lunes, 13 de marzo de 2017

Una entrega de Premios Literarios muy Falleros y una Pelipequirroja finalista



La primera vez que alguien me dijo que me presentara a un concurso de microrrelatos, me quedé con cara de tonta ¿Microrrelatos? ¿Yo? si hasta alargo las listas de la compra añadiendo frases célebres, dibujos y hasta una oda a la lenteja ¿Cómo voy a contar una historia en 100 palabras?. 
Ese alguien me aconsejó que comenzara con los Haikus -otra cosa igual, no me gustaban nada al principio- y luego pasara a escribir relatos cortos y luego comenzara a restar palabras a la historia sin que perdiera su significado y sentido general. 
Lo reconozco, me pareció una tontada. Ya había ganado varios premios de relatos y tenía una novela
en concurso ¿Para que me voy a meter en estas microtonterías? paso. Bueno, dije paso y sigo, porque ese mismo día comencé con los dichos Haikus...y terminaron gustándome una barbaridad una vez les cogí el tranquillo y comencé a leer a los mejores en el tema; y me fui a concurso con ellos, con los micro digo, los mejores del tema ni sabían que existía, aclaremos la cosa. Fui finalista, y me dije: ¡oye, pues no está tan mal esto! y ese mismo año me presenté por primera vez a la Primera Edición de Microrrelatos falleros. Y fui finalista, Al año siguiente me presenté a la segunda edición y...fui finalista. El éxito se me resistía, y es que esto de los micro era más difícil de lo que parecía y se necesitaba mucho dominio de la palabra y la narrativa. Me presenté a varios concursos más de Microrrelatos y algunas veces quedé finalista y otras, ni seleccionada, pero bueno, ahí estaba yo, dale que te pego con el micro (el de relato, no el de cantar, que con ese no es que no quedase finalista, es que directamente me tiraban del país).
Y tras un parón por motivos de salud, y pensarlo mucho pues me encontraba anquilosada tras dos años sin presentarme a concursos y sin escribir nada serio, me encontré un mail donde me recordaban  el CONCURSO DE MICRORRELATOS FALLEROS EDICIÓN VI y allá que fui, me inscribí, envié mi micro y a esperar. Una vez más no fui ganadora, pero si finalista y puedo decir con orgullo que tengo el libro que gané con mi microrrelato, el mío y el del resto de finalistas y ganadores, claro, que un libro solo para mi, como que no lo contemplaron los editores de La Rosella. Qué pena. 
Y allí estuve, en el Salón de Actos del periódico Levante-EMV  aplaudiendo a los ganadores (con esa sonrisa de ¡Cuánto me alegro! pero por dentro dices ¡Pues no es mejor que el mío! o sea, con envidia de la mala, vamos) hasta que tras los premios infantiles, los de carteles falleros y los de los tres ganadores de Microrrelatos para mayores (que no viejos, aunque por la asistencia así lo pareciera, excepto yo, lozana y pelirroja luciendo sonrisa de envidia cochina) llegó el turno del resto para la foto en grupo con nuestros libros en la mano, y los ganadores luciendo sus bonitas y grandes bolsas con sus megarregalos que a mi no me gustaban nada, y es que si esto es un concurso de micros ¿para qué mega regalos? qué incongruencia. No es incongruencia, me dijo alguien, es envidia de la mala...ea, pues si.  Pero ahí estábamos todos, libros en mano, sonrisas en boca y unas mesas llenas de aperitivos
esperando fuera ¡A la cargaaaaaa! claro, que los niños, ágiles y veloces como guepardos no nos dejaron ni las migas, bueno, mis dos acompañantes y amigas, como ya nos habíamos encontrado con situaciones similares en otros certámenes, fuimos más listas que los ganadores incluso (ganadores y menos listos que nosotras, todo sea dicho, megarregalos y micropiernas, pues fueron más lentos que caracoles) y nos hicimos con una bandeja de saladitos varios, un par de dulces y una botella de cerveza, pero como no nos gusta a ninguna, les dimos el cambiazo a unos críos que andaban distraídos en el "photocall", y nos agenciamos su Fanta de naranja, luego que sus padres ya les contaran lo malo que es el alcohol y que eso no se bebe ¡caca!
 Y ahí acabó la VI EDICIÓN DE MICRORRELATOS FALLEROS, hasta el próximo año que espero, esta vez si, hacerme con el primer premio, y por si esto lo lee algún organizador, decir que sigan dando megarregalos no sea que ahora y convencidos por mi post, los cambien y me toque, para una vez que gano, un microdiminutoregalo. Dicho queda. 

¡Ah, que se me olvidaba! solo un detalle. A la señora que empujaba a todo quisqui para subirse la primera a la tarima para la foto, que no empuje a la gente con ese ardor y entusiasmo que dejó impreso en el culo de una pobre participante que acabó en el suelo bajo el ímpetu de chupar cámara de la señora de marras;y es que estos yayos van a las entregas de premios hasta arriba de Meritene, Danacol, Actimel y Voltadol Forte en las articulaciones lo que los convierte en auténticos Robocops. Desde aquí le deseamos a la desafortunada joven que cayó bajo los efluvios de la senectud desaforada de bruces al suelo, pronta recuperación, y que si necesita una testigo para un posible juicio por daños y perjuicios, estoy a su disposición, que estos mayores se creen el Sheriff del condado ¡Manda arrugas! 

Un beso a todos, un saludo a lo Fallera Mayor y os dejo mi microrrelato por si a alguien tiene dos segundos de tiempo y quiere leerlo. Pero sin agobios, que no me entere yo que por leer mi historieta a alguien se le queman las lentejas. 






Yolanda Toledo Villar

                                 ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS                               

25 comentarios:

  1. Felicidades por llegar a finalista, pero yo creo que te merecerías ganar, me ha gustado mucho tu microrrelato :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura! Mi familia piensa lo mismo...jajaja.

      Un besito.

      Eliminar
  2. ¡Me ha encantado tu microrrelato! Yo también tengo algunos publicados en antologías :)
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tamara!! Pues ha compartirlos se ha dicho, que hay que darle al relato y microrrelato el lugar que se merecen.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Qué bonito el microrrelato... a por el premio que el año que viene te lo llevas seguro. Siempre te he dicho que me encantan tus reseñas tan poéticas...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si es que te como enterita y no dejo ni las mollitas! el próximo año, como gane, nos vamos de cena...ya voy yo a buscarte.

      Un besito.
      Yolanda

      Eliminar
  4. jajajajaj!!!!

    Yolandaaaaa..... lo que me he reído!!!
    Jo!! Pues se te da genial esto de los micro relatos... es extraño como a veces hay gente que parece conocer facetas que uno mismo ni siquiera se había planteado!!
    Bueno... y ser finalista, tantos años consecutivos, es también todo un orgullo, eh? A la próxima seguro que lo consigues!!

    PD: Soy valenciana de nacimiento, pero no he estado nunca en las fallas.

    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana Belén! Muchas gracias, pero algún día me tengo que hacer con el primer premio al fin, aunque tenga que cogerlo y salir corriendo!!
    Pues tienes que venir en Fallas, son unas fiestas preciosas pero muy ruidosas, mucho.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo y muy apropiado para las fechas en que estamos... ¡y lo que se avecina! Ese estallido final del propio narrador me ha encantado. Te merecías haber ganado el Premio y no sólo haber quedado finalista

    Genial. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Carlos! mi familia y amigos piensan lo mismo...es lo que tiene la objetividad, jajajajaja.
      Un beso.

      Yolanda.

      Eliminar
  7. Hola preciosa!
    Me encanta leer tus entradas, pues siempre consigues sacarme más de una sonrisa, siento que no ganaras, pero si que te lo mereces y bueno hoy no puse lentejas así que me dio tiempo a leerlo sin que se me pegaran jajaja. Me ha encantado! Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Violeta! muchas gracias solete. La verdad es que ser elegida entre más de 400 personas es un logro de mucho cuidado, pero hija, ya que consigo ser finalista ¿Porqué no querer ser ganadora? jajajajaja.

      Un besito, me alegro que las lentejas se salvaran de la quema.
      Yolanda.

      Eliminar
  8. Como estoy segura de que el próximo año te alzarás con el primer premio, sugiero a los organizadores que vayan ahorrando para ofrecerte un apartamento en la costa gaditana, jaja. Recuerda que la constancia hace la excelencia. Besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Hola Marina! No necesito tanto mujer, con el nuevo Seat Ibiza me conformo, y no tienen ni que envolverlo, yo soy así de sencilla...
    Eres un sol! Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Ains, que te leí cuando colgaste la entrada y no pude contestar en ese momento y luego se me ha pasado... lo que me reí leyéndote... jajaja.

    Lo de ser finalista varias veces tiene su aquel, que cuando menos te lo esperes ganarás y el subidón será antológico... jajaja. El microrrelato chulísimo, pero es que el título del microrrelato es GENIAL.

    Quien la sigue la consigue... y mientras tanto, ¡anda que no dan para echarse unas risas las galas de premios!

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola carinyet!
      Algún día, aunque sea por constancia tendrían que dármelo!!! o crear un premio especial al autor más insistente, o algo así, jajajaja.
      Si, las entregas de premios dan para mucho, el día que me ponga a contar...no paro. En una ocasión, en otros premios literarios, me dieron por finalista, luego dijeron que era un error, luego que nos daban el premio igual pero en el libro figurarían los de la segunda lista que fue la verdadera premiada, luego que subid todos a la foto...me cabreé tanto que salí disparada de allí a tomarme algo con una amiga, y a despotricar de lo ocurrido; bueno, pues salió el conseller y nos quiso invitar a tomar algo por las molestias, yo no quería que me invitase a nada, él insistía, yo me cabreaba cada vez más...un show!!! jajajajajaja.

      Un besito!!!
      Yolanda.

      Eliminar
  11. ¡Muy bueno el mircrorrelato! Me ha gustado mucho. Enhorabuena por quedar finalista :-)
    Me he reído mucho con tu entrada ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! muchas gracias!! ser finalista es todo un lujo, se presentaron más de 400, las cosas como son, pero puestos a pedir...jejejeje.

      Un besito!!!

      Eliminar
  12. ¡Hola!
    Me meo de la risa con tu entrada xDD Yo participé... ¿El año pasado? ¿El otro? No hace mucho la verdad pero no me gustaba el sistema de votación, nunca me fio de los concursos en que los ganadores los elige el público porque siempre puedes encontrarte a los influencers que spammean su relato por todas partes y tienen 29346543 puntos, si no más, así que no me parece muy justo. Me presenté esa vez, me quedé como estaba y chimpún. También recibí este año el correo recordatorio pero me lo mandaron el día de antes y así no se puede. Me ha gustado un montón tu relato, me parece super original y muy muy chulo <3 Muchísimas felicidades por mantenerte entre los finalistas en cada edición, el año que viene... ¡A por el premio gordo!
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar
  13. Hola carinyet!! Yo en esto de los certámenes me he encontrado de todo, y normalmente no me presento a nada que sea por votacion popular si puedo evitarlo, pues en uno de haikus ganó el peor y ni siquiera seguía la métrica...en fin.
    A ver si otro año nos presentamos las dos y al menos salimos en el libro!!!! Así nos conocemos al recogerlo.

    Un besito guapa!!
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  14. hola! felicidades por mil!!!!! leeremos tu relato, promesa buha, y tu entrada maravillosa y a la señora de cola gorda, que no empuje!!! que maravilloso relato, nos hiciste participes de tus nervios, risas y empujones!!!!!!!!!!!!!!saludosbuhos y de nuevo, merecidas felicitaciones!

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias chicas! Sois dos tesoretes!!

    Dos besitos!

    ResponderEliminar
  16. Tu microrrelato me ha resultado muy poético, es bonito pero creo que igual deberías guardar un pelín más las cartas bajo la manga, quizás una sorpresa final o algo, que los jurados de concurso son mucho de esas cosas aunque a mí me gusta como está. Pero me has ganado del todo con el cambiazo de la Fanta a los niños, esos pequeños monstruitos que a veces sacan el Herodes que llevamos oculto. Jajajaja, es que ha sido muy grande. Esa historia te da para otro microrrelato.
    Besos y a disfrutar de las Fallas.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Norah! Es que con los niños hemos topado, se las saben todas, así que para una vez que vamos por delante de ellos, hay que aprovecharse, jajaja.
    La experiencia me dice que el micro ganador suele ser en valenciano (siempre mando dos, uno en castellano y otro en valenciano) y segundo que suelen ser los que exalzan el espíritu valenciano o fallero (que si la mare de deu, que si el sentir faller...) y aunque para mi son los más forzados, siempre el que escribo en valenciano es de ese tipo y luego me permito uno en castellano más a mi estilo, con el que disfruto, pero está claro que al jurado le gustan más los otros, jajajaja.

    Con la abuela velociraptor-robocop, no sale un microrrelato, da para un Quijote entero...qué mujer!!
    Un besito.

    ResponderEliminar