jueves, 6 de noviembre de 2014

ENTREVISTA CON...María José Moreno





“…Cinco días estuvo dando vueltas en la cama rechinando los dientes, con todo el cuerpo ennegrecido y los ojos herméticamente cerrados. A veces le decía a su mujer:

—¡Dame veneno para las ratas, envenéname…!

El médico ordenó ponerle cataplasmas, pero concluyó diciendo que era imprescindible operarle y que a Mijail había que llevarlo inmediatamente al hospital.

—¡Vete al demonio! ¡Moriré yo sólo…! ¡Canalla! –le espetó Mijail con voz ronca.
Cuando el médico se fue y su mujer, llorando, trataba de convencerle para que se operara, Vlásov, amenazándola con el puño cerrado, le espetó:

—¡Si me curo, las pasarás aún más canutas!

Murió por la mañana, justo cuando la sirena tocaba para el trabajo. Yació en el ataúd con la boca abierta y las cejas fruncidas por la ira. Le enterraron su mujer, su hijo, su perro, un borracho y viejo ladrón, Danila Vesóvschikov, expulsado de la fábrica, y algunos pobres más del barrio. Su esposa lloró en silencio, aunque no demasiado; Pável, en cambio, no soltó una lágrima. Los vecinos que se topaban en la calle con el féretro se detenían y, persignándose, se decían los unos a los otros:

—Pelagia estará la mar de contenta de que se haya muerto…

Algunos corregían:

—De que haya estirado la pata, querrás decir…

Cuando cubrieron de tierra el ataúd, la gente abandonó el cementerio, pero el perro se quedó allí y, echado sobre la tierra removida, estuvo largo tiempo olfateando la tumba sin emitir un gruñido…”



( Fragmento de La Madre, Maksim Gorki)







GATO TROTERO: Enhorabuena por esta novela María José. Hay muchas razones por las cuales una autora debe sentirse orgullosa de su obra, como una madre  por su hijo, aunque esta misma razón muchas veces es un arma de doble filo ¿Dónde queda la objetividad para reconocer que tal vez, “el hijo” no es como una esperaba que fuera? amor incondicional a parte, por supuesto, no siempre las expectativas se cumplen. Como lectora tengo que decirle que ese orgullo estaría más que justificado, pues cumple con uno de los objetivos principales cuando una novela se publica: que llegue al público y se quede con él. Como escritora y “madre de la criatura” ¿Está cumpliendo las expectativas que imaginó para ella? ¿Cambiaría algo si pudiera, ahora que la observa ya crecida?

MARÍA JOSÉ MORENO: Bajo los Tilos ha superado todas mis expectativas. Cuando la escribí lo hice pensando en un certamen de novela corta, de ahí su número de páginas, y sobre una idea que llevaba fraguando en mi mente desde hacia tiempo: el desconocimiento de las personas que tenemos a nuestro lado. Entonces no sabía que existía Amazon y que ahí encontraría el éxito con esta “pequeña gran novela” como la han llamado en el último comentario que ha subido un lector a Amazon.
Respecto a si cambiaría algo he de decirte que ya ha cambiado y mucho en la versión revisada que salió en el formato de papel en enero de este año.  Esta novela revisada tiene la impronta de los comentarios que me iban haciendo los lectores, del paso del tiempo, de la reflexión de su  autora sobre lo que escribió... todo ello ha contribuido a que ahora esté mucho más redonda. De todas maneras es cierto que a veces he lamentado escribir esta novela cuando era una principiante en este ámbito de la escritura, de haberla escrito ahora, con lo que he aprendido en los últimos cinco años creo que hubiera escrito una novela más rica en todos los aspectos.

Seguro que se lo han preguntado más veces, pero ¿Cómo llega una psiquiatra a convertirse en escritora de ficción? Una podría pensar que tal vez hubiera sido más fácil escribir un ensayo o publicar en revistas de psiquiatría… pero usted no lo ha hecho como lectora me alegro muchísimo de que haya sido así, la verdad− y se ha adentrado en el mundo de la novela. Personalmente pienso que eso le da ventaja a la hora de crear personajes y dotarlos de carácter y vida, adentrarse en la psiqué humana y lograr que esos personajes de ficción nos recuerden a personas reales ¿Qué ha supuesto para usted su profesión a la hora de escribir, es cierto que sí hay ventaja o por el contrario ha supuesto todo un hándicap?

Yo comencé, precisamente, escribiendo ensayo, capítulos de libros y artículos de revista de mi especialidad. Luego las circunstancias me ofrecieron la posibilidad de convertir un sueño en realidad: escribir una novela. Desde ese momento me picó el gusanillos de la escritura y en ello continúo. Como es inevitable mi manera de ser, mi profesión, mi vida en general y por supuesto mis vivencias se dejan ver en mis novelas. A todos nos ocurre. Por mucho que disfracemos a nuestros personajes o los lugares algo nuestro dejamos en esas páginas escritas. Mi profesión me ha hecho conocedora de lo mejor y de lo peor del ser humano y eso es una fuente a la que puedo acudir cuando diseño las tramas y los personajes de mis novelas. Para mí es una gran ventaja y un baúl de ideas.

BAJO LOS TILOS es una novela camaleón, si me permite tan rara acepción, pero así la veo yo. Le explico. Cuando vi por primera vez la portada y por supuesto, leí el título, lo primero que pensé fue ¡Una novela romántica! y no me equivoqué, romanticismo hay a raudales, pero no de ese edulcorado y previsible final desde la primera palabra. No, romanticismo soñador, sentimental , triste en muchas ocasiones, nostálgico y sobre todo, absoluto, ese que no flota en el aire pero está arraigado en el corazón. Pero entonces, la realidad se impone a esos sueños románticos y la novela, sin esfuerzo aparente alguno, se viste de costumbrismo y se hace palpable, se nos ofrece dura y tierna, como la vida misma. Y no acaba allí, esta  revoltosa novela se cambia de traje de nuevo y se nos presenta intrigante, oscura, misteriosa, casi negra. Una perfecta y maravillosa novela camaleón. ¿Se le ha ido la pinza a esta lletraferida lectora? ¿Es más sencilla la explicación? ¿No fue algo premeditado, surgió así sin más o hay un estudiado trabajo detrás de esta conjunción de estilos?

Cuando he leído tu visión de novela camaleón me he quedado con la boca abierta. Me gusta, es original y tal como lo explicas entiendo que es cierto, pero tengo que confesar que mis lectores me superáis en creatividad. Cuando leía y leo las reseñas del libro pienso que algo se me ha pasado por alto porque sois capaces de ver mucho más allá de mi idea original. Yo quería escribir algo entretenido, pienso que la novela debe de entretener para el resto ya tenemos el ensayo, pero debía de ser una trama con la que el lector se identificara fácilmente.  Por eso me decidí por este tema con el que yo trato casi a diario en la consulta.  Allí soy capaz de ver la auténtica verdad de las personas que sin embargo se le esconde a sus más allegados.  El desarrollo y la manera de narrarlo fue un acierto a mi entender, de esa manera era más fácil comprender y empatizar con María y vivir con ella los momentos de los hallazgos y sus propias crisis.

Nos encontramos en su novela, María José, una delicada historia –a la par que hermosísima− sobre las relaciones intergeneracionales, relaciones entre padres e hijos que al mismo tiempo que parecen ser atemporales, nos ofrecen cambios significativos según pasan los años. La dureza y oscurantismo que prevaleció entre padres e hijos generación tras generación  durante siglos, haciendo a los primeros inaccesibles y desconocidos para los segundos, empieza a cambiar en nuestros días, no sin esfuerzo y educación, cambio en la educación  mejor dicho. Usted es madre, esposa, profesional, pero también hija, por supuesto ¿Qué diferencias ve entre las relaciones padres e hijos entre su generación y la de sus hijos? ¿Y como profesional, María José, ve esos cambios, existen de verdad, son lentos pero seguros?

Pues si te soy sincera creo que ese oscurantismo sigue y seguirá por el simple hecho de que todos necesitamos una parcela que sea solo nuestra, en la que se encuentran nuestros deseos más insospechados y nuestros fantasías más desiderativas. Quien diga lo contrario miente, siempre nos reservamos algo para nosotros mismos. Con esa premisa he de decir que existen cambios en las relaciones entre padres e hijos, unos para mejor y otros para peor. El oscurantismo del que hablas, el autoritarismo del ordeno y mando, la prepotencia  ha dado paso a todo lo contrario donde se establecen unas relaciones entre iguales; en consulta escucho mucho decir a las madres que ellas más que madres son amigas de sus hijos y ahí tenemos un problemas porque una madre nunca puede ser una amiga porque entonces comienza a fallar el respeto tan importante para la maduración y el crecimiento personal del hijo. Debes de hablar más con tu hijo, escucharle, apoyarle, enseñarle a crecer, a que se haga independiente (esto es fundamental)… pero sin perder tu autoridad, desde tu posición de madre o padre, si te rebajas a su nivel te tratarán como uno más de ellos y eso no es bueno para ninguno de los dos. Como en muchos ámbitos nos hemos ido al otro extremo, espero que con el tiempo lleguemos al tan deseado término medio.

 La historia de Elena, es la historia de otras muchas mujeres de su época y su edad. Mujeres sin libertad, sin decisión propia, sometidas a padres autoritarios y maridos exigentes. Pero también a la sociedad en general, hombres y mujeres, ambos, todos ellos absorbidos por un pasado que “pesa” demasiado, una falsa moral y unas tradiciones crueles. ¿Esto es ya un pasado reciente, o por desgracia en nuestra sociedad avanzamos y retrocedemos casi a partes iguales? He visto a niñas muy jóvenes verse sometidas a sus novios y padres que siguen pensando que “ciertas deshonras” deben ser escondidas y remediadas por la vía rápida, caiga quien caiga y dejando sentimientos a parte…

No solo no forma parte del pasado sino que como dices encuestas recientes muestran cifras escalofriantes de chicas jóvenes que prefieren verse sometidas en sus relaciones de pareja.  Creo que en esto tiene mucha culpa la visión adolescente que se tiene del sometimiento y que pongo en relacionado con el crecimiento de novelas basadas en el sometimiento sexual.  En mi adolescencia y juventud, las mujeres queríamos ser iguales al hombre tener los mismos ámbitos profesionales y acceder a los mismos puestos de trabajo. Nuestro “príncipe azul” era todo aquel que compartiese nuestros intereses y aspiraciones, con el que formábamos una pareja de igual a igual. Ahora se ha cambiado por completo. Las chicas no quieren estudiar (en una gran mayoría) y cuando les pregunto qué piensan hacer con su vida me responden que buscar a un hombre que las mantenga. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, ¿cómo hemos retrocedido tanto y adónde nos llevará esta nueva visión de ser mujer por la propia mujer?

Antes me he referido a su novela como “camaleónica”, y adentrándome en su andadura literaria me encuentro con esa misma facilidad para el cambio, lo que algunos críticos llaman autora todoterreno. Comenzó con relato corto, y sorprendió como finalista de un prestigioso certamen, con una novela cargada de humor, Vida y milagros de un ex, y un nuevo giro literario con La caricia de Tánatos, en la que la parte más cruel e irracional del ser humano golpea a sus protagonistas. Todas ellas tienen algo en común. El Destino y los recovecos del mismo.  ¿Cómo se ve a sí misma volviendo la vista atrás, se decantaría por un estilo u otro? ¿Y de cara al futuro, María José, sigue viéndose moviéndose por diferentes géneros, no le teme a nada o simplemente no existen las categorías a la hora de contar historias?

Hasta ahora me he sentido muy cómoda escribiendo en cualquiera de estos géneros. En realidad escribo lo que me apetece en cada momento. Después de finalizar en agosto el thriller psicológico que estaba escribiendo me apeteció continuar la nueva aventura de Baldomero Puerto, el protagonista de la novela de humor Vida y milagros de un ex, que es una auténtica locura y que yo misma me río mientras la escribo. Ahora ya me estoy documentando para la próxima novela intimista que esta vez va a tener muchos tintes históricos, con distintas familias, amores... y al mismo tiempo estoy lanzando el cuento infantil ilustrado “Pepe pepino”. El niño que vino del cielo” y que me tiene muy ilusionada porque quiero que salga en español, en inglés y en italiano y además le voy a hacer un blog para que los niños puedan conocer más aspectos de Pepe pepino... Como verás lo que quiero es divertirme y disfrutar con lo que hago es la única manera de poder seguir en este difícil mundo literario.

Novela escrita y Formato digital. ¿Una desbancará a la otra irremediablemente? ¿Seguirán conviviendo como hasta ahora? un autor me decía hace poco que “por desgracia” debía publicar en formato digital de momento dadas las pocas oportunidades de poder hacerlo en papel. ¿Qué piensa usted de esa categórica “por desgracia”? ¿Gustan más los autores de publicar en papel? ¿Se publica digitalmente hasta que surge la oportunidad de hacerlo  de manera tradicional? Yo solo puedo decir, que el olor y el tacto de los libros, no tienen parangón…no me gustaría perder nunca esa sensación y posibilidad. Pero el mercado manda, y los gustos y la economía, no digamos.

Yo publiqué en digital porque no tuve otra opción. Y debo reconocer que gracias a ello llegué al papel. Creo que en el fondo a todos nos gusta mucho más de los que confesamos el papel; de hecho la mayoría de los autores que publican en digital con Amazon luego hacen su formato de papel en Create Space.
Yo tuve mucho éxito en digital y algo menos en papel, aunque se esté vendiendo bien, pero cuando tuve mi novela en papel entre mis manos la sensación fue indescriptible y verla en las librerías físicas es un gustazo.
Yo creo que digital y papel van a seguir conviviendo y utilizaremos uno u otro en función de si estamos en casa o vamos de viajes, el precio...etc.

Usted, como muchos autores en este país –y fuera no digamos− cuentan con un blog que supuso en un inicio una puerta abierta al lector y a otros autores, de los que aprender e incluso de los que no repetir errores, seamos claros, que cada maestrillo tiene su librillo. Estoy convencida de que un blog literario ayuda a darse a conocer, pero también da tablas, ayuda a perfeccionarse y a poder enmendar errores. Una vez conseguido ver el trabajo publicado ¿En qué lugar queda ese blog que nos ha visto nacer y crecer? ¿Cambia de cometido o sigue siendo el mismo de siempre pero visto con otros ojos? Blog, edición digital, publicación en papel, ¿es este un sota, caballo y rey obligatorio?

Yo creé mi blog con la intención de darme a conocer una vez que ya había escrito mi primera novela, La caricia de Tánatos; sin embargo tuve la buena fortuna de dar con un grupo de blogs que se dedicaban a escribir relatos cortos. Sobre un mismo tema se publicaba el sábado en nuestros blogs un relato corto que recibía las visitas y comentarios del resto del grupo, eran “los sábados literarios de Mercedes”. A mí me sirvió para perder la vergüenza, porque tenía una novela escrita y me daba reparo que me leyeran y para aprender de lo que me comentaban. Con esos relatos cortos me fui soltando y creando (hacer relatos cortos es mucho más complicado que una novela, aunque no lo parezca), hasta el punto que muchas de mis ideas para novelas salen de ellos. Luego ese grupo se rompió y se formó uno nuevo que publica los jueves y que nos llamamos a nosotros mismos “jueveros”. Mi blog se nutre de estos relatos cortos y de mis post de opinión, no lo he abandonado sino que ya tiene más de quinientos seguidores y más de 275000 visitas. Para mí representa mis inicios y a eso nunca voy a renunciar; de hecho preferiría renunciar a las redes sociales que a mi blog.

Hablando de blogs. Son muchos los que encontramos en la red, dedicados a la crítica y reseña literaria, tantos y tan dispares como uno pueda llegar a imaginar. Sin embargo, en ocasiones, muchos de ellos se erigen en juez absoluto sobre la obra de los demás; no dejan de ser estas críticas más que opiniones personales sobre el libro elegido, sin tener muchas veces en cuenta otros factores más que la sensación que nos ha producido la lectura en ese momento y lugar. Sea consciente o inconscientemente, unas palabras dichas de una manera u de otra, pueden afectar mucho tanto a autores como a otros lectores que se ven influenciados por estas opiniones sin dar opción alguna al libro en cuestión ¿Qué opina al respecto, hay blogs que toman demasiado poder, o tienen el poder que uno les concede sin más? ¿Le preocupa lo que cualquiera, capacitado o no, tan solo con ganas de leer, pueda llegar a decir sobre su trabajo sin medir las consecuencias? En una red social hace dos días alguien comentó en una página de un conocido autor, que si de él dependiera (el crítico) no hubiera llegado ni a vender un libro…uf.

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Cuando yo publiqué en Amazon y me hice de Facebook no sabía que había blogs de reseñas, de hecho me enteré cuando comencé a leer las primeras que hicieron de Bajo los Tilos. Desde el año 2012 hasta ahora cada vez tienen más poder porque además las editoriales cuentan con ellos para promocionar sus novelas. Como en todos los ámbitos hay blogs y blogs y personas de todos tipos, ni más ni menos. Yo he tenido mucha suerte de encontrar en estos blogs gente fenomenal que incluso me aconseja y a los que acudo para pedir opinión. Considero que la labor que hacen los blogs por los autores noveles es muy importante sobre todo si las reseñas son justificadas porque aprendes de ellas.

¿Con que sueña María José Moreno cuando piensa en su futuro como escritora? ¿Y cuál sería su peor pesadilla? y me arriesgo a preguntárselo a pesar de que mi madre decía que jamás se debe decir en voz alta aquello que nos atemoriza, por si se hace realidad…

Mi sueño es continuar escribiendo y me gustaría llegar a hacerlo muy bien para ofrecer un producto de gran calidad a mis lectores que ya son incondicionales y que pueda atraer a más. Mi pesadilla nada tiene que ver con la escritura, prefiero reservármela.

Seguimos soñando ¿Qué espera del futuro, conseguiremos superar los traumas y errores de generaciones pasadas? ¿Será la mujer, un día, un ser libre y sin remordimientos por serlo?

Como no tengo una bola mágica no puedo avanzar demasiado en el futuro. Espero que todo vaya a mejor aunque con el presente que tenemos es más un deseo que un futurible. La mujer ya tiene su lugar, lo que hay que pedir es que no llegue a perderlo.

En este Gato, nos gusta mucho trotar ¿A que nunca lo hubiera imaginado? (risas) ¿Le gusta viajar, María José? ¿Son los viajes una buena  musa para un escritor? ¿Sin conocer otras culturas y formas de pensar, se puede escribir igual sobre ellas? ¿Hay que ver para creer, dicho de otra forma?

Me gusta viajar unas veces lo hago por trabajo y otras por placer, pero en la actualidad no necesita uno salir de su casa para inspirarse; gracias  a internet te puedes empapar de culturas pasadas y de lugares remotos; en esto tenemos mucha suerte los escritores actuales. Yo por ejemplo llevo todo el fin de semana en el Nueva York de los años treinta junto a los obreros que construían rascacielos. 

Y sintiéndolo mucho, ha llegado el momento de despedirnos, guardémonos alguna sorpresa para la próxima vez, pero antes de decirnos hasta luego ¿Nos va a sorprender pronto con un nuevo trabajo, María José? ¿Se puede saber algo, sin desvelar demasiado?

Mi siguiente trabajo terminado está en una editorial para su valoración, así que lo mejor es cruzar los dedos. Los otros están en fase de escritura uno y de recogida de documentación, otro. Como te decía antes creo que lo primero que verá la luz será en cuento infantil de Pepe pepino.

Muchas gracias por su tiempo y por darnos momentos tan maravillosos leyendo su novela, sus novelas, por supuesto. Un placer haber podido disfrutar de usted y su trabajo. Hasta pronto, espero. Y que siga cosechando tantos éxitos como hasta ahora.

Gracias  a ti por esta inteligente y diferente entrevista. Espero haber respondido a tus expectativas. Un abrazo




Una entrevista de Yolanda T. Villar


©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

5 comentarios:

  1. ¿Quien me iba a decir que algunas de estar respuestas tendrían que ver con recientes hechos publicados en los periódicos? Me refiero a la encuesta realizada en Andalucía en jóvenes en la que tanto ellas como ellos dicen que el sitio de la mujer es su casa con los niños. ;-)

    ResponderEliminar
  2. Es terrible que los jóvenes de hoy en día retrocedan décadas con respecto a los de nuestra generación y alguna anterior. Sin ir más lejos, cerca de casa tengo un instituto, y es atroz, atroz, lo que las chicas dicen sobre sí mismas y su relación con los chicos...terrible.

    Un abrazo y espero que aún reaccionen a tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Una novela entrañable, una escritora fabulosa y una gata muy talentosa. Enhorabuena, un trabajo de gran calidad por ambas partes.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, es una gran recompensa saber que nuestro trabajo os llega.

      Eliminar