jueves, 10 de mayo de 2018

TE LLEVARÉ AL CIELO de Ana Molina


Adiós, locura de mis treinta años, 
besado en julio bajo la luna llena 
al tiempo de la herida y la azucena. 
Adiós, mi venda de taparme daños. 

Adiós, mi excusa, mi desorden bello, 
mi alarma tierna, mi ignorante fruta: 
estrella transitoria que se enluta, 
esperanza de todo por mi cuello. 

Adiós, muchacho de la cita corta; 
adiós, pequeña ayuda de mi aorta, 
tristísimo juguete violentado.

Adiós, verde placer, falso delito; 
adiós, sin una queja, sin un grito. 
Adiós, mi sueño nunca abandonado.

(Adiós. Carilda Oliver)

Todos los veranos, por la Virgen de Agosto, mi abuela, mi tía y mi madre, nos llevaban a ver a unos primos hermanos suyos que eran, él, Cura y ellas dos, monjas; íbamos a un convento del que tan solo recuerdo una sala pequeña con barrotes a través de los cuales podíamos ver a las "primas" y nos hacían que nos acercáramos a darles un beso. Luego íbamos hacia la capilla en la que el "primo" daba misa. Es lo único que recuerdo de aquellas visitas, eso y unos dulces que nos daban que estaban la mar de ricos. Un año, al llegar la Virgen de agosto nos pusieron nuestra mejores galas a mi prima y a mí y nos llevaron  a ver a "los primos", pero en esta ocasión no fuimos al convento sino a una gran casa en el pueblo, la Casa de la Tía Genoveva, en la cual yo solo había estado una vez en mi vida, cuando murió no se quién y nos llevaron para que unas viejas nos dieran besos y abrazos ¡Qué miedo pasamos! pero no había vuelto desde entonces y fíjate por donde allí estaban en el patio trasero, bajo la sombra de una parra, el primo (al que había ahora que llamar Tío Pablo o Padre Pablo) y las dos primas a las que también les habían cambiado el nombre, pues ahora se llamaba Tía Delia y Tía Rosa, y encima también les habían quitado los horribles hábitos de monjas que tanto calor daban, y llevaban vestiditos de flores la mar de fresquitos ¡Qué modernas las monjitas, digo, las Tías! mi madre no estaba muy por la labor de que yo fuera con ellas, pero parece ser que las Tías se habían empeñado en verme y darme unos vestidos que habían bordado para mí, y como no quedó otro remedio, me tuvieron que llevar, muy  a pesar de mi madre y mi abuela que no dejaban de leerme la cartilla diciéndome lo de siempre: no toques nada, no pidas nada, no preguntes nada y si te preguntan tan solo di "Si gracias Tía, o no gracias Tía" sencillo, no se porqué tenían tanto miedo...tras un buen rato allí, comiendo pasteles y bebiendo limonada recién  hecha, empecé a aburrirme y entré en la sala donde estaban los mayores que en ese momento, con el tío Don Cura (se me olvidó el nombre en ese momento) clamaba al cielo mientras decía: ¡Ay señor señor, qué vergüenza, qué vergüenza! Y mi madre decía a una de las tías monjas, no se cual porque que yo  las veía iguales ¡Vosotras con la cabeza alta, si una mujer va a poder separarse de su marido, no se porqué una monja no iba a separarse de Cristo! y mi abuela decía ¡Jesús Jesús!, así que me paré en seco y muy seria, mirando a mis nuevas tías desmonjadas, antes primas monjas, dije: ¿Te vas a separar, y tú también? ¡No pasa nada! la hermana de mi amiga Amparigües está separada también, pero la que es soltera y madre en la vida y un poco pilingui no, la otra, la que estaba casada con un vago que vivía pegado a un porrón, pues esa ¿Y vosotras también vais a ser solteras y madres en la vida? pues os puede cuidar el niño la Mati, que cuida los niños de las madres descarriadas. Y mi prima, muy seria y con la boca llena de pastel añadió para más INRI de nuestras madres y abuela: ¿Es que ahora sois pilinguis? 
Para que contar como acabó todo aquello, seguro que os lo podéis imaginar, pero ¿qué culpa teníamos nosotras que nuestras tías-primas aquellas fueran dos "viva la virgen"? y esto no lo dije yo, lo dijo un hombre muy sabio, mi abuelo, cuando le conté lo que pasó en la casa grande de la Tía Geno y añadió ¡Toma ya con el clero y las familias bien!  Pues eso, que con la Iglesia hemos topado.




A menudo, los hechos reales superan los relatos de ficción. Esta historia en particular es uno de ellos. Granada, 1962. Julia Guzmán, con apenas 17 años, conoce a don Manuel, confesor de su madre y coadjutor de la Iglesia del Santo Sacrifcio. La muchacha, una joven acomplejada e ignorante, no tarda en caer en los brazos del religioso que la seduce, enamora, embaraza y promete casamiento. Paralelamente, el sacerdote intima con la esposa de un rico paciente de la Clínica donde ejerce de capellán. Don Manuel no tiene empacho en compartir lecho con ambas y dejarlas embarazadas con escasos días de diferencia. El lascivo hombre de iglesia tampoco duda en casarse con Ernestina cuando ésta enviuda, mientras Julia, ciega de amor, es sibilinamente engañada haciéndole creer que Manuel se encuentra en las Misiones. Soltera y madre de una niña, su vida se convierte en un calvario del cual no sabe cómo salir. Repudiada por su familia y por la sociedad no encuentra más opción que casarse con su jefe, un homosexual perseguido por la policía, para legalizar a su hija y darle un apellido. Pero Manuel vuelve. Incapaz de olvidarla, regresa.
¿Cómo se enfrentará Julia a este nuevo desafío? ¿Caerá de nuevo en los brazos del exreligioso? Una apasionante historia llena de emoción y ternura, también de dureza, que merecía ser contada.




Hay historias que te atraen desde antes de conocerlas, solo con ver la portada de un libro, como es este caso y aunque la sinopsis es bastante clara con lo que te vas a encontrar de primeras, no puedes ni imaginar lo que en verdad te espera entre las páginas del libro; huelga decir que casi todos conocéis  mi gusto por meterme en la vida de los demás -literariamente hablando claro- y que pocas cosas me atraen más que saber los secretillos y los trapos sucios de las familias de bien, sobre todo, aunque no le hago ascos a los chismes en general, ya seas noble o plebeyo, que un buen cotilleo relaja mucho y entretiene más. Si alguien puede pensar que 500 páginas de narrativa pueden ser muchas, os aseguro que llegarás al final de Te llevaré al cielo  en un suspiro, sin daros apenas cuenta.
No es una novela romántica a pesar de que el amor es el detonante de todo lo que sucede, el amor y el desamor, siendo este mucho más peligroso pues blande cuchillo y empuña revolver; tampoco es una novela histórica en sí misma,  a pesar de ser una trama que va desde la postguerra española hasta principios de los 2000, Te llevaré al cielo es mucho más que todo eso, es una novela de familias, de sociedad, de una época hipócrita, oscura, cargada de rencor y frustraciones, de doble moral, una novela de sentimientos y de carencia de ellos, una historia que atesora muchas historias, muchos duelos, muchos miedos, muchas acusaciones y pocos remordimientos. 
Julia, una adolescente nacida en el seno de una familia sin amor, con un padre que murió joven cansado de trabajar y luchar por una mujer que nunca sintió el más mínimo aprecio por él ni por sus hijas, y una madre a la cual las secuelas de una enfermedad de niña la dejó tullida y amargada, niña rica cuya familia venida a menos solo se preocupaba de guardar las apariencias; en este escenario llegó al mundo la pobre Julia, menos favorecida físicamente que su hermana y cuyo parecido con la familia paterna repugnaba a su madre. Si a todo esto sumamos la pocas oportunidades de una mujer en los años cuarenta y cincuenta, tanto profesionales como sociales, Julia no tenía mucho a su favor para salir adelante sin casarse con un buen partido y poco más; pero en plena adolescencia, la niña fea y flacucha, empieza a dejar ver que con los años será una joven atractiva, lo que despierta los más bajos instintos de un joven cura sin escrúpulos, mentiroso, manipulador y ciego por el poder y el dinero. Un drama lo que se le avecina a Julia, cuya hermana ya ha volado del hogar harta de soportar a una madre beata, exigente e insensible. Aquí la autora retrata a la perfección la falsa e hipócrita sociedad de postguerra, esa que ensalzaba santas y apedreaba putas, por supuesto, según sus regias e incuestionables ideas, las cual iban a misa, aunque esta fuera impartida por un pastor de ovejas tan corrupto y sátiro como la sociedad que le rezaba de rodillas y a golpe de cilicio. 
La pluma de la autora, Ana Molina, me ha cautivado por completo, me ha removido las entrañas ¿Cuántas veces hemos sentido que no nos ha dolido o atrapado lo que nos han dicho, sino como nos lo han dicho? página a página, la escritora consigue que empatices y odies a unos y otros e incluso, a un mismo personaje según avanza la novela, los va desnudando ante nuestros ojos, despojando de máscaras y disfraces y mostrándolos al lector tal y como son, con sus muchos defectos y pocas virtudes, pero reales, tangibles, tanto que es imposible pensar en todos y cada uno de ellos como personas y no como personajes, demasiado realismo, tanta visceralidad, tanta fuerza no solo sale de una pluma magistral, tiene que haber algo más detrás, algo más hondo y profundo, más palpable, tanto realismo y tanta garra...

CONCLUSIÓN: Una novela de historias amalgamadas, un mosaico de personajes y vidas que fluyen y confluyen demostrándonos que ningún tiempo pasado fue mejor pero tampoco estos avanzan que es una barbaridad, y las cosas socialmente hablando, sobre todo con lo que tiene que ver con la mujer, por desgracia no ha cambiado tanto como se esperaba; una novela de emociones y vísceras, de luchas ganadas y grandes batallas perdidas, pues mientras quede una sola persona que disculpe y calle las injusticias machistas, no solo perderemos todas las guerras,  perderemos lo más importante, la Paz. 
Una narración fluida, adictiva, desgarradora, sincera, visceral, con un final inesperado que puede que nos reconcilie momentáneamente con el mundo exterior, el que empieza en la punta de nuestra nariz. 
Enhorabuena a la autora granadina Ana Molina, ha dibujado un retrato de Dorian Grey tan feo por fuera, como por dentro, nos ha mostrado la vida real y nos ha abandonado a nuestra suerte, pero no sin dejarnos una sabia enseñanza...pero cada lector tendrá que encontrar la suya, no llevan ni nombre ni instrucciones. 


TE LLEVARÉ AL CIELO
Ana Molina

Editorial Círculo Rojo

Adquirir el libro aquí , aquí y aquí



45 comentarios:

  1. Hola guapa, me encantan tú y tus historias... vaya forma de liarla que tienes jeje... Este no me lo llevo, no me llama mucho.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero para qué me llevaban a ningún sitio? con lo bien que estaba yo jugando en la calle...jajaja. Pues te aseguro que el libro es alucinante, te quedas con la boca abierta más de una vez, pero muchas veces más.

      Un besito cielo.

      Eliminar
  2. Pues me has convencido, esta vez sí me lo apunto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo bien que te lo pasaras descubriendo secretillos, trapos sucios, madre mía lo que tienen que ocultar ciertas familias 😏😏😏

      Besitos carinyet 💋💋💋

      Eliminar
  3. Lo has contado tan bien que ahora no sé si me gustará tanto el libro. Me encanta cotillear tanto como a ti, y me gusta la atmósfera en la que creo que se desarrolla la historia aunque me da pena de Julia, la que le va a caer.
    Me lo llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentario 2. Otro par de zapatillas arruinadas. Hay que ver las hermanas de la Amparingües. Oye y el miedo que daban las viejas extrañas que dan besos que nadie ha pedido. Encima una de las de mi infancia era ciega y caminaba con los brazos estirados como un zombi, vestida de negro, tenía un ojo blanco y el pelo canoso recogido en un moño, y pelos en la barbilla que pinchaban.
      Besos

      Eliminar
    2. Sabes que los chismes es lo mío, no puedo evitarlo ¿sabes que te digo también acerca de Julia? pues que hay momentos que me desespera, la cogería del cuello y la estrangularía, fíjate, así como te lo digo 🤨 luego hay momentos que digo ¡ay la pobre! 😄

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  4. ¡Hola preciosa! La historia de tus tías monjas y el cura, me encantó :D y lo que dijo tu abuelo...genial! Con respecto al libro, la trama se ve increíble, llena de emociones y que de seguro, me engancharía...Y es cierto, los hechos reales, muchos veces superan la ficción. Siempre es lindo visitarte y encontrar tus reseñas, todas muy buenas. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! pues para mí es que era muy raro ver aquellas tías mías que primero eran monjas, luego no, luego todo eso se pasó claro, pero es que al principio era todo rarísimo y con los cuchicheos que había en los pueblos, ya sabes cómo va eso 😅 El libro es una delicia, yo me lo he pasado bomba, lo he disfrutado, lo he sufrido, me ha encantado 😍

      Besitos corazón 💋💋💋

      Eliminar
  5. hola! el dia que te leemos tenemos una sonrisa que dura hasta el otro dia, y tus lecturas, ay, ay, ay, otra mas! gracias un enorme abrazotebuho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si es que sois la alegría de la huerta! entráis aquí y llenáis todo con vuestra felicidad, con vuestro buen rollo, vuestra buena onda, sois fantásticas las dos 💃💃💃

      Besos 💋💋💋

      Eliminar
  6. Hola preciosa!

    La verdad es que se nos graban ciertos recuerdos que darían para un relato bien entretenido; son esas anécdotas que se quedan con nosotros para siempre.
    Mi abuelo siempre esta contándome la misma anécdota de una vez que fui con él (cuando tenía 4 o 5 años) a los campos sembrados de arroz en la marisma del Guadalquivir y se me encajó un pié en uno de los agujeros que hacen los cangrejos de río en los bordes de las tierras sembradas. Y ya me lo relata desde principio a fín ( y yo recuerdo perfectamente ese día :D ).
    No sé cómo he terminado contando ésto jejeje.

    El libro parece bastante interesante, guarda bastante realidad entre sus páginas (no todo el monte es orégano) y quizás haya quien lo lea y se sienta identificada por situaciones similares de aquella época. El tema del machismo es cierto que hoy en día es algo que sigue en parte "normalizado", aunque poco a poco se van consiguiendo dar pasitos de hormiga...

    Gracias por compartir otra reseña tan original y con unas pinceladas tan trascendentales.

    Besetes!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vane, preciosísima! es que eres un encanto! lo que nos cuentan los abuelos se graba a fuego, porque además, no sé si a ti te pasará pero a mí cada vez que me cuentan una misma anécdota cambia la versión, desde la primera vez que te la cuentan con el paso de los años termina siendo una cosa completamente distinta 😄 pero si se te quede en la cabeza,jajaja.
      La novela es muy buena a mí me ha encantado, me ha hecho sentir muchísimas cosas...

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  7. Hola! No conocíamos este libro pero lo que comentas nos atrae. Siempre vienen bien los secretillos y trapos sucios que comentas. Como se suele decir, el salseo jajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí hay carnaza de la buena, no sabes qué de chismes, qué de secretillos, qué de cosas hijas, qué de cosas 😹😹😹

      Besukis 💋💋💋

      Eliminar
  8. Vaya sorpresa, no la conocía. Que sea de mi tierra ya es un aliciente, pero la historia es apabullante. Tanta hipocresía junta debe ser para sobredosis. La apunto sin dudar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. España siempre ha sido un país de hipócritas, de necios, un país de mentirosos, envidiosos, siempre hemos predicado sin el ejemplo, es algo que yo creo que va innato en nosotros, puede que en otros países también ocurra pero yo hablo de nosotros que es lo que conocemos y no te creas que las cosas han cambiado tanto, cuando lees el libro y ves lo que estamos viviendo hoy en día ves que no hemos avanzado nada 🤬😠😡

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  9. La leería. Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. Apuntada me la llevo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco!! para que luego digamos que cualquier tiempo pasado fue mejor �� a mí todas estas personas con doble moral, hipócritas, cínicas, me revientan, todas esas personas que se creen por encima de todo simplemente porque tienen dinero, porque tienen posición, las detesto antes ahora y siempre.

      Besitos carinyet!

      Eliminar
  10. Hola!

    Me has dejado sorprendida con lo que has escrito y con eso de que la realidad superó a la ficción wow!
    Parece una buena historia, gracias por la recomendación

    Nos seguimos leyendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcia! muchas gracias por tus palabras el libro es muy bueno la verdad, desde un principio me quedé enamorada de él incluso antes de leerlo y una vez que lo leí, lo he puesto en la parte de la estantería de favoritos, no te digo más 😁

      Besitos guapa 💋💋💋

      Eliminar
  11. Yoli guapísima tu has sido para dar de comer aparte siempre ¿eh? jajaja madre mía que bicho has sido jajaja pero me encanta, lo que no te haya pasado a ti...
    La novela, parece dura, pero yo creo que me a mi me haría reflexionar sobre muchas cosas.
    Me la llevo!
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😄😄😄 Hola Ali! no te creas, es que antes los niños éramos así, nos espabilabamos rápido, éramos niños que siempre estábamos en la calle rodeado de muchos niños de muchas edades, porque todos jugábamos en los mismos sitios y te tenías que espabilar sí o sí, si no llego a ser así, con mis primos mayores no hubiera sobrevivido 😅😅😅.
      El libro es una pasada, a mí me ha dejado completamente convencida, fan total de libro y autora, si lo lees ya me contarás qué tal.

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  12. Sin faltar a los libros y los escritores me lo paso en grande con tus pre-reseñas. El libro no me lo llevo esta vez.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inés, ya sabes, farandulera que es una, si no da la nota...jajaja.

      Besitos carinyet.

      Eliminar
  13. Con la Iglesia hemos topado, jajaja. Muy buena anécdota. Si yo te contara... Eso de visitar a unos "primos" y unos "tíos", segundos o terceros, vete tú a saber, cuando era pequeño, qué recuerdos tan extraños.
    El libro suena muy bien, y encima es de una compañera de editorial, qué bien que lo hayas disfrutado. Este podría gustarle a Moniki.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como si mi familia cercana no fuera lo suficientemente grande, se sumaba toda esta retahíla de primos y tios, y llevaba un jaleo mental 🤪🤯😂
      El libro es muy bueno, créeme.
      Besitos carinyet 💋💋💋

      Eliminar
  14. Hola!!
    Pues tiene buena pinta, me lo llevo apuntado.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa!!

      Seguro que lo disfrutas 😋
      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  15. Hola!! Me alegro que te haya gustado tanto, tiene muy buena pinta. No lo descarto. ¡Estupenda reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!! Muchas gracias tesoro 😊

      Besitos 💋💋💋

      Eliminar
  16. Chica, me dejas con la miel en los labios... Lo indagaré, sin duda.
    Anoteisionnn.
    Besitos, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que nos gusta el anoteision a nosotras 😁😁😁😁

      Besitos corazón 💋💋💋

      Eliminar
  17. Me acabas de descubrir esta historia y no pinta mal pero ahora mismo no me veo leyendo algo tan profundo, estoy en plan romanticona empalagosa y de ahí no salgo (al menos de momento).

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego cuando nos da por leer algo...😉 a mí me pasa.

      Besitos carinyet 💋💋💋

      Eliminar
  18. La historia me ha parecido de las que me gustan, no lo conocía así que gracias por dármelo a conocer, un besote y genial entrada como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres genial, solete 😊.
      La novela es estupenda, con lo que me gustan a mí las calamidades ajenas, literariamente hablando 😅

      Besitos carinyet 💋💋💋

      Eliminar
  19. En pocas palabras, este es de esos libros que no me apetece nada leer, que si me lo cruzase no le echaría ni dos vistazos, pero que luego llegas tú y lo vendes de una manera que ya me haces dudar... eres muy mala persona jajajaja. Ains, no sé. Pues eso, que no es que me llame a gritos, pero ya se verá. A mi madre sí que le encantaría, ahora que lo pienso, le gustan mucho este tipo de historias.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre es muy sabía, un cotilleo sustancioso te alegra la vida 😆😆😆

      Besitos carinyet 💋💋💋

      Eliminar
  20. Hola!! madre mia, vaya historia. Me iba a resultar dramática e irritante a partes iguales, más que nada por no poder echarle mano al pescuezo del protagonista. Sin embargo, merece la pena ser leída y que veamos como es mucha gente sin escrúpulos y una sociedad que no nos queda tan lejana. Por otro lado, me he reido mucho con tu anécdota de las tias y el divorcio. ¡Bendita inocencia! jejejejeje Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! pues tengo que reconocer que la novela despierta lo peor de uno mismo porque yo me he pasado todas sus 400 y pico páginas pensando: a este lo mato, a esta la cojo del cuello, se va a enterar este, ya verás esta tonta...😅😅😅 así todo el rato.
      Sí hija, inocencia y la lengua muy larga 🤫

      Besitos cielo 💋💋💋

      Eliminar
  21. hola,
    me encantan tus historias personales, son geniales... lo que me he reido con tu prima jajaja
    Respecto al libro no me llama especialmente asi que lo voy a dejar pasar
    besotes

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola guapa!
    Es dos años más pequeña que yo, y entonces yo era su ejemplo a seguir, pobreta, así le ha ido en la vida...jajajaja.

    Un besito cielo.

    ResponderEliminar