domingo, 25 de mayo de 2014

TÚ, MI MEJOR ELECCIÓN de Violeta Lago




Hay días que a uno, por dónde más le apetece trotar, es entre esos metros que separan su confortable sofá, de su comedero, pocos, pero aún así a veces se hacen larguísimos cuando el hambre azuza y estás disfrutando de un momento de placer y comodidad sin parangón.

Ayer fue uno de esos días.

Repantingando cómodamente en mi sofá –deseando que mi compañera de piso, una pelirroja cansina y besucona, accediese al fin a traerme mis delicias de trucha, salmón y caviar con verduritas, hasta el salón− me disponía a seguir disfrutando de una historia que me tenía enganchado desde el momento en que mis ojos y mis garras, se clavaron en ella.

Jennifer Aniston lucía nuevo look, con un maravilloso pelo rizado y había dejado la Gran Manzana para instalarse en Valencia, ciudad cosmopolita dónde las haya, y vivir una romántica historia de amor de esas que te dejan “ojiplático, boquiabierto y con las patas vueltas”; mi corazón casi se desboca cuando aparece Mathew McConaughey en un ascensor y roza su cintura con sus dedeos. Pom-pom pom-pom, late mi corazón.

No puedo quitar mi vista de la protagonista, que con cualquier cosita que se ponía estaba arrebatadora, cuando aparece Hugh Jackman enfundado en cuero, sobre una moto de gran cilindrada y ambos, se van a recorrer la ciudad, con las luces del paseo marítimo como telón de fondo.
 Este Gato ya no puede más ¡Aquí hay tema, pero vamos! Y en ese momento aparece Ewan Mcgregor, tan atractivo como siempre, pero haciendo de villano y pretendiendo conquistar a la protagonista con malas artes, muy malas artes.  ¡Ya no puedo con mis bigotes, una sorpresa más y me muero de la emoción! Doy un respingo en mi sofá cuando, lejos de acabar las sorpresas, una nueva hace que mi corazón de nuevo se desboque ¡Rock Hudson y Doris Day se besan apasionadamente en el hall del Hilton! Se acerca el final cuando…¿Rock y Doris? ¿Dónde están la Aniston y el Jackman? ¡Ay madre! ¡Que no estoy viendo una de esas maravillosas comedias románticas! ¡Estoy leyendo un libro! ¡Un libro!.
¿Y todas esas nítidas imágenes que había delante de mí? ¿Y esos diálogos que me tenían atrapado? ¿Dónde está la suave música de fondo que llegaba a mis oídos?

No puedo creérmelo, Violeta Lago, la autora de “Tú, mi mejor Elección” me ha transportado a través de su novela, a  un mundo de imágenes, luz, color, sonidos y melodías. Un lugar dónde todo es posible, hasta que mi ciudad, se convierta en un plató de cine. O un lugar, hasta donde un Gato, se crea una chica enamorada.


“Con  “Tú, mi mejor Elección”, Violeta Lago nos trae una novela que clasificarla de romántica, al menos, solo romántica, es quedarse corto. En ella conocemos a una joven alegre y divertida, que centrada en su trabajo en una importante multinacional, se siente satisfecha y plena con una relación amorosa libre y despreocupada, que le aporta cuanto necesita sin exigir nada a cambio. Pero en tan solo una semana, su vida dará un vuelco y los cimientos de su hasta entonces tranquila existencia, se sacudirán como azotados por un tremendo tsunami.
Un novio que tiene mucho que ocultar, incluida una sorpresa inesperada. Un traductor que no es quien dice ser, un agente comercial que esconde su ineptitud y su mediocridad bajo una fachada impecable y un motero, que resulta ser el chico con el que toda chica y su madre, sueñan ¡Vaya cuatro patas, para un banco! Y en medio de todo y todos, su nexo de unión y al mismo tiempo de conflictos, Mireya. De repente se verá inmersa en una espiral de acontecimientos, sorpresas, decisiones, confusión, sentimientos, envidias, exigencias, violencia, lágrimas y risas, que la sobrepasarán en ciertos momentos, haciéndola flaquear y dudar de sí misma y de su corazón. Una intensa semana en la que el amor, el sexo, la aventura, el drama y el peligro se conjugan magistralmente para dar forma a una historia que engancha desde la primera página.

Y como hilo de Ariadna, una boda de alto copete que llevará a la protagonista hasta el mismo centro del laberinto ¿Encontrará allí al temible minotauro? ¿A su Teseo, tal vez? ¿Cuál será esa decisión que deberá tomar y que cambiará su vida? Violeta Lago nos sumerge de lleno en la historia, a través de la sorpresa continua y mucha acción hasta el final.

Una novela romántica con tintes de misterio, plagada de momentos de humor y confusión al estilo de las comedias de situación, dónde no falta una dosis de acción ni una chispa de thirller psicológico; y todo contado de  una manera sencilla pero trepidante, en donde el descanso y la tranquilidad, no tienen cabida ni para protagonistas, ni para el lector. Violeta Lago nos transporta con su clara narrativa y sus diálogos chispeantes, a una de esas grandes historias de amor, que solo ocurrían en la pantalla de un cine.”




TÚ, MI MEJOR ELECCIÓN
Violeta Lago

Editorial Divalentis S.L
divalentis@divalentis.es

ISBN: 978-84-941735-3-0



Una Reseña de Yolanda T. Villar

©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

2 comentarios:

  1. Original y magnifica reseña, como siempre. Enhorabuena a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación y compañía.
      Un saludo

      Eliminar