miércoles, 1 de febrero de 2017

NUEVO AQUELARRE LITERARIO de Marieta Alonso, Liliana Delucchi, Malena Teigeiro y Cristina Vázquez



"Cuando revuelvo el brazo
no estrecho, rompo el lazo.
Ya sólo un camino breve
busco: El que de ti me lleve.
¡Con qué agua te apagaré!...
¡Con qué llama te quemaré!...
Para cortar tu nudo..., ¿qué espada?
Para talarte, ¿qué hacha afilada?
Un muro busco, un muro de granito
donde se estrelle el mar de tu infinito...
Racimo de octubre, dame un no bebido...
vino que me haga olvidar su olvido...
¡Oh lámpara, apágate si has de alumbrarlo!...
¡Rómpete, oh labio, en tierra antes que llamarlo!

He llegado hasta donde nadie pudo llegar.
Si aun vuelvo la cabeza..., ¡Dios me vuelva de sal!"

(Conjuro. Dulce María Loynaz)





"Los cuentos siempre me han acompañado desde que tengo uso de razón; es más, creo que al nacer el médico me contaba cuentos para hacerme salir del útero de mi madre, el cual me negaba a abandonar seguramente al encontrar un ambiente hostil, frío y ruidoso fuera, y el pobre hombre no tuvo más remedio que camelarme para salir al mundo. Me debió contar un cuento sobre duendes
que provenían de la ciudad del fuego, y entraban en nuestro mundo a través del calor del hogar en las casas, o posiblemente gatos con botas de siete leguas, o lo más seguro es que me narrara una fabulosa historia de un pintor que entró en su propio cuadro para captar la inmensidad de su obra y apareció años después a orillas del Sena cubierto de pintura al óleo y con la mirada perdida...bueno, lo reconozco, soy una cuentista nata. En realidad nací por cesárea y lloré tanto que sería incapaz de escuchar mis propios pensamientos de haberlos tenido ya. Pero es que los cuentos me apasionan, los relatos me embriagan y las pequeñas historias disparan mi imaginación. Por eso creo que no dejo de escribir y leer cuentos y relatos, porque han sido ellos los que han despertado mi curiosidad por leer novelas y mi osadía al escribirlas."
Así empezaba la presentación de un relato que me permitió conseguir el primer premio de un certamen literario en su primera edición, un cuento sobre una extraña mujer, una casa victoriana, muñecas de cerámica y un pisapapeles repleto de pequeñas flores...¿Cómo no amar los cuentos y relatos si me han dado muchos de los buenos momentos de mi vida? leerlos, escribirlos, compartirlos. Nuevo Aquelarre Literario  me ha hecho volar a través de sus pequeñas grandes historias y me he sentido una bruja sobre su escoba desafiando no solo la gravedad física, si no la espiritual y la emocional, siendo de nuevo libre sin convencionalismos ni trampantojos...


...Red tejida con hilos invisibles, cárcel sin carcelero y sin cadenas donde como mi pan y bebo mi agua, día por día...¡Mientras allá fuera se me abren en flor, trémulos, míos aún, todos los caminos de la tierra!...



SINOPSIS.

Cuatro formas de entender una imagen, cuatro modos de expresar un sentimiento, cuatro maneras de contar una historia con un mismo punto de partida, cuatro estilos de escritura y una misma intención: llegarnos al corazón y hacernos soñar usando la máxima de menos es más. 
Cuatro escritoras y un Destino: Nuevo Aquelarre Literario, de la web, al papel.


EL LIBRO.

Su portada lo dice todo. Un fondo azul oscuro como la noche, con una brillante luz proveniente de una maravillosa luna que ilumina el cielo de manera tenue; cuatro siluetas de brujas en sus escobas surcan el firmamento rodeadas de libros que vuelan libres como pájaros, en el centro, el título en vertical, y en el lado derecho, en tomo amarillo ambarino, los nombres de las cuatro autoras. Se respira la magia, se presiente el hechizo, palpitan los encantamientos.


LA OPINIÓN DEL GATO.

Nuevo Aquelarre Literario  nació como una revista digital que rompía moldes desde su primer número; las autoras nos hacían llegar mes a mes maravillosos y sorprendentes relatos con un punto en común entre todos ellos: una misma imagen al principio del capítulo, servía de punto de partida para que las cuatro autoras -Marieta Alonso, Liliana Delucchi, Malena Teigeiro y Cristina Vázquez- dejaran volar su imaginación y nos sorprendieran con cuatro relatos o cuentos distintos entre ellos y que sin embargo provenían de un mismo Génesis. 
Una escueta pero precisa presentación de que imagen teníamos delante, valía para situar al lector ante la inmensidad de lo que veíamos y nos preparaba para preguntarnos cómo iba a ser posible crear un relato corto pero intenso y sin
cabos sueltos sobre dicha imagen; para mi, la revista se convirtió mes a mes en motivo de alegría al recibir el enlace con el nuevo número de la misma ¿Con qué nos sorprenderían ahora estas cuatro brujas buenas? ¿Qué imagen enlazaría los relatos? ¿Cual de los cuatro relatos se llevaría esta vez "mi nota máxima"? y es que he de reconocer que gustándome todos, no podía evitar elegir uno entre el resto, el que más me había llegado, me había gustado, me había hecho reflexionar, el que releía cada vez abría la página de nuevo...y puestos a confesar, he de ser sincera al máximo: escribía mi propio relato yo también, pero esto que quede en secreto entre nosotros, ya he cubierto el cupo de hacer el ridículo este mes, y eso que acabamos de llegar a la mitad de enero y lo que queda por delante. Tener ante mi el libro que recogía esos relatos y otros más, me emocionó sobremanera, primero porque me lo hicieran llegar y segundo, porque al tenerlos delante de mi físicamente y poder leerlos, releerlos, acariciar la portada, mirar y vuelta a mirar las imágenes, los hacía más hermosos todavía, más reales, más auténticos.
Es muy difícil manejar el complicado mundo del relato corto, manejarlo y convertirlo en todo un Arte, pues todos somos capaces de contar cosas si disponemos de tiempo y espacio, palabras, palabras y más palabras para poder expresar lo que sentimos, lo que deseamos, lo que soñamos, pero hacerlo con pocas palabras y crear una pequeña historia con presentación, nudo y desenlace, sin que quede coja ni incomprensible, eso señores y señoras mías, esos son palabras si, pero de las Mayores.  
Marieta Alonso ya me había cautivado con sus obras en solitario, "¿Habla

usted cubano?" "¿Y porqué?" (reseñadas aquí en el gato) su estilo elegante y distendido, con un distinguido sentido del humor y su facilidad para recuperar la niña que fue o imaginarse la anciana que llegará a ser, y todo, con maestría y sencillez; su blog "Los cuentos de Marieta" en el cual otros autores colaboran con sus relatos e historias, es una delicia literaria y una joya en el género del relato y el cuento, cantidad y calidad de la mano. Así que tenerla de nuevo en este Gato y con otro libro de relatos, ha sido para mi una gozada absoluta. La Mater cuentista. 
No quedan a la zaga las otras tres autoras, que aunque solo conozco de sus trabajos en Nuevo Aquelarre Literario (de momento) ya se han hecho un hueco en el Universo Cuento de esta que les cuenta y recuenta.
Liliana Delucchi, como buena argentina toca tantos palos de la literatura y el arte como se le pongan por delante, y nos cautiva con historias tan sorprendentes como cotidianas, de las que nos podían pasar a cualquiera si tan solo supiéramos apreciar lo que nos rodea y distinguir paisajes de escenas. Me enloquece su prosa. 
Malena Teigeiro, una gallega en Madrid que no olvida su tierra ni desmerece la que la ha acogido; sus cuentos son delicados, casi victorianos -y a mi un cuento victoriano me tiene ganada de antemano- "decimonónicamente" actuales pues su fina y gentil pluma es atemporal, y podríamos leer sus cuentos dentro de cien años y no habrían dejado de ser modernos. Es una meiga de la palabra.
Cristina Vázquez, una psicóloga con mucho cuento, y del bueno. Su estilo limpio y conciso, sus historias, realistas y mundanas y sin embargo cuentan con ese "je ne sais pas quoi" que las torna mágicas, casi oníricas, las puedes palpar a la vez que se difuminan delante tuya como humo, como ese sueño del que acabas de despertar y si un solo pensamiento se cruza en tu mente, parecerá algo lejano, algo que te contaron hace mucho, cierras los ojos, y vuelves a tener sus cuentos vivos de nuevo. Me gusta llamarla la Seductora del grupo, porque lo hace, seduce y mucho. 

Tengo en mi poder una joya del relato y solo puedo decir que quien las conoce, queda hechizado por estas cuatro brujas literarias que han conseguido cuento a cuento, reunirnos en torno a ellas tan expectantes como fieles a sus escritos. 




 "La realidad no debe ser más que un telón de fondo"

(Óscar Wilde)








NUEVO AQUELARRE LITERARIO

Marieta Alonso, Liliana Delucchi, 
Malena Teigeiro, Cristina Vázquez

ISBN: 978-84-946226-1-8

Revista  Literaria



Imprime Ulzama Digital

Imágenes: ©Yolanda T. Villar  


Una Reseña de Yolanda T. Villar
                              
   ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

26 comentarios:

  1. Mira que me encantan tus reseñas... pero ya sabes que los relatos cortos no son lo mío.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay qué solete! A mi me encantan, son pequeñas novelas concentradas.
      Para gustos los colores!!

      Un besito, cielo!

      Eliminar
  2. Vengo de otro akelarre,jeje. Lo dejo pasar porque los relatos siempre me dejan con hambre de más. Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos dos brujas de aquelarre en aquelarre, jaja.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Somos dos brujas de aquelarre en aquelarre, jaja.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola!
    Me encanta como escribes, aunque de momento no soy de leer relatos quizá más adelante me deje hechizar por estas cuatro brujas. Gracias por la reseña, me he gustado mucho. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola carinyet!! Si te dejas hechizar por ellas aunque solo sea un poco, sucumbes seguro!!

      Un beso, guapa!

      Eliminar
  4. Este pinta muy bien, no me importaría echarle un ojo
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta, estas cuatro brujas saben como llegar al corazón...

      Besos.

      Eliminar
  5. Hola, hola!!
    Coincidimos en dos cosas: yo también nací de cesárea y me encantan los relatos/cuentos/leyendas... Además creo en la cuentoterapia... es decir, en transmitir lo que a veces no se puede explicar con palabras a según personas, como a los niños... En la antigüedad también se servían de los cuentos y leyendas para trasmitir según que conocimientos... Hasta la psicoanalista junguiana Clarisa Pinkola Estés utiliza los cuentos en sus sesiones terapéuticas para tratar trastornos... A sí que soy pro cuento/relato/leyenda totalmente!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana Belén!!
      Soy cuentoadicta total, como educadora infantil es una de las cosas que más disfruto, el momento cuento. Con los abuelos también funcionan muy bien. Estoy de acuerdo contigo, la cuentoterapia existe y funciona.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Se ve muy interesante, no conocía esta revista digital, y es algo a lo que tendré que poner remedio. Los relatos siempre me llaman la atención, y en este caso la recopilación se ve genial.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Pues te gustará, las autoras son tan distintas entre si que sus relatos son totalmente distintos a pesar de que siempre parten de una misma imagen; de verdad, son cortos pero intensos. Son preciosos, en serio.

      Un besito
      Yolanda ❤ ❤ ❤

      Eliminar
  7. ¡Hola! ¡Qué Aquelarre! jaja, la temática de brujas me gusta muchísimo. Desde hace apenas un mes me leí el último libro sobre brujas y ya quiero leer algo más. Gracias por compartirlo, me alegro que esos relatos hayan sido de tu agrado :)
    No conocía tu blog, te sigo desde ahora. Besos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Te gustarán todos los relatos, son fabulosos, estas cuatro autoras son maravillosas y tan distintas entre si que cada historia es una pequeña novela.
      Gracias por pasarte por este nuestro Tejado, eres un sol.

      Un besito!!
      Yolanda ❤ ❤ ❤

      Eliminar
  8. Tengo problemas con los relatos, aunque reconozco que he tenido algunas buenas experiencias últimamente con ellos, me cuesta animarme con su lectura.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inés!
      Yo tengo una relación especial con los relatos, cuando empecé a escribir primero en un blog y luego participando en antologías, concursos y demás, me dieron una satisfacción enorme, me permitían crear pequeñas novelas en unas páginas y darme a conocer. Creo que esa es la razón por las que les tengo mucho cariño, y claro, disfrutar con ellos es lo principal; no todos comparten este gusto, pero oye, para eso está la variedad.

      Un besito, guapa!
      Yolanda ❤❤❤

      Eliminar
  9. No soy muy de relatos, estupenda entrada !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupenda tú! nada, para gustos los colores...y los libros.

      Un besito.
      Yolanda ❤❤❤

      Eliminar
  10. hola Yola! grandiosa entrada, que no conociamos y nos encantan las propuestas nuevas, asi que las llevamos junto con la anterior con ese señor tan simpatico. esperate que te comento y comparto. besosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicas!
      Mira que me gusta veros por aquí ¡guapas! ya me diréis que os parecen si al final os decidís a leerlas.
      Un beso.
      Yolanda ❤❤❤

      Eliminar
  11. Apuntado queda, Yolanda. Me gusta un buen libro de relatos y este, por lo que nos cuentas, invita a ser leído. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco!
      Te van a gustar, si pasas por su revista digital los puedes leer esos y muchos más.

      Un besito!!
      Yolanda ❤❤❤

      Eliminar
  12. Pinta muy bien, siempre me han gustado las brujas, y el género de relatos me chifla, así que me parece una excelente combinación. Lo tendré en cuenta.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ray! Son cuatro autoras fantásticas, te encantarán.

      Un beso.
      Yolanda

      Eliminar