martes, 30 de junio de 2020

Una Gata que se baja del Tejado, un verano sabático y una parada física que no técnica.


El Gato Trotero.


   Pues el verano ha venido y todos sabemos como ha sido. Porque se fue la primavera. Qué cosas. Y es que este año está siendo muy complicado para todos, qué seis meses tan intensos hemos vivido, todos y cada unos de nosotros. Dicen que hemos hecho Historia, que formamos parte ya de un capítulo que será parte importante en los libros, base de novelas y temas sin fin para el cine ¿Quién nos iba a decir que viviríamos una crisis médica, social, política y económica mundial de semejante  envergadura? Terrible y Tremendo. Y lo que nos queda por delante. 
   
Reseñas.
  

   Pero ahora hablaremos del gobier...¡Nooooo! del verano, que ya está bien de política. Seis meses intensos. Muy intensos. He leído mucho, muchísimo. Me reté a mí misma este año, pensando que sería el mejor de mi vida..., apuntándome a cuatro retos de Clásicos en esta Blogosfera nuestra. 41 Clásicos. Novedades y envíos de editoriales y autores. Ya sabéis como va esto. Un trabajo duro, pero alguien tiene que hacerlo ¡Y tenemos la suerte de ser nosotros, chicos! 


El Gato Trotero.


  Pero necesito un descanso. Se que todos lo necesitamos, pero como yo tengo mucho morro, me lo tomo ya y por un tiempo algo más largo de lo que suelo tomarme llegadas estas fechas. ME VOY DOS MESES   a cargar pilas, a desconectar, reconectar, disfrutar de lo disfrutable, y retomar la escritura de una novela que lleva un año abandonada y ha llegado el momento de acabarla, me apetece, lo necesito, y las musas me han visitado muy a menudo estos meses y eso hay que aprovecharlo. 
    Una paradita de nada. Dos meses pasan volando ¡Si se nos pasó volando hasta el confinamiento, imaginad de lo que somos capaces sueltos como cabras en el monte! 



El Gato Trotero.



   OS DEJO CON MI OTRA MITAD, algo os subirá de vez en cuando y se quedan programadas las últimas reseñas que he hecho y que compartiré con vosotros sabiendo que serán bien recibidas a pesar de no estar yo por aquí, ¡menudos sois, gatroteros!
  

    ¡FELIZ VERANO A TODOS, NOS VEMOS EN NADA! Disfrutad este verano. Disfrutad de la vida y de las personas. Mil besos. 

Reseñas El Gato Trotero.

domingo, 28 de junio de 2020

Un autor elevado al cubo. Manuel Llinares Morales, 3x1.

Benidorm Zombi.

Reseñas
Portada del libro.


 Por la Pelipequirroja.

   Manuel Llinares Morales es uno de nuestros escritores, ya amigo, asiduo en nuestro blog, algunos de vosotros ya lo conoceréis de verlo por nuestro peculiar Tejado; la ultima vez, el escritor de terror nos sorprendió con un cuento infantil dedicado a sus dos hijos, y vimos el corazoncito tierno tras el rostro imperturbable de este genio valenciano del terror. Ahora, elevado al cubo, os presentamos su icónica obra sobre zombis en la ciudad de Benidorm (novela anterior a los otros trabajos suyos reseñados con anterioridad aquí) y vuelve a destapar su corazón con un poemario, oscuro, eso sí, pero poesía en estado puro, salida del alma y las entrañas. 
Este chico sirve tanto para un roto como para un descosido. 

    Si algo tiene de particular este autor es que es capaz de hacer de un hecho extraordinario, algo cotidiano ¿Pues no va y nos llena Benidorm de zombies? pero no de guiris que se tambalean por las calles a causa de unas cervezas de más, Zombies  Zombies, muertos vivientes vamos, de los que muerden y te pegan lo que no está escrito. 
   Y en esta novela no solo nos trae a la puerta de casa prácticamente a estos seres, los héroes que nos salvarán de estos monstruos que otra cosa no, pero caminar les gusta y estos hasta corren que se las pelan,  no será Brad Pitt , ni Daryl Dixon, sino unos funcionarios de la Administración de la Agencia Tributaria de  Benidorm. Y es que si uno tiene la oportunidad de escribir una hecatombe zombi en Valencia ¿Porqué no ponerse de protagonista junto a tus compañeros y amigos? reconozcámoslo, el héroe de Harley y ballesta en mano no abunda en Benidorm, así que un funcionario que brega diariamente con gente de toda índole y condición, está más que preparado para sobrevivir al Apocalipsis Zombie.  
   Manuel despliega todo sus conocimientos de años de lectura y visionado de películas de muertos vivientes, imaginación y valentía, al escribir esta novela tributaria de terror y hacernos pasar un rato increíble viendo a estos seres no muertos invadir la ciudad y atacar a oriundos y turistas  como si no hubiera mañana, que de hecho, para algunos así será. 
   Manolo, auxiliar administrativo, Benjamín, Seguridad y el Mozo Emiliano, llevarán la voz cantante y la mano ejecutora entre los funcionarios que ese malogrado día 16 de agosto se hallaban trabajando en la Delegación de Hacienda, contando con la ayuda del Agente Martínez, derribado por un grupo de zombies hambrientos y rescatado por Manolo.
  Alguna que otra baja y varias espantadas entre el grupo "funcionario" , nuestros héroes logran hacerse fuertes y sobrevivir al holocausto Kikongo .
   
   Una novela que hará las delicias de los amantes de los mordedores, cargada de acción y mucho sentido del humor, y todo hay que decirlo, con varios topicazos. Y aquí, tengo que darle un tirón de orejas al autor, si si, y de los fuertes.

   ¿Que las mujeres en estas situaciones -y en general- se asustan fácilmente y solo saben chillar? ¿En serio Manuel, Really? ¿Las mujeres solo sirven en caso de holocausto zombie para entorpecer la intervención de los héroes, todos masculinos? mmmm ¿Y Michón? yo, catana en mano me río de los funcionarios de hacienda ¿Y Judith? la hija putativa de Rick Grames siendo tan solo una niña se ha cargado más zombies a la salida de Atlanta que Hacienda a autónomos ¿Y Segen, militar del ejército Israelí  en Guerra Mundíal Z? Y podría seguir así un buen rato. Manolo, que La noche  de los muertos vivientes  en la que una rubia se desmaya del susto y casi se la comen mientras se recupera del síncope sobre un sillón ¡Es del 68! que ha llovido mucho desde entonces, y a pesar de todo, ahí la tienes, chillando y desmayándose y sobreviviendo a muchos, ea. No no, machismos apocalípticos los justos, o mejor, ninguno.¿La recomiendo? por supuesto, es la leche, o la orxata con fartóns, una visión  humorística,  cercana y cotidiana del universo zombie, que admitámoslo, somos más fans de los que parece. Negan ha hecho mucho daño al imaginario erótico-apocalíptico.

   

Benidorm 091

Reseñas.
Portada del libro.
El Apocalipsis Z en Benidorm pasó -aunque yo no bajaría la guardia- ha pasado algún tiempo y la ciudad ha retomado su normalidad, toda la que una ciudad tan turística se puede permitir, y aunque ahora estamos ante  una historia diferente y no una continuación de la novela anterior, alguna referencia a los hechos ocurridos en ella sí encontraremos. De todas maneras es aconsejable leer la anterior primero, sobre todo para familiarizarse con personajes y la propia ciudad (que para los que conozcan Benidorm, situarse en ella será muy fácil dadas las explicaciones del autor).
  De nuevo, los funcionarios de La Administración de la Agencia Tributaria de Benidorm se verán envueltos en situaciones tan surrealistas como divertidas, muy Berlanguianas algunas, más  Wilderianas otras,  absolutamente histriónicas  todas. Y es que por muchos que sean los problemas y difíciles las personas con las que tratar, un Funcionario de Hacienda está preparado para todo eso y más: Un supuesto miembro de la KGB, pistola en ristre, con serios problemas con el IVA. Un chino con una maleta que parece el baúl de la Piquer o el bolsillo de Doraemon, cabe de todo, y que quiere algo que nadie sabe que es, pero que él está dispuesto a conseguir de cualquier manera.
Y un fuera de lugar absoluto cuando un padre y su hijo se encuentran en el sitio equivocado en el momento justo, un robo, un secuestro, un Comisario y un Sargento ya viejos conocidos de Manolo, el Funcionario Jones, Indiana Jones. 

    Acción, situaciones rocambolescas, personajes disparatados, funcionarios todoterreno, crítica social  y política, humor y Benidorm, de nuevo, ingredientes perfectos para una novela corta pero trepidante. Cuando la vida diaria, supera a la ficción. O al menos, podría hacerlo.


El Trovador de las sombras.


   Como os comentaba al principio de esta trirreseña, Manuel Tomás Llinares Morales nos sorprende -o no tanto, bien mirado- con un oscuro poemario, a camino entre el rap y la poesía, aunque algunos lo considerarían casi lo mismo, la misma base la tienen,  así lo veo yo.
   El libro consta  de cinco partes, cada una de ellas agrupa una serie de poesías bajo un tema común, o título principal. 
En "Otros tiempos, otros lares", encontramos 15 poesías, la primera de ellas nos deja toda una declaración de intenciones con su poesía, "El Trovador de las sombras": 

En la oscuridad de su alma,
El Trovador de las sombras
compone sus versos
desde su oscura imaginación
para esparcirlos por doquier,
sembrando palabras
que algún día serán leídas
por algún ávido lector.

    En la segunda parte, titulada "Estos tiempos, estos seres" 19 poesías cortas sobre los sentimientos y emociones de aquellos seres que viven en la oscuridad, cuyos corazones sienten aunque no latan. Destacaría mi poesía favorita: "Incluso más allá" todo un canto de amor y ternura.
   
      "En todos tiempos, siempre muertos", cinco poesías nos muestran la oscuridad de la muerte, oscuridad con pequeños destellos luminosos que nos muestran el final visto desde el principio...o viceversa. me ha gustado especialmente "Una fría noche de invierno", un largo poema sobre la vida que se da y la vida que se va. Realmente hermoso en su oscuridad. 

   "Dilemas personales, soledades íntimas" es la cuarta parte de este poemario, engloba  tres poesías que nos hablan de soledad, de memoria y desmemoria. No podría elegir entre ninguno de los tres en esta ocasión, me han parecido todos tan personales, tan íntimos...lo se, lo reza el título, pero hasta que no los lees no te das cuenta de la gran verdad de dicho enunciado. 

    "En oscuro pasado, monstruos del presente"  la última parte, una decena de oscuros, muy oscuros poemas nos esperan. Miedos, terrores ¿reales o imaginarios? acechan la mente del autor y extienden sus alas  por su alma ¿llegarán a su corazón? Me quedo sin duda con "El Cuervo", tan Poe, tan Lefanu, tan Góticamente hermoso. 

   Y acaba este poemario con un epílogo del Trovador ¿Y si todo este esfuerzo, sueños y pesadillas, nunca fueran leídas?...

   Si te gustan los relatos oscuros, de monstruos reales, propios e intrínsecos a cada uno de nosotros, si el terror interno te atemoriza más que el literario, este es tu poemario. Pequeñas grandes historias resumidas en apenas unos versos. 
Si no te gusta la poesía...ponle música y ya verás como cambias de opinión.

Manuel Tomás Llinares Morales.

©Todos los derechos reservados.

jueves, 25 de junio de 2020

Un hombre muerto de Ngaio Marsh

Un hombre muerto


Reseñas
Portada  libro


Por la Pelipequirroja.

   Ngaio Marsh fue mi escritora de cabecera en clase de inglés, desde el primer libro que leímos en clase ya fui fan incondicional de esta gran dama del misterio; incluso tras las clases, años después, siempre que quería practicar el idioma solía elegir a Ngaio, y así y todo, en idioma original, no era fácil entonces encontrar sus libros, tenía que ir a una librería en el casco antiguo y encargarlos sobre catálogo, y claro, a esperar que llegasen. Pero como me pasa con otros tantos autores anglosajones, temo perderme parte de la historia entre lineas debido al idioma, porque no nos engañemos, una cosa es leer libros escolares, folletos o guías de viajes, y otra muy distinta Literatura. Si, con mayúsculas. Siento que siempre hay giros del lenguaje, argot, frases hechas etc...que se me escapan, por mucho que estudie inglés o lea libros, la sensación de lectura incompleta me acompaña siempre. Por eso me pongo más contenta que un gatejo en una caja cuando por fin pueda leerla en castellano, y en una buena traducción y edición. Pero como pasa siempre con este tema, hay pocas de ambas, traducciones y ediciones ¿Cómo tengo que repetirlo, señores editores? ¿Es que no hemos sufrido ya bastante con este tema? yo si, sufro mucho mucho. 
   Y dónde va a parar esta lectura en concreto en inglés (mi inglés) y esta maravillosa traducción y edición, que a pesar de hacer mucho que la tengo en casa, no la había leído, siempre buscando el momento y este parecía no llegar, hasta ahora ¡Y qué momento Troteros! lo he leído hasta poniendo voces y acentos. Una que es payasa por naturaleza. 

   Un hombre muerto (1934) es una novela corta de poco más de 170 páginas,  y es que no se necesitan más cuando la narrativa y la propia historia son fabulosas, y si, ganas y predisposición por parte de una también ayudan.
   Muy de la Golden Age, la historia está construida siguiendo las directrices del movimiento literario tan en boga en su época, cosa que no puede gustarme más, ¿qué cual es? perfecto para los amantes del género y la época: una mansión, un asesinato y varios sospechosos. Ideal de la muerte, y nunca mejor dicho.  Marsh despliega desde el principio sus dotes y maestría en los diálogos y en la psicología de sus personajes, tan fluidos y nada impostados los primeros, tan chispeantes y ácidos los segundos; y es que a pesar de tratarse de una novela de misterio e intriga, el sentido del humor está muy presente en la trama, aún con la muerte de por medio. Un humor muy British, muy distinto al nuestro, pero tan mordaz que hay momentos en la novela que yo aplaudiría y todo, como si de una monologuista se tratase. 

   Nos encontramos en una Manor House  en plena campiña inglesa, bastante cerca de Londres para que a pesar de encontrarnos en el campo y la tranquilidad del mismo, la cercanía con la ciudad permita la rapidez en ciertas cuestiones, como la presencia policial una vez requerida ¿Qué sería de un asesinato en una mansión sin la presencia de un detective  haciendo todo tipo de preguntas y mirando inquisitivamente a los sospech0sos?  vamos,  British British. Aquí conocemos por primera vez a un personaje que no será la primera vez que aparezca en las historias de Ngaio: el detective Alleyn, un policía curtido que parece estar de vuelta de todo y cuyo pasado promete dar mucho juego, aunque en esta ocasión, nos quedemos con las ganas de saber más sobre tan misterioso, a la par que claro detective de Scotland Yard.

   Como suele pasar, al menos a mí me pasa, con estas novelas de tan ilustre época y autoras, el asesinato en sí y el culpable importa menos que la puesta en escena misma y las tramas que se van desarrollando al mismo tiempo, pequeñas grandes cosas que nos hacen meternos dentro de la historia a la velocidad de la luz, y empezar a dudar de todo y de todos; personajes y situaciones que te mantienen constantemente en alerta y te hacen cuestionarte tus "pronósticos" una y otra vez ¡Qué trasiego de ideas y estados emocionales! y es que hay cabida para todo, desde escarceos amorosos, secretos, rusos, juegos peligrosos, armas con estilo e historia, sentido del humor y vahídos aquí y allá, todo muy cinematográfico (Yo no he dejado de ver a Cary Grant y Mae West en plan "Lady Lou" aunque con asesinato por el medio, claro) una espiral de sorpresas y sobresaltos continuos.

   Sobre los personajes destacaría a Nigel Bathgate, periodista y podríamos decir que principal protagonista de la historia; tenemos a la moderna e inteligente  Ángela, una Penélope Glamour con automóvil incluido.  A la bella Rosamund, la gemebunda Marjorie y el insulso de su marido, Arthur Wilde, con menos sangre en las venas que las momias con las que ha tratado en alguna ocasión, pues es arqueólogo el hombre (Indiana Jones ha hecho mucho daño al imaginario colectivo, sobre todo femenino) No olvidemos a Sir Hubert Handensley, dueño de la mansión y tío de la intrépida Ángela, un ex ministro con una pasión desbordada por las armas antiguas.
   Dos rusos que no pueden ser más distintos uno del otro, o eso parece, Vassily, el mayordomo, misterioso y sospechosísimo, y Tokareff, engreído y egocéntrico elevado a la máxima potencia. 
   Y como ya nombré al principio, el inspector Alleyn que podríamos considerar junto a Nígel, protagonistas principales de la novela, y que juntos forman un buen tandem investigando. 

   Un hombre muerto de Ngaio Marsh,   nos deleita  con una trama trepidante y enigmática , con un final muy bien resuelto, unos personajes perfectamente construidos y una narrativa que nos hace sucumbir a novela y autora desde el mismo principio. Una gozada absoluta de lectura, que agradezco con reverencia incluida a la Editorial Siruela por atreverse a traducirla (aunque he descubierto un fallito, pero se puede pasar por alto) y editarla tan magníficamente; más "Siruelas" por favor.  Y sin favor, es una orden ¡Arrrrrr! 


Y con esta novela concluyo el Reto anual de Un lector Indiscreto: Nos gustan los Clásicos IV.  Ha sido un placer inmenso y una satisfacción enorme leer, reseñar y poder participar en un reto tan maravilloso. 
Gracias al anfitrión por este pequeño gran grano de arena en favor de los Clásicos.


UN HOMBRE MUERTO
Ngaio Marsh
Editorial Siruela
Adquirir la novela en Amazon
©Todos los Derechos Reservados.