jueves, 11 de septiembre de 2014

ENTREVISTA CON...Ana Belén Rodríguez Patiño




“¿Por qué vivo en la colina verde-jade?
Río y no respondo. Mi corazón sereno:
Flor de durazno que arrastra la corriente.
No el mundo de los hombres,
bajo otro cielo vivo, en otra tierra.”

(Pregunta y Respuesta, de LI PO)


GATO TROTERO: Tengo que darle la enhorabuena por su novela, Ana Belén, es un placer para los sentidos leerla; está magníficamente escrita, la narración es impecable, atrayente, casi hipnótica si me lo permite, tanto por los personajes como por la trama. Los primeros están perfectamente definidos, tanto, que a una le parece que sean personas reales, de carne y hueso, que en cualquier momento te los vas a encontrar por la calle y entablar conversación con ellos. Se saborea la comida, se huele el té, se palpan las localizaciones, se visualiza cada lugar, cada calle, cada rincón por dónde se mueven, se sienten las emociones y los miedos de sus personajes; y como le decía, la trama engancha desde el párrafo uno, tras esto hay un duro trabajo de estudio, recopilación, y por supuesto, de mucha pasión por su trabajo Ana Belén. ¿Cómo nació Donde acaban los mapas, fue un parto largo, duro, o el dolor no tiene memoria cuando la criatura ya está en sus brazos?

ANA BELÉN R: Muchas gracias por tus palabras, Yolanda. Me alegra ver que te ha gustado, de verdad. Gracias de nuevo. Contestando a tu pregunta, te diré que fue un parto delicioso y deseado. La novela nació a partir de un relato corto. Le conté el argumento a una amiga y ella me dijo que de ahí podía salir una buena novela. Después, y durante semanas, desarrollé personajes, tramas, nuevas historias paralelas…
Disfruté mucho escribiendo todos los días, creando argumentos, los giros, los personajes, documentándome… Tardé dos años, pero con intervalos, ya que dejé el manuscrito reposar, tuvo varias etapas de correcciones, etc. Y una vez que la criatura ve la luz, eres las escritora más feliz del mundo.

La protagonista, Alicia Aliorte, una joven llena de inquietudes y bastante inquieta busca su lugar en el mundo donde ser feliz, o tal vez busque un mundo donde no sea necesario quedarse en un lugar para serlo. Cádiz, Londres, Viena, Gales, China ¿Qué le une a  cada uno de estos lugares y que sean ellos los elegidos para recrear la historia? Una conquense criada en Madrid elije Cádiz como lugar natal para su protagonista…

Las mujeres gaditanas son muy valientes y desenvueltas, y en ocasiones tienen que echarse a sus familias a la espalda para salir adelante. Esto concordaba perfectamente con el carácter de la protagonista. Alicia es una mujer a la que no le da miedo empezar de nuevo una y otra vez, un personaje lanzado, que arriesga y no teme involucrarse en situaciones conflictivas o conocer gente misteriosa. Por otro lado, Cádiz es una ciudad que me gusta mucho, así que también es un pequeño homenaje a esa tierra. Respecto al resto, están escogidas por mero gusto personal. Me encantan los libros “viajeros”, que hablan de muchos lugares. Como anécdota, sí te diré que escogí Viena por mi madre, ya que era su ciudad preferida. 

China nos resulta a todos un país enigmático, lejano, de costumbres arcaicas, personas cerradas y herméticas a todo lo extranjero, personas unidas a sus tradiciones casi genéticamente. Usted nos la presenta como un gran y desconocido gigante que alberga en su interior un corazoncito que late, siente y padece, a través de Jing Tao y su historia historias, si me lo permite nos acerca ese gran misterio asiático y nos demuestra que no somos tan diferentes unos de otros, aunque sean miles de kilómetros y milenios de tradición los que nos separen ¿Qué la enamoró  de este gran país? ¿Cuándo se sintió atrapada en ese misterio que siempre ha envuelto a su cultura? yo confieso que Mao y sus ideas, en época de instituto y universidad nos atraparon a todos.

Mao es un personaje histórico ambiguo, con muchas luces y sombras. Si bien sacó a muchas zonas de China de la Edad Media en la que se encontraba a principios del siglo XX, lo hizo a un coste altísimo. Más o menos predicaba aquello de “el fin justifica los medios”. Mi novela no es histórica ni un ensayo, aunque existe una crítica manifiesta.  Quería trazar a partir de ello un escenario muy marcado para encuadrar a los personajes. Toda la cultura china es fascinante, pero su Historia sigue siendo una gran desconocida.

Un país con un largo historial a sus espaldas de guerras, injusticias, asesinatos impunes, dolor, adoctrinamiento, de repente quiere pedir perdón y restablecer la memoria histórica sin trampa ni cartón, sin añadidos ni falsedades. Una piensa que naturalmente esto solo pasa en la ficción, pero al mismo tiempo no puede evitar soñar con que esta idea un día sea un hecho ¿Se imagina que eso pasara en España, dónde las consecuencias, secuelas e injusticias de aquella barbaridad llamada Guerra Civil, aún colean y parece que tanto gobierno como la mayor parte de la sociedad pretenden que se olvide de una vez por todas, sin pedir perdón ni aclarar ciertos hechos?

Nuestra guerra aún está demasiado reciente para que el dolor se supere por completo. Dentro de unas cuantas generaciones, seguro que sí. Ochenta años no es nada para una fractura tan grande. Pero ahora todavía todos tenemos un pariente que murió fusilado o en el frente, o que sufrió el hambre o la represión, y eso se arrastra en el seno familiar durante toda la vida. En mi novela hablo de una posibilidad que es ficción y que veo muy difícil que se produzca en la actualidad. Los gobiernos nos lavan sus trapos sucios en público ni suelen hacerlo internacionalmente.

Historiadora y guionista, escritora. Tres conceptos que son una auténtica bomba de relojería una vez unidos para expresar y dar a conocer tantas y tantas cosas que han quedado en el olvido colectivo, en la memoria de un pasado que pocos quieren recordar ¿Es usted consciente del poder y la responsabilidad que tiene entre sus manos, Ana Belén? yo la admiro enormemente, una de mis pasiones son esas historias no contadas oficialmente sobre la Guerra Civil y sobre todo en mi tierra, la suya, Cuenca, historias que mis abuelos me contaban desde pequeña y hasta hace muy poco, con el fallecimiento del último, no dejaban de sorprenderme y maravillarme ¡Que poco nos han contado y cuantas cosas morirán con los pocos que quedan ya de entonces! ¿Este tema representa para usted también una pasión, Ana, o más bien es una curiosidad histórica? Sus libros sobre el tema hablan de que hay apasionamiento más allá de la mera “profesionalidad” de una historiadora.

He dedicado quince años a estudiar la Guerra Civil, y tengo hechas más de 200 entrevistas a gente que vivió la guerra, de un modo u otro, para mi tesis doctoral, trabajos para la Junta de Castilla-La Mancha, ayuntamientos, patronatos y documentales. La guerra en mi ciudad encerraba muchos mitos que yo había escuchado de niña. Era como un fantasma que infundía terror. Cuando crecí y supe que era una de las pocas ciudades que aún no tenía estudiada esta época, me decidí  abordarla. Fue muy complicado por la dispersión y escasez de documentación. Tardé nueve años en concluirla y hoy sigue siendo uno de los libros más vendidos en las librerías de Cuenca, además de pedirse desde otras ciudades españolas o del extranjero. En mi caso, estudiar la guerra supuso una mezcla de pasión, curiosidad por desentrañar misterios y una evidente vocación de historiadora. 

Relatos, poesía, novela, libros especializados, teatro  ¿En qué registro se encuentra más cómoda Ana Belén, o la comodidad  en sí es el poder moverse por todos ellos, sin etiquetarse ni ponerse límites?

Me han gustado todos en su momento. Poesía hace muchos años que no escribo, aunque en mi prosa está muy, muy presente. He desarrollado pocos relatos, aunque no me fue mal y me premiaron varios. El mundo del teatro es muy duro y es el único al que seguro que no voy a volver, y colaboraciones en libros ya no hago: ni cuentos, ni artículos… Me quitan el tiempo que quiero dedicar a lo único que ahora, y en los próximos años, me interesa: escribir novela. Soy historiadora de vocación, y durante muchos años he disfrutado de ese trabajo, pero la investigación histórica la traslado ahora a la ficción. Lo bueno de la novela es que te permite muchas licencias y eso es también muy divertido.

No sé si la pondré en algún  aprieto o tal vez desvele algún secreto, no sé, pero tengo una curiosidad ¿Y una película sobre su libro? ¿Un salto detrás de la gran pantalla para seguir contando historias poco corrientes de personas aparentemente muy normales? Del corto al largo ¿Hay un trecho, Ana Belén?

Pues qué te voy a decir, que me encantaría verla en pantalla grande. Tengo muy clara mi novela en imágenes, la veo una y otra vez como en una película. ¡Directores del mundo… llamadme! En cuanto a poderla dirigir yo, también lo he pensado e incluso comencé el guión hace más de un año, pero las localizaciones y viajes lo hacen costoso si no se tiene una buena producción detrás. Pero no desespero. Sé que la historia gustaría mucho en cine o en serie de televisión.

Un sueño, una idea, un horizonte no tan lejano, o tal vez una meta a conseguir.

Tengo ideas para escribir durante años, así que espero seguir narrando historias que emocionen a los lectores. Ahora estoy con mi segundo libro, pero tengo ideas ya para el tercero. ¿Mi sueño? Lo estoy cumpliendo: escribir y leer durante la mayor parte del día. Y una meta: ver mis novelas en otros idiomas y plasmadas en televisión o en cine. Espero conseguirlo.

 Una pesadilla, un temor, un agujero negro en el que no desearía caer ni ver caer a los demás.
Siempre se tiene miedo a las dificultades económicas. Sé bien lo que es eso y no me gustaría ver en ellas ni a mi peor enemigo.

Y por último Ana Belén ¿Cabe un gato avispado y blanquinegro en alguna de esas historias que aún están por contar? (risas)

En mi próxima novela salen gatos en varias escenas. No tienen protagonismo, pero están como homenaje al mundo felino, jejejeje…

Gracias por todo Ana Belén, ha sido un placer inmenso leerla, disfrutarla, conocerla y sobre todo aprender a su lado. Le deseo siga cosechando muchos éxitos con su novela  “Donde acaban los mapas”  y mucha suerte, o mucha mierda, para la próxima novela,  que espero que no tarde mucho en publicar.
Gracias por su tiempo
            
Gracias a ti por esta estupenda entrevista y por tus bonitas palabras.




“Nubes —tinta que borra a medias las colinas.
Lluvia blanca —el granizo rebota en la cubierta.
Un ventarrón terrestre barre con todo y se va.
Al pie de la torre el agua se ha vuelto cielo.”
 
(Tinta Derramada, SU TUNG-P’O)



UNA ENTREVISTA DE Yolanda T. Villar


©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

8 comentarios:

  1. De nuevo me ha encantado leeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Leer y escribir es nuestra pasión y es lo que queremos compartir con todos vosotros.

      Eliminar
  2. Una entrevista vibrante, una autora a descubrir, unas andanzas las de El Gato Trotero que nos hacen soñar a los lectores con ese mundo mejor que todos llevamos dentro y no sabemos sacar.
    Con mi enhorabuena, Yolanda T. Villar, he de expresar toda la simpatía que ha despertado en mí Ana Belén Rodríguez Patiño al calificarse como "lectora y escritora", algo magnífico y poco usual que, además de la espléndida reseña que nos dejas de "Donde acaban los mapas", incita a leer sin demora sus trabajos literarios.
    Mucho éxito para la escritora y felicidades a la entrevistadora que una vez más supera las expectativas de quienes seguimos sus pisadas.
    P.D.: Precioso el fondo gatuno del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida trotera Vicenta, muchas gracias una vez más por visitar este callejón nuestro en el cual hay sitio para todo aquel que como bien dice Ana Belén y recalcas tú, sea Lector y Escritor. O una de ambas, que mira que es difícil encontrar las dos en una sola persona.
      Ha sido un placer inmenso leer su novela, no solo se disfruta, si no que se aprende y sobre todo, se respeta aquello que no conocemos y que en un principio nos causa rechazo.

      Hemos dejado nuestras huellas por el callejón, para que no se pierdan los amigos y los desconocidos sepan que vienen a buen lugar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias a El Gato Trotero por esta cariñosa entrevista y sus acertadas preguntas. Ha sido todo un placer tratar con vosotros. Mil gracias y nos seguimos leyendo, por supuesto.
    Sabéis que me tenéis en facebook para lo que queráis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, en primer lugar por hacer que el lector se sumerja en una lectura maravillosa, y seguidamente, doblemente gracias por tu colaboración y compartir con nosotros un trozo de tí y una buena parte de tu tiempo.

      ¡Un abrazo Ana Belén!

      Eliminar
  4. Leo las cariñosas palabras de aureavicenta y de nuevo de mi querido Gato y no puedo por menos que emocionarme. Y en efecto, desde mi punto de vista es imposible escribir algo medianamente aceptable sin tener toda una vida de lecturas detrás. M esiento honrada por haber despertado vuestro cariño. En mi blog y, sobre todo, en mi facebook y twiter, me tenéis para lo que queráis y podáis seguir mis próximas obras. Para mí, lo más importante es el contacto con los lectores, y estos me han demostrado siempre su afecto en las presentaciones y Ferias del Libro a las que he acudido. Espero veros pronto en ellas y conoceros personalmente. Un beso

    https://www.facebook.com/#!/ABRodriguez70
    https://twitter.com/ABRodriguez1970

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas que más apreciamos los que conformamos este blog, es precisamente el poder tratar con los autores que leemos y compartimos con el resto de lectores. Leer es maravilloso, pero conocer quien está detrás de todas esas historias y descubrir que es tan lector como el resto, nos hace apreciar más si cabe su trabajo. Y disfrutar doblemente del suyo y del nuestro.

      Un placer Ana, seguimos colaborando.

      Eliminar