agradecer en estos tiempos de egos literarios.

Título: Pasen y mueran.
Coordinada por: Tamara López.
Prólogo de Mikel Santiago.
Autores: Cristina Abella, David C. Orell, Liss Evermore,
Lorena Gil Rey, Marco Gómez Gómez, Moi Gascón,
Mikel Murillo, Miguel Borgas, Noelia Lorenzo Pino,
Óscar Lamela Méndez. Rain Cross, Tony Jiménez,
Tamara López, Xavier Vila Coll.

Ilustradora: Patricia Mateos Pintado.
Maquetación: José luis Pastor Diez.
Edita: Suseya ediciones.

52 comentarios:

  1. Lo compré el mes pasado, o en marzo... Ya no recuerdo, y aún lo tengo pendiente de leer. Lo adquirí por varias razones: la primera por su causa benéfica, y la segunda porque a muchos de los escritores que colaboran ya los conozco y me gustan...
    Espero poder disfrutar del espectáculo pronto... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gusta el género y sabes cómo se las gastan ya algunos autores 😁 lo disfrutarás.

      Ya nos cuentas.
      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
    2. Ya lo he leído... Mi preferido ha sido Cuestión de fe, con esa ambientación londinense y gótica que tanto me gusta... :)

      Eliminar
  2. Qué buena pinta Yolanda, reconozco que a mi ni el circo ni los payasos me han hecho nunca mucha gracia..., pero oye este libro me apetece mucho tras leerte, y eso que no soy muy de relatos.
    Gracias por la recomendación, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pequeñas, mi amiga Noly tenía un payaso de juguete que tocaba el saxofón, a mí me espeluznaba su cara y una noche durmiendo en su casa va el puñetero payaso y se pone a tocar...sin pilas. Casi morimos del miedo 😖😖😖

      Besitos corazón 💋💋💋

      Eliminar
  3. ¡Vuelven los relatos! Y la Maques, poca broma con ella. Pues a mí el circo no me gusta nada, no me dan miedo los payasos, solo me caen mal. Y mira, que yo he ido dos veces en mi vida, una a los payasos esos de la tele y otra en el pueblo porque rifaban juguetes y le tocaron a una niña repipi.
    Seguro que algunos de los relatos me gustarían y la causa me parece muy buena.
    Un besito
    PD tienes que ver el nuevo Dumbo, hazme caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los payasos de la tele molaban porque no iban pintarrajeados como los demás, pero lo de hacernos creer que Fofo se fue por gusto y más feliz que una perdiz ¡Amos anda! 😂😂😂

      Dumbo, le pongan los efectos que le pongan, es maltrato...y no me sacarás de ahí 😒😅

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    ¡Madre mía! La portada me da un poco de miedo, eh? jaja y el título... no me anima mucho...
    No soy mucho de relatos y de pasar miedo menos, así que no creo que lo lea.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era muy miedosa, pero mucho, no se cómo he acabado así... qué degeneración macabra y escabrosa 😂😂😂

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  5. ¡Hola guapa! De pequeña sí me gustaba el circo, pero desde que crecí un poco empecé a ser muy consciente del uso que hacen con los animales y la verdad es que no me gustan nada (me pasa lo mismo con el tema taurino, lo odio, no puedo entender que se maltrate a un animal y que encima lo llamen "fiesta nacional", en fin cada uno tiene sus maneras de pensar...). Puede que por el lado del terror me gustaran estos relatos, pero que estén ambientados en un circo, eso me echa para atrás.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los toreros y su troupe...mejor me callo 😒
      Te olvidas que estás en un circo, de verdad, solo pasas miedo del bueno y eso se agradece 🤣🤣🤣 que macabro ha sonado.

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  6. Decididamente no es para mí. Los relatos no me van, el terror menos y el circo no me gustaba ni de niña así que ya ves.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, uno menos del que preocuparte,mira tú qué bien 😂😂😂

      Besitos corazón 💋💋💋

      Eliminar
  7. Coincido contigo, es un libro con relatos estupendos. Ya sabes cuánto me gustó, así que poco más puedo decir :-)
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leímos prácticamente al mismo tiempo y cuando leí tu reseña no me extrañó nada, parecíamos gemelas de impresiones 🤣🤣🤣

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  8. No sé cómo te voy a dar las gracias por tamaña reseña. Me alegro mucho que tanto mi relato como el de mi bonito estén en tu selección. Y, por supuesto, que este circo te haya hecho pasar un entretenido (y terrorífico) rato.
    Gracias, además, por la aportación que conlleva a que los niños refugiados vuelvan a sonreír.

    Gracias mil, gata favorita <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diré una cosa: no sabía de quién era cada relato mientras los leía, lo hago siempre con antologías en las que colaboran amigos, me niego ha dejarme influenciar por ser quienes son 🙄
      Me alegró mucho ver qué los vuestros estaban entre mis prefes, aunque el de Tony me lo imaginaba 😄😄😄

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  9. Hola! Que valiente has sido al leer este libro, yo no se sí hubiera sido capaz, los payasos me aterrar mucho, sólo con ver las imágenes que acompañan a la reseña me ha costado no salir corriendo jajaj Sin duda si se pone en mi camino quizá le de una oportunidad, pasar miedo de vez en cuando me gusta... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el género me apasiona, se ve que como fui tan miedosa de pequeña, ahora me resarzo de tantas pesadillas y terrores 😂😂😂

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  10. Que graciosa eres con tus historias de joven. Eso si, teniendo tantos traumas con el circo me llega un libro así y me paso llorando una semana hasta que decido abrirlo para ver de que va jajaja
    Ay mi miedica, y lo valiente que eres para otras cosas.
    Suena genial, tomo nota, que ultimamente estoy cogiendo libros de relatos.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Gracioso? ¿Soñar con ir a la tele, aguantar horas sentada para que al final te digan que tu héroe ha muerto y encima la mar de contento? 😖😖😖 Qué crueles somos con los traumas ajenos...😂😂😂😂😂

      Ay, Rubia, qué malota!
      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  11. A mi tampoco me ha gustado nunca el mundo del circo y la portada... ese payaso que parece un muñeco diabólico, ja ja ja,gracias por la reseña


    Besos

    ResponderEliminar
  12. No lo veo para mí, relatos, terror...juntas demasiadas cosas que no son de mi gusto.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, pues vaya relatos y terror... madre mía la que se ha juntado... Ya sabes que no son lo mio ni lo uno ni lo otro... Y eso que a veces dejo a un lado mi estado de confort y me lanzo, pero ahora... como que no...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo que te pierdes hermosa 😂😂😂

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  14. hola! Listo, Listo! ya lo llevamos! abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado mucho lo que cuentas, pero ahora mismo el terror en mi vida, lejos. Los payasos comenzaron a darme miedo desde ya más crecidita, rara que es una.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo más que miedo les tengo manía, mucha manía 😄😄😄

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  16. Hola,
    el terror y yo somos como el aceite y el agua... y es que soy demasiado cagona para leer este genero. Lo dejo pasar, y con esa portada (que miedo me dan los payasos) salgo corriendo sin parar
    Gracias por la reseña
    Besotessssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosos payasos!! Qué poco nos gustan, sobre todo los que no llevan maquillaje 😏😏😏

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  17. Hola, el género de terror no es para mi y menos si haya payasos de por medio, así que no creo que me anime con esta antología.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que gustarte mucho el género para que no te de repelús, y a mí me gusta taaaaanto 😊

      Besotes 💋💋💋

      Eliminar
  18. Hola, ay me da un poco de miedo los payasos, pero si que tengo curiosidad por leerme este libro o similares a este para perder el miedo, seguro viene bien en un futuro, saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era muy muy miedosa, no imaginas cuánto, pero un día vi una película de terror japonés y aunque lo pasé muy mal, al final me dio como un subidón y enseguida quise ver otra, y luego otra...😊

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  19. Buenos días:
    Vengo por primera vez, y con tu permiso me quedo.
    No sabes la empatía que he sentido al leer tus palabras. Mis amigos piensan que soy un poco "rara", porque no me gusta el circo; lo cierto es que lo detesto desde pequeña. En lo que difiero de ti es en el terror a los payasos, miedo no me dan, pero gracia tampoco me hacen. En definitiva, es un mundo que me resulta antipático y prefiero evitar.
    Me ha encantado tu reseña, especialmente que te atrevieras con el libro de manera honesta y dejando tus sentimientos aparcados. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! Dejame decirte que de solo ver la portada ya me dio miedo...abuuu. Me encanta este género, pero me aterran los payasos, aun así me lo llevo apuntado, pues los relatos son lo mío...¡Ah! y que incluyeras a Camilo Sesto en tu lista de personajes terroríficos, me hizo reír mucho, eres una genia...ja ja ja! Muchas gracias por tan buena reseña y espero tengas una linda semana. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa,
    Adoro las novelas de terror y aunque no suelo leer relatos pues me dejan un sabor agridulce porque siempre quiero más esta vez me salto mi norma y me lo llevo apuntado pues estoy más que segura que lo voy a disfrutar mucho y que voy a pasar grandes y terrorificos momentos de lectura.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  22. Hola preciosa!
    A mí me encanta el circo de pequeña mi madre me solía llevar cada vez que uno venia a mi ciudad. En cuanto al libro ya sabes que no soy de leer libros de relatos y bueno ya menos todavía siendo de terror pues no me suele gustar este género así que en esta ocasión no me lo llevo.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
  23. Pobre Camilo Sesto, jajaja. Pues a mí Dumbo sí me gusta, la antigua, el clásico Disney, la nueva ni la vi. Estos relatos tienen pinta de gustarme, por temática y estilo, y encima sus autores son gente que conozco a la que aprecio.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arma de doble filo Ray Ray, la de conocer a los autores 😁😉

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  24. Qué identificada me he sentido con esa intro, odio los circos y los payasos, pero hasta límites estratosféricos... mis padres consiguieron llevarme a un circo una vez y nunca más volvieron a conseguirlo. Lo siguiente en el escalafón son las muñecas antiguas de porcelana... jajaja. Hablando del libro en sí, no me importaría nada leerlo, aunque reconozco que hoy por hoy no puedo priorizarlo con todo lo que llevo entre manos.

    ¡Besote!

    (Ah, y a pesar de todo adoro It, del tito King. Porque soy una contradicción andante xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te haré llegar mi relato con el que me dieron el Primer Premio de Narrativa Russafa...muñecas de porcelana y una vieja mansión...no te digo ná y te lo digo Tó 😂😂😂

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  25. Tampoco me gustan los circos y por ello no se si me adentraría en esta lectura.

    ResponderEliminar
  26. Hola!
    Tambor tengo trauma con los payasos y los circos, tendríamos que preguntar si nos hacen descuento por ir en grupo a que nos psicoanalicen 😮😮😮 así que no creo que leyera la antología a pesar de que te ha gustado y que veo a gente conocida, como chica sombra.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambor no!!! También!! El corrector está peor que yo. 😅😅😅

      Eliminar
  27. Hola Yolanda!! Ya solo la portada es una tentación. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  28. Jolín a mí tampoco me gusta nada el circo. Tiene su punto siniestro. Muy interesante tu reseña. Besos.
    Concha Yunta

    ResponderEliminar
  29. Hola:
    Pues a mi tb. me daba mucha penita la peli Dumbo de peque,soy de las tuyas..., lo que no se si estos relatos son un poco "gore" mas que de "terror", porque mira que el payaso ese de Stephen King no lo podía ni ver en la peli...jejej, bueno me lo pensaré, soy mas de terror paranormal, je, je...ya veré...Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Yo es que no me quedaba a gusto si no me pasaba por aquí a agradecerte tamaña, currada y divertida reseña, porque, sí, además de ser una de esas reseñas muy buenas, que poseen contenido suficiente para leer y que invitan a adquirir el libro, resulta divertida, con ese inicio donde explicas por qué no eres gran fan del circo. Me ha encantado.

    Lo dicho. ¡Mil gracias por la reseña! Y, en especial, por seleccionar mi relato. Me alegra un montón que te gustase tanto. ¡Espero continuar la buena racha contigo en futuras publicaciones/lecturas!

    ¡Abrazotes bien fuertes! ^^

    ResponderEliminar